Check the new version here

Popular channels

Ingenioso:Funcionarios entregan subsidios a sus empresas.



En una nueva exhibición de ingenio e impunidad, combol letal para la imagen de esta administración, se descubrió que los funcionarios del Ministerio de Industria que deciden otorgar y pagar en efectivo subsidios millonarios por la fabricación de bienes de capital son, al mismo tiempo, los dueños de un conglomerado de empresas destinatarias de esos fondos.

Es decir, están ubicados a ambos lados del mostrador. Así lo demuestran documentos comerciales, copias de expedientes administrativos, registros informáticos y memorándum internos que LA NACION cotejó durante los últimos meses.



Estos son los responsables.

La operatoria supone una incompatibilidad con el ejercicio de la función pública de parte de los involucrados, todos ellos asesores o agentes vinculados con la cartera que conduce Débora Giorgi y, al mismo tiempo, en algunos casos, profesores o autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Es el costado más oscuro del régimen de reintegros a la producción

Son reintegros de 14% en las ventas de lo que fabrican las empresas. Obtenerlos implica un simple trámite: se debe hacer un pedidoen la Secretaría de Industria y cumplir con mínimos requisitos (como mantener el personal y no tener deudas con la AFIP). Después de seis meses las compañías reciben los bonos.

Esta bueno no?

La red de compañías que se deslizan, en silencio, apenas por debajo de la vista de Débora Giorgi parece poco menos que infinita. Por ejemplo Indelu SA, que se dedica a "la compra, venta, importación, exportación, fabricación, industrialización, reparación, armado, pintado, teñido de todo tipo de muebles", y también figura inscripta en Argentina Compra.

A esta altura, los directivos de Indelu deberían ya resultar viejos conocidos: quien preside la sociedad es María José Pellegrini, casada con Sergio Gastón Ricardo, accionista al igual que su marido y Favaratto..

Todos funcionarios del Gobierno.

Genios!!
0
0
0
1
0No comments yet