Popular channels

Humo en la Boca(no hablo de bianchi)

Cómo soplar humo desde tu boca sin usar un cigarrillo

Un truco divertido que puedes probar ahora mismo para sorprender a tus amigos requiere únicamente de tu boca, presión o saliva. Usando la técnica adecuada puedes convertir en vapor la saliva en tu boca y hacer que parezca que estuvieras fumando cuando, en realidad, no es así. Todo el mundo puede hacerlo. Ve al primer paso para obtener más información.


1
No respires. El truco es relativamente sencillo y rápido de aprender, pero la parte más importante que debes mantener en mente es que no debes respirar por tu nariz o boca mientras lo llevas a cabo. Solo llevará uno o dos segundos, por lo que no será necesario que contengas la respiración durante demasiado rato.

2
Cierra tu boca o tápala con tu mano. Intenta crear un "sellado" con tus labios y puño, o con la palma de tu mano.

3
Chasquea tu lengua con fuerza contra el paladar. Sin respirar, crea una succión chasqueando tu lengua contra tu paladar varias veces, 5 como mínimo y 10 como máximo. Hazlo hasta que notes el aumento de humedad en tu boca.

Como alternativa, algunas personas creen que es más fácil "soplar" tensando los músculos de la garganta y mejillas como si soplaran con fuerza pero sin hacerlo realmente. Esto creará una presión similar a la del chasquido pero sin tener que mover tu lengua en exceso. Es difícil hacer esto sin respirar, por lo que es algo más complicado. Practica un poco y comprueba qué método funciona mejor en tu caso.

4
Abre tu boca. Cuando notes la presión en tus mejillas, suelta lentamente el aire a presión por tu boca. Parecerá humo, pero en realidad es saliva vaporizada. Con esto conseguirás impresionar a tus amigos haciéndoles creer que estás fumando sin fumar realmente.

5
Sigue practicando. Si tienes problemas para conseguir hacer el truco con éxito, probablemente estés respirando o no produzcas la cantidad necesaria de saliva al chasquear la lengua. Presta especial atención a tu respiración y cierra bien la boca para que no entre ni salga nada de aire. Si aún así no consigues que funcione, prueba a chasquear tu lengua más veces y con más fuerza para crear el vapor. Verás como lo consigues.

Consejos


Tu boca debe estar bien humidificada en su interior (mucha saliva).
Cuanto más fuerte chasquees la lengua mejor será el resultado.
Si ya dominas el truco, pon tu cabeza como si miraras hacia el cielo. Hazlo únicamente cuando hayas realizado todos los pasos previos a excepción del de soplar. Soplar con tu cabeza hacia arriba hará que el humo cree un efecto genial.
No soples rápido cuando dejes salir el aire; haz como si estuvieras echando aire caliente. Es más fácil simplemente abrir la boca y dejar que el aire salga por sí solo.
Recuerda no crear demasiada presión en tu boca porque puede provocar dolor tanto de cabeza como en la propia boca.
0
0
0
0No comments yet