Info

ideas para el éxito




¿Qué tienen en común Bill Gates, Ted Turner, Debbie Fields, Ray Kroc, Steve Jobs y Mary Kay Asch? Todos ellos son empresarios. Todos han arriesgado capital en negocios que —al menos en su momento— eran discutibles, y tuvieron un éxito que superó ampliamente todas sus expectativas Quizá no entre en sus planes jugarse el todo por el todo con una idea revolucionaria pero sin duda querrá que su liderazgo se caracterice por el mismo espíritu empresarial y la misma energía puesta de manifiesto por esos héroes del mundo de los negocios.

1. Busque Oportunidades


Utilice sus momentos de calma mental y física para ponderar nuevas maneras de aprovechar la competencia especial o la pericia que posee su empresa y sus particulares habilidades personales Pregúntese: “¿Por qué no?” y “¿Qué pasaría si…?


2. Aprenda a ver ganancias donde otros sólo ven pérdidas.


Considere cada situación adversa como una oportunidad para ganar (la realidad indica que esto es así). Cualquier modificación del statu quo, ya sea Positiva o negativa, brinda siempre la oportunidad de obtener mejores resultados Por ejemplo, perder a su más valioso asistente le podría dar la oportunidad de reorganizar a fondo su equipo de trabajo.


3. Considere los fracasos como un aprendizaje.


Los grandes pensadores consideran que los fracasos son lecciones que deben celebrarse y no errores que hay que llorar, Debbie Fields, de Mrs. Field’s Cookies dice que las dos lecciones más importantes que ha aprendido en su vida empresarial son: nunca abandonar y nunca repetir un mismo error.


4. Supere sus errores.


Un verdadero empresario sufre el dolor de sus errores sólo una vez. Reconoce que un criterio equivoca es una oportunidad de aprendizaje no una situación que se sufre. No tiene tiempo para preocuparse por el ayer. Nunca considera que un error es algo inherente a su Personalidad sino algo relacionado con su desempeño en una situación particular, bajo determinadas circunstancias Se obliga a que, la próxima vez, cambiará su desempeño, la situación o las circunstancias.

5. Mantenga la mente abierta.


Nunca se sabe de dónde puede surgir la próxima idea que de origen a un nuevo emprendimiento. A no ser que mantenga abiertos los ojos, los oídos y su mente, corre peligro ele no ver, oír o darse cuenta de que la oportunidad está llamando a su puerta. La próxima vez que esté por decir “Esto ya lo hemos intentado antes” o “Esto no va a funcionar’, muérdase la lengua. Diga, en cambio: “Cuénteme más sobre su idea”, o: “Pruebe esa idea por un tiempo y manténgame informado”.


6. Incremente su tolerancia al riesgo.


Un empresario es una persona que asume riesgos. Los gestores ele grandes logros, muchas veces tuvieron que hipotecar su casa, cobrar su póliza de seguro o, incluso, renunciar a muy bien pagos para realizar un proyecto que ellos creían que los llevaría al exilo. Es probable que no sea necesario implementar acciones tan dramáticas en su vida para que usted pueda concretar lluevas oportunidades, pero esté preparado para correr riesgos lodo el tiempo. Que tenga que confiar en alguien en forma absoluta, derivar fondos de una operación rentable, y basta poner en juego su reputación.


7. Sueñe.


En cierta oportunidad, Walt Disney dijo: “Si puede soñarlo, puede hacerlo”, Cuando vio por primera vez el predio sobre el cual construiría Disneylandia, en su imaginación veía los rostros sonrientes de los padres, oía la risa de los niños y sentía el olor ele las palomitas de maíz, ¿Cual es su sueño? ¿Cuál es su forma, sus colores, su sonido, su aroma, e incluso su sabor?


8. Comparta su sueño.


En algún momento tendrá que involucrar a otros en su “proyecto audaz y alocado” (es así como muchos, sin duda, lo definirán). Estos “otros” podrán ser inversores propietarios, superiores, pares, colaboradores o clientes. Manténgase lo suficientemente calmo como para planificar con claridad cómo hará para entusiasman a “ellos” con su sueño.

A continuación, compártalo. Descríbaselo para que lo puedan ver en formas, colores, aromas y sensaciones tan vívidos como los que usted percibe.


9. Sea optimista.


Una cosa que tienen en común todos los empresarios antes nombrados es que creyeron en ellos mismos desde el principio y nunca perdieron esa confianza. Las personas negativas, excesivamente preocupadas y pesimistas, rara vez lideran cambios.


10. Amplíe sus conocimientos


Frecuente personas creativas capacitadas e inspiradoras También aquellas a quienes les gusta hablar de ideas. Formule muchas preguntas, lea con voracidad, amplíe su educación formal, asista a seminarios escuche audiocasetes cuando viaje en su automóvil, aproveche al máximo sus viajes y reflexione con regularidad sobre todo lo aprendido.


11. Aumente su creatividad


Piense como un niño. Juegue con las ideas y experimente con nuevas actitudes. Formule preguntas que nunca nadie haya planteado con anterioridad. Crea firmemente en que siempre hay una forma distinta y mejor de hacer las cosas. Sueñe con sus tareas actuales; busque nuevas relaciones en ellas. Haga algo por el simple placer de hacerlo.