Check the new version here

Popular channels

Huelga en Neuralsoft: primera medida gremial IT en Rosario



Nuevo conflicto, misma historia: reclamos de empleados elevados a la gerencia de una empresa que no da respuestas y se transforma en un conflicto gremial. Seguidamente al petitorio de la Unión Informática y numerosas reuniones llevadas a cabo por la comisión interna de delegados con Gustavo Viceconti, CEO de Neuralsoft, la carencia de un acuerdo que garantice mejoras salariales deriva en una huelga informática que es la primera en su tipo en la Ciudad de Rosario.

El caso Neuralsoft más allá de sus particularidades responde al mismo patrón que signó 2014 en términos de la velocidad con que fue dándose en diversas empresas el proceso de sindicalización y consecución de las ansiadas mejoras de salarios y condiciones de trabajo. Puede inferirse que el fenómeno comenzó en la emblemática Tata Consultancy Services, pero lo importante es la resultante de la sumatoria de una crisis salarial en el sector IT sin precedentes y con años de atraso en la recomposición del poder adquisitivo, junto a un “rompimiento del hielo” en la postura casi estática del público informático. En resumen, como se ha remarcado infinidad de veces, los plazos entre el momento cero, es decir, el nombramiento de los delegados, y la huelga es cada vez más corto.

En resumidas líneas, y para no exceder en detalles la serie de acontecimientos que marca la sucesión de hechos en Neuralsoft (que pueden apreciarse en las publicaciones de actualidad gremial), básicamente se trató de lo mismo que en los precedentes conflictos gremiales de este año: una situación insostenible para los informáticos sumado a episodios de acoso y maltrato, el nombramiento de delegados normalizadores que toman la iniciativa de cambiar el tablero de juego en su lugar de trabajo, la presentación de petitorios y el reclamo de espacios de diálogo que no existen. Siempre resulta llamativa la infantil actitud de pretender que lo que no se quiere ver y se niega, no existe. Conforme las dirigencias empresariales malgastan tiempo y dinero en costosos estudios de abogados que le den la razón al dueño de la compañía, en la cotidianeidad del trabajo tanto el malhumor social de los empleados como la organización gremial de los mismos avanza sin esperar a nadie. Es importantísimo recordar, sobretodo a los puristas del prejucio ‘sindicalismo = conflictividad’, que previo a toda medida de fuerza preexiste del lado de la Unión Informática varios llamados al diálogo para lograr un acuerdo marco que nivele los salarios, mejore el pasar de los trabajadores y cree las condiciones para llevar año a año un seguimiento de la evolución de los salarios en función de la inflación.


Responsable: Gustavo Viceconti, CEO de Neuralsoft, además de pretender ningunear a los delegados y la representatividad de la Unión Informática como sindicato elegido por los empleados de la empresa para ejercer la representatividad, niega también el acuerdo y las mejoras pendientes para varios sectores de la empresa.

Sería hipócrita e incluso falaz no reconocer que se han registrado algunas mejoras en virtud de la gestión de la comisión interna de delegados de la Unión Informática. Sin embargo, a la fecha restan otras mejoras sustanciales, como las que se exigen para el sector de Servicios Profesionales (ver nota ‘Neuralsoft: actualidad gremial y reafirmación del petitorio de la Unión Informática’). En definitiva, persisten aún cuestiones a mejorar de las cuales, más allá del eco que tanto los delegados como los empleados en general hayan hecho, encuentran la laxitud y burocracia del CEO de la compañía, Gustavo Viceconti, quien además de una innegable habilidad para dilatar los tiempos, cree tener la potestad de negar a sus empleados el derecho de afiliarse a la organización gremial propia de la actividad informática.

A propósito de ello, además de las diferentes instancias en que se puso en perspectiva el petitorio unificado de la Unión Informática, sumado a los intentos de acercamiento tanto del Secretario General de la Unión Informática, Pablo Luciano Dorín (quien en una ocasión, habiendo sido citado a la oficina de Neuralsoft en Rosario, luego le fue negada la reunión), como del vocal responsable de la comisión interna de delegados, David Pedernera, Gustavo Viceconti divulgó “no estar en conocimiento del petitorio en cuestión” en numerosas oportunidades. Visto y considerando que la situación no sólo había llegado a una fase de estancamiento, sino que además se topaba con la mofa de un irresponsable Viceconti que en vez de poner paños fríos a la situación, fogonea inverosímiles cuestiones de encuadramiento sindical que le pasan muy de lejos. En motivo de ello, el pasado lunes 29 de septiembre la comisión de delegados y la Delegación Regional Rosario de la Unión Informática convocaron a una asamblea abierta para los empleados de Neuralsoft, quienes votaron ir a la huelga en vistas de conseguir el tan postergado acuerdo.

Teniendo mayoría que habilite la iniciativa de una medida de fuerza, desde el sindicato se determinó para hoy 8 de octubre una huelga informática en Neuralsoft Rosario, convocándose también a sumarse empleados en las ciudades de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Por supuesto que en los días entre la asamblea y la huelga no faltaron los detalles cómicos, con el del lunes último donde un victimizado Viceconti reunió a varios empleados informándoles en forma socarrona que “desconocía por qué se llamaba a huelga” e insistiendo que “desconocía la existencia del petitorio”, amén de que poco después algunos gerentes de diferentes áreas de Neuralsoft notificaron por correo electrónico que en los días venideros se realizarían reuniones con empleados “para tratar temas varios sumados a los puntos del petitorio”. ¿No era que se desconocía la existencia del petitorio?.

Pese a los embates y la obvia trampa de falsa psicología inversa apoyada en las palabras del CEO de Neuralsoft que rezaban ‘hagan la huelga si quieren, están en su derecho’, donde se evidencia la intención de sembrar la duda y el temor entre los presentes, la huelga se lleva a cabo en el marco de un reclamo que se acentúa sin pausa: acuerdos salariales que garanticen año a año la recomposición salarial ante la creciente inflación.

Para la Ciudad de Rosario, la presente medida de fuerza de carácter informático representa un hito dado que es la primera vez que se lleva a cabo una movilización de esta naturaleza en esta ciudad. Y al igual que ya pasó en ciudades como Mar del Plata y Comodoro Rivadavia, la tendencia llega para quedarse. La huelga transcurre en paralelo a la de NCR que tiene como epicentro la Ciudad de Buenos Aires. La misma, por tiempo indeterminado, será hasta tanto no haya una respuesta coherente de parte de Neuralsoft tendiente a un acuerdo de partes.

Quienes deseen ponerse en contacto con la comisión interna de delegados pueden hacerlo a través de [email protected]
0
0
0
0No comments yet