Check the new version here

Popular channels

Inflacion : exhibirán los precios en etiquetas electrónicas

A partir de setiembre, Walmart colocará en sus sucursales de Mendoza etiquetas electrónicas en las góndolas. En la Dirección de Defensa del Consumidor, recordaron que el precio ofrecido se debe respetar y recomendaron a los consumidores prestar atención para que no surjan diferencias entre lo ofertado en los estantes y lo cobrado en las cajas.



Se trata de pequeños dispositivos digitalizados del mismo alto del borde del estante de la góndola y de unos siete centímetros de largo capaces de ofrecer el precio y algunas características básicas del producto, como por ejemplo el precio por unidad y por valor de referencia (kilo o litro, según el caso). “Es un sistema que tiene como ventajas principales un ahorro considerable en papel, pegamento y cenefas, entre otros, porque pueden ser reutilizadas asignándoles un nuevo producto. El sistema le brinda al cliente una mayor claridad, permitiendo identificar el precio y el producto de manera rápida y ágil”, argumentó Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales de la cadena.

Tal como sucede hoy en día, la etiqueta se ubicará debajo del producto, y tendrá su nombre y descripción “para evitar confusiones”, aunque no tendrá una foto ilustrativa, según acotó el directivo. La compañía ya ha instalado los dispositivos en distintos puntos del país y espera hacer lo mismo en 2015 en las 48 tiendas de formato Changomás que la empresa opera en todo el país.

Dudas


En épocas como esta, en la cual la inflación está a la orden día y los precios se actualizan con una rapidez inusitada, el sistema genera ciertos resquemores entre los consumidores.

Pongamos por caso que un cliente toma una lata de tomates que ve a $5,25, pero al momento de pasar por la caja, figura a $5,80. El consumidor insiste en que la vio al precio más bajo pero, al constatar de nuevo en la góndola, la etiqueta electrónica ya dice que está a $5,80. ¿Qué resguardo tiene?

“La etiqueta se encuentra directamente vinculada al sistema de forma inalámbrica. Un punto central de este sistema es que evita que se registren diferencias entre las etiquetas en las góndolas y el cobro en la línea de caja, un tema clave que evita el enojo de clientes y los reclamos subsecuentes. Los precios se actualizan en el sistema una vez finalizado el día. Por eso, es importante destacar que no se realizan cambios en el curso del día, sino al cierre de la tienda”, advirtió Carboni.

Derecho adquirido


Consultado por UNO, Sergio Rocamora, director de Defensa del Consumidor, recordó: “El precio publicado es el precio ofertado. Esto no quiere decir que esté de oferta, sino que es el precio de ofrecimiento al público. Si un supermercado difunde en los medios, a través de folletos o inserts, o en las etiquetas electrónicas determinados productos a determinado valor, debe respetarlos mientras dure la vigencia de la oferta”.

El funcionario opinó, además, que la incorporación de tecnología digital a las góndolas tiene sus pro y sus contra. “La desventaja es que el supermercado rápidamente puede actualizar precios, pero la ventaja es algo que siempre les reclamamos, que es que el consumidor tenga información clara y transparente”.

Y agregó: “Lamentablemente, los consumidores estamos acostumbrados a encontrar diferencias entre lo que vimos en la góndola y lo que nos quieren cobrar al pasar por la caja. Hoy nadie puede creer que se trate de un problema de sistema. Por eso hay que estar atentos porque el precio publicado es el precio contratado”.

¿Qué dice la ley?


La Ley Nº24.240 de Defensa del Consumidor establece:

Información. El artículo 4 dice: “El proveedor está obligado a suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee y las condiciones de su comercialización. La información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada con claridad necesaria que permita su comprensión”.

Oferta. El artículo 7 dice: “La oferta dirigida a consumidores potenciales indeterminados, obliga a quien la emite durante el tiempo en que se realice, debiendo contener la fecha precisa de comienzo y de finalización, así como también sus modalidades, condiciones o limitaciones”.

Efectos de la publicidad. El artículo 8 dice: “Las precisiones formuladas en la publicidad o en anuncios, prospectos, circulares u otros medios de difusión obligan al oferente y se tienen por incluidas en el contrato con el consumidor”.
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New