Check the new version here

Popular channels

Inventó cómo cargar el móvil al caminar

Manila


Un adolescente filipino de 15 años inventó un dispositivo que produce energía eléctrica al caminar, que entre otras cosas sirve para cargar el teléfono móvil. El invento de Angelo Casimiro consiste en una plantilla que se coloca en el calzado y aprovecha la fuerza de cada paso para generar energía, gracias a los cristales “piezoeléctricos” con los que está hecha. Estos materiales, al ser presionados, generan una corriente alterna que al caminar puede producir una fuente de energía utilizable en dispositivos de poco voltaje para cargar el celular o alimentar transmisores de tecnología Bluetooth, entre otros usos.
Con este invento, Casimiro ganó la edición filipina de la Feria de Ciencias de Google, el certamen global que convoca a chicos de entre 13 y 18 años “a presentar proyectos que ayuden a resolver problemas locales concretos”.
En la descripción de su invento el muchacho explicó que evitó el uso de dínamos “porque, si bien producen más energía, sentirías como si tuvieses una roca metida en tu zapato”, además de que generarían demasiado ruido.
“La piezoelectricidad está presente desde mediados del siglo 18”, señaló Casimiro, y agregó que “se trata de la carga eléctrica que se carga en ciertos materiales sólidos, como cristales y ciertos cerámicos, como respuesta a un estrés mecánico”.
En la edición argentina de la Feria de Ciencias de Google, el ganador fue el neuquino Matías Apablaza, también de 15 años, que desarrolló un aparato para ayudar a personas no videntes a distinguir los colores.
El joven, estudiante de tercer año del Instituto Tecnológico del Comahue, diseñó, programó y ensambló un dispositivo “económico, portátil y fácil de armar que convierte el color (que es un concepto abstracto), en sonidos asociados que los representan, permitiendo a las personas con pérdida de visión identificar los colores”, según describió a su invento.
El joven neuquino buscaba que su invento fuera portátil y pequeño -de manera que cupiera en el bolsillo de un pantalón-, versátil, fácil de usar y barato, ya que si bien algunos smartphones de gama alta pueden realizar la conversión de colores a sonidos, estos “por su precio no son accesibles a todo el mundo”, explicó.
El pequeño genio neuquino que ganó en Argentina


Buenos Aires
El neuquino Matías Apablaza también tiene 15 años, y asiste al Instituto Tecnológico del Comahue (ITC). En junio ganó la primera edición en la Argentina del premio Google Science Fair (Feria de Ciencias) organizado por la empresa del megabuscador en todo el mundo.
El joven neuquino presentó el proyecto “Dispositivo para asociar colores con sonidos”, que sirve para ayudar a personas no videntes a distinguir los colores. El dispositivo fue probado con personas no videntes de la asociación Awkinko y, tras enseñarles qué color se asocia con cada sonido, el 100% de las personas pudo identificar los colores de manera satisfactoria. El adolescente explicó que desarrolló un aparato portátil “de bajo costo y bajo peso”, que cuenta con un sensor electrónico que transforma la luz de los colores en sonido.
0
0
0
1
0No comments yet