Check the new version here

Popular channels

Inmigración neerlandesa en Argentina

La inmigración neerlandesa u holandesa en Argentina ha sido una de las tantas corrientes migratorias provenientes de Europa en aquel país, aunque no ha sido tan numerosa como en otros casos (no llegó a significar un 1% del total de la migración recibida). Argentina recibió a importantes contingentes de holandeses a partir del año 1825. La comunidad más grande se encuentra en la ciudad de Tres Arroyos en el sur de la provincia de Buenos Aires. El "grueso" de inmigrantes llegados ocurrió entre 1880 y 1900. En total, los neerlandeses provenientes directamente de los Países Bajos, hasta mediados de siglo XX, no superaron las 20.000 personas.

Inmigrantes neerlandeses de Argentina (ca. 1950)


Otros nombres:Holandeses en Argentina, Frisones en Argentina
Regiones de origen
Idiomas;español rioplatense, neerlandés, frisón, plautdietsch, alemán
Religiones;predomina el Cristianismo

Asentamientos y comunidades activas

1.ºTres Arroyos, provincia de Buenos Aires
2.ºResto de uenos Aires y Ciudad de Buenos Aires

Historia
En 1871 el gobierno argentino abrió sus oficinas de migración en Antwerp, Bélgica y comienzaron a reclutar los primeros holandeses, belgas y franceses para poblar el país. Sin embargo, la migración masiva ocurrió en 1888. Se estima que entre 1846 y 1932 emigraron de Europa unos 224.000 holandeses, de los cuales 8000 vinieron a Sudamérica. Entre los que eligieron éste como último destino, se localizaron principalmente en Argentina, Brasil y Chile. La migración a la Argentina se dio de una manera desorganizada. Se estima también que parte de los neerlandeses regresaron a su patria.
Parte de los llegados eran hombres de negocios, diplomáticos, ingenieros y arquitectos. También llegaron agricultores y jornaleros, que se dirigieron hacia Tres Arroyos, la provincia de Santa Fe, Chaco, Entre Ríos, 9 de Julio, Mendoza, etc. Otros se asentaron en los partidos de La Boca y Barracas, Quilmes o Avellaneda.

Muchos de los inmigrantes agricultores y ganaderos procedían de la zona de Frisia y hablaban el frysk o frisón, y también el dialecto neerlandés septentrional bastante diferente entonces del holandés). Una segunda inmigración tuvo lugar hacia 1924. La última, mucho más pequeña, llegó a principios de los años 1950. La mayoría de estos neerlandeses-frisones se estableció inicialmente en el sur de la provincia de Buenos Aires, especialmente en la zona de Tres Arroyos, Quequén, Necochea. Grupos mucho menores se establecieron en Mar del Plata, Bahía Blanca, Tartagal, Guaminí, Salliqueló, San Martín de los Andes y Comodoro Rivadavia.
0
0
0
0No comments yet