Check the new version here

Popular channels

Irán y Arabia Saudí se enfrentan en Yemen





Irán y Arabia Saudí se enfrentan en Yemen




Teherán apoya a las milicias chiíes y Riad, al presidente Hadi

Al Qaeda, enemigo de todos, también amenaza la ciudad de Adén





Un voluntario tribal del sur de Yemen, movilizado para la defensa de la ciudad de Adén AFP / SALEH AL-OBEIDI




BARCELONA. (Redacción).-


La guerra civil de Yemen es vista por los observadores como un enfrentamiento entre Irán y Arabia Saudí a través de terceras fuerzas en el país.


En términos estratégicos, se trata de una fase más de la pugna entre iraníes y saudíes por ser predominantes en la región, y al mismo tiempo puede ser vista como parte de la lucha entre chiíes y suníes.







Teherán apoya a las milicias chiíes o huzíes (que toman su nombre de Hussein Badreddin al Huzí, el líder de la secta chií zaidí), con las que se ha aliado el expresidente Saleh para recuperar el poder en Yemen, mientras que el Gobierno saudí respalda al presidente Hadi, refugiado en la ciudad portuaria de Adén, que es el corazón económico del país y que se ve amenazada ahora por las milicias que vienen del norte. Hadi cuenta con un ejército precario y voluntarios armados.




La tercera fuerza en discordia es nada menos que Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), que tuvo que ir retirándose hacia el sur de Yemen bajo la presión de los huzíes. AQPA y los elementos de Estado Islámico que han ido proliferando en Yemen son los enemigos de todos, de saudíes e iraníes, y desde luego de los estadounidenses, que practican bombardeos con drones para diezmar a los yihadistas.


El iraní Amir Taheri recogía la semana pasada en el diario árabe y de capital saudí Asharq al Awsat las palabras del ayatolá Ali Saidi, comisario religioso dela Guardia Revolucionariai raní, quien afirmó que “el pueblo de Yemen se ha unido a Irán, Iraq, Siria y Líbano en una lucha común por la gloria del islam”.




Taheri recordaba también cómo un diario iraní informaba del despliegue de fuerzas –huzíes- para tomar Adén y cinco provincias yemeníes del sur.




Para Arabia Saudí esto resulta alarmante.


De hecho, según el diario británico The Independent, el asalto que se espera en Adén podría venir tanto por las fuerzas de los huzíes y Saleh como por las de Al Qaeda, ya que los yihadistas tomaron la semana pasada Al Huta, lo que les permitió colocarse a solo unos 25 kilómetros de Adén.







Fuente



+1
0
0
0
0No comments yet