Popular channels

Innovaciones tecnológicas para el agua potable

Innovaciones tecnológicas para la luchar contra la falta de agua potable


Membranas de desalinización, nanoestructuras y rayos ultrvioletas aplicados a la trata de aguas contaminadas son algunas de las nuevas tecnologías que permitirían un mayor acceso de la población mundial al agua potable.







La necesidad de este preciado elemento es acuciante, actualmente, un tercio de la humanidad (2.000 millones de seres humanos) siguen viviendo sin acceso a un agua de calidad ni a simples letrinas y se espera que este número aumente en los próximos años, debido a la doble presión del recalentamiento climático y a la demanda exponencial de la población mundial.

La producción de agua potable utiliza actualmente técnicas que consumen mucha energía, recurre a agentes químicos que a su vez se revelan tóxicos o exigen empresas colosales tanto en inversiones como en infraestructura.

La principal reserva que debe permitir que la humanidad futura, cada vez más numerosa, beba, se lave y cultive, sigue siendo el agua salada, que representa más del 97% de los recursos hídricos, incluidos los casquetes glaciares.
Nuevos procesos de desalinización han sido elaborados para reemplazar la destilación (recuperar el agua dulce por evaporación-condensación), la técnica más antigua y que exige mucha energía.

El método actual más prometedor es la ósmosis inversa, que consiste en separar la sal del agua con la ayuda de una membrana semipermeable. El agua salada es comprimida contra una membrana con poros minúsculos.

Las membranas, cuyo precio disminuye cada vez más, van siendo más eficaces y permiten filtrar crecientes cantidades de agua cada vez más rápido.

Algunos nuevos sistemas de filtrado, que también permiten producir una buena parte de la energía necesaria para las operaciones de desalinización, son en particular adaptables a los países en desarrollo y sin infraestructuras.
La desalinización también podría desarrollarse lejos de las costas, que hay más lagos y capas freáticas saladas que lagos y capas de agua dulce en el mundo.

Por otro lado, una técnica que es también un fuente de economía y que se desarrolla en particular en Europa, es la utilización del agua de lluvia y de aguas servidas.

Queda el problema de la descontaminación, ya que el agua, incluso si es dulce, debe ser librada de los agentes patógenos. Los progresos en este terreno pasan por el uso de las materias nanoestructuradas (cuyas partículas tienen la talla de unos millonésimos de milímetro) y de los rayos ultravioletas, que transforman y amalgaman las sustancias tóxicas.


Fuente

http://www.adnmundo.com/contenidos/ambiente/agua_nueva_tecnologia_ma_230308.html
0
0
0
0No comments yet