Check the new version here

Popular channels

Impresiones de World of Warships

Una de las compañías que más crecimiento ha visto en los últimos años es Wargaming, editora y desarrolladora especializada en los free-to-play que, como publicábamos recientemente, ya tiene más de 100 millones de usuarios registrados entre sus diferentes títulos de acción bélica online World of. Ahora, tras combatir por tierra y aire, los chicos de Wargaming se preparan para lanzarse al agua con World of Warships, un título que no alterará demasiado la fórmula pero que ofrecerá sus particularidades.






World of Warships es un juego que se centra en las batallas navales, y en el que podremos navegar y combatir con multitud de navíos de principios del siglo XX. El juego se centra en competir contra otros jugadores a través de internet, cumpliendo diferentes desafíos mientras intentamos salir con vida de cada encuentro, y llevarnos con nosotros todas las que podamos, preferiblemente colaborando con nuestro equipo, maximizando así nuestras posibilidades de alzarnos con la victoria.
Lo primero que sorprende cuando se prueba World of Warships, sobre todo si no se ha probado antes ningún juego de la saga, es lo increíblemente accesible que resulta. Apenas necesitamos unas teclas de movimiento, otras de cambiar de arma y el ratón para apuntar, y ya prácticamente tenemos todo lo necesario para jugar. Obviamente, dominar el juego requiere más profundidad, pero el primer paso ya se siente accesible.
En World of Warships controlamos nuestro barco desde la tercera persona, aunque pasamos a primera cuando queremos apuntar. La idea, en muy resumidas cuentas, es apuntar a los navíos rivales, que normalmente están a una distancia prudencial –las batallas no suelen darse en cercanía, aunque son posibles– y acertar. Tenemos que medir la distancia, la parábola que realizará la munición –hay de varios tipos, cada una con un efecto y utilidad– y la velocidad y dirección del barco rival para acertar, algo que nos llevará algún tiempo.

Aunque tal y como indicábamos hay multitud de opciones a la hora de seleccionar la nave, cada una está orientada a una situación u otra y a un jugador u otro. Cada una tiene sus pros y sus contras, y sobre todo si jugamos con amigos y nos organizamos, podemos usarlos como si fuesen "clases" para cumplir cada uno una función. Por ejemplo, un portaaviones será más lento, pero podrá sumar más ataques aéreos; un barco rápido de crucero es ideal para el reconocimiento; las naves de combate tienen un mayor poder destructivo… y así, pues os podéis ir imaginando.
Otro elemento clave del juego son los escenarios, basados en localizaciones reales y que son tan importantes como los propios barcos. Será necesario conocerse los mapas para aprovechar su distribución y geografía en nuestro favor; aunque no os dejéis intimidar por esto. Hemos señalado anteriormente que World of Warships es muy accesible, por lo que durante las primeras partidas podréis iros familiarizando con todos los diferentes aspectos del juego sin miedo.
Como algunos sabréis, el juego se mostró en el pasado E3, y desde entonces Wargaming ha estado puliendo diferentes aspectos basándose en las opiniones recibidas por parte de los jugadores. Por una parte, la cámara se ha acercado a la nave, haciendo que la vista sea más espectacular y más cercana a la acción. También se ha "cerrado" más la acción, haciendo que sea más intensa y directa, a pesar de que la jugabilidad ya es bastante más rápida que la de World of Tanks. Entre otras mejoras, también tenemos un mejor del barco y un mejor sistema de daños para que los impactos se reflejen con más realismo en pantalla.
Hablando de los gráficos, el juego luce bastante bien para ser un título gratuito y en desarrollo. En Wargaming nos contaban que cada nave lleva hasta seis meses de trabajo, y que en cada una se utilizan unos 15.000 polígonos para diseñar cada modelo. Este tipo de juegos está concebido para funcionar en multitud de ordenadores, por lo que no llega a impactar, pero sí es cierto que cumple con creces su propósito, y que deja algunas estampas bastante interesantes.


Una nueva y acertada adición al universo de Wargaming
Abríamos este artículo diciendo que Wargaming no deja de crecer, y con este nuevo producto bien puede atraer a más usuarios todavía. En la compañía saben cómo monetizar un free-to-play haciendo que sea divertido y justos para todos, y esperamos que World of Warships no sea una excepción. Como es habitual, podemos jugar con la cuenta de cualquiera de los otros juegos de Wargaming y aprovechar las ventajas que tengamos, o simplemente, unificar todo.
Pero centrándonos en el juego para concluir, World of Warships nos parece un producto muy acertado dentro de la propuesta, sencillo y accesible para los novatos, pero con mucho por delante que dominar. No creemos que sea un juego que vaya a reconvertirte al género free-to-play, pero el primer contacto con él nos ha parecido divertido y accesible, y estamos convencidos de que tendrá un lugar en el ordenador de muchos aficionados a los que les atraiga su propuesta.



0
0
0
0No comments yet