Popular channels

Internet, la paja y el capitalismo.







Internet, la paja y el capitalismo.



Bueno camaradas, como en la política nacional no está pasando NADA, me veo obligado a hablar de temas que realmente importan. No Ricardito, no hablo de la Aduana.
Alguno me dirá “Cómo que no pasa nada PibeTrosko? Y la Fragata Libertad?” ya lo dije hace un mes y lo repito ahora, la Fragata Libertad es como esa novia de la cual no estás enamorado: te chupa un huevo hasta que te la roba algún buitre. Así que no voy a desperdiciar mi tiempo ni el de ustedes hablando de un barquito.
Y el mínimo no imponible? Y que al aguinaldo de Diciembre no se le descuentan ganancias? Muy bien, si a ustedes les interesa, hablen de eso. A mi me chupa un huevo.

En ésta ocasión especial vamos a hablar de la paja. Si Ricardito, esa que estás pensando, muy bien!
Quiero destacar un nuevo atropello del capitalismo. “Otro más?” sí, otro más.
Necesitaría 2 voluntarios que se acerquen acá al micrófono para servir como punto de referencia.
Sería ideal que haya uno mayor de 50 y otro que ronde los 20...
Algún voluntario? Levanten la mano izquierda así los puedo ver...
Esa es la derecha, Ricardito...
Vamos! Voluntarios? A ver esas manitos...
Vos! Si, vos! el de chomba celeste. Vení, acercate por favor.
Y vos también. Nono, el otro. Sí, vos, el de remera verde.

-Camarada, dígame su edad y su nombre por favor.
-Julio, tengo 55 años.
-Y vos?
-Yo me llamo Martín, tengo 21.

Muy bien, tenemos a Julio de 55 y a Martín de 21. Ambos hombres. Imagino que ambos se masturban, verdad?
-Sí
-Sí.

Muy bien, lo que yo voy a demostrar a continuación es como el capitalismo arremete contra las cosas más preciadas de nuestras vidas. Sí, incluso contra la paja.

Dígame Julio, recuerda como eran sus pajas adolescentes?
-Ufff, no me las olvido más. Estábamos toda la semana con los muchachos esperando la revista Eroticón. Hacíamos una vaquita y comprábamos una entre 5. La mirábamos en el recreo y a la noche cada uno se iba con las fotos guardadas en su cabeza. ¡Unas minas impresionantes! Y a la noche llegábamos y bueno...imaginate, me metía en la ducha y estaba 1 hora, hora y media. Era un lujo!

-Muy bien, ahí tenemos el tesimonio de Julio, 55 años. Ahora vos Martín, contame.
-Bueno, lo mío es más simple. Agarro la compu, entro a Poringa, me abro uno de esos videos de secretarias yankis y en 5 minutos liquido el asunto.
-Una pajita express, digamos
-Jeje, claro, una pajita express.

-Muy bien, les agradezco a los 2, pueden volver a tomar asiento.

Bueno camaradas, estos testimonios confirman lo que hoy vine a denunciar:
El capitalismo nos robó las pajas. En los 60’ y 70’ la gente le dedicaba, promedio, 1 hora y media por día a la masturbación. Hoy, en la era de internet, 5 minutos son más que suficientes.
Casualidad? Yo no lo creo camaradas.
Todo forma parte de un mismo plan, macabro y opresor, para que dediquemos menos horas al placer y más horas al consumo.
Julio usaba el tiempo del recreo para mirar las fotos. Volvía a su casa pensando en eso. Se encerraba en el cuarto y se pasaba 1,2 y hasta 3 horas masturbándose.
Martín, pobrecito, en el recreo baja a comprarse una Coca-Cola, cuando vuelve a su casa en el colectivo se la pasa jugando con el celular. Llega a su casa, pajita de 5 minutos y después ¡PUMBA! ya está listo para volver a consumir, gastar dinero y profundizar este sistema de explotación.

¡Tenemos que resistir!

Por eso, camaradas, caguémonos en el sistema, díganle NO a Poringa, díganle NO a YouPorn, díganle NO a la pajita express. Recuperemos lo nuestro, recuperemos las 3 horas de placer diarias, recuperemos las viejas pajas, extensas, creativas y revolucionarias.
Ni un paso atrás.



Paja o Muerte.
VENCEREMOS.





0
3
0
3Comments
aerosmith240983

RFSDF

0
Paulus

Excelente y completamente de acuerdo.

0
Caruchon-

No lo lei ni mierda 😁

0