Info

“Israel subestimó el poder de la resistencia armada palest




“Israel subestimó el poder de la
resistencia armada palestina”




En esta última agresión a Gaza, Israel pensó que era entrar acabar con la resistencia y salir. Sin embargo, la elite del ejercito sionista fue sorprendida por la alta preparación e inesperada valentía de los combatientes palestinos, en especial los de la izquierdista FPLP y los del movimiento Hamas. Los palestinos simplemente humillaron el ejercito israelí, obligándolo a retirarse sin lograr ningún objetivo. Israel vació toda su rabia y venganza en contra de la población civil...


El ejército israelí subestimó el poderío de los movimientos de resistencia armada palestinos como el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) o el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (Hamas) durante su reciente agresión contra la Franja de Gaza, según ha confesado un alto funcionario de inteligencia del régimen de Tel Aviv.

El oficial israelí ha reconocido que el régimen de Tel Aviv no pensaba que dichas milicias podrían resistir 51 días ante sus incesantes ataques desde tierra, aire y mar.

Asimismo, ha señalado que los combatientes de la Resistencia palestina lanzaron cohetes desde lugares ocultos, de tal modo que “era muy difícil identificarlos y neutralizarlos”.

Admitiendo el gran poderío de las fuerzas palestinas, ha asegurado que los combatientes han recibido “buen entrenamiento” fuera del enclave costero palestino.

Tras 51 días de ataques israelíes contra Gaza, el régimen de Israel y los grupos de Resistencia palestina iniciaron el pasado 26 de agosto una tregua indefinida pactada bajo mediación de Egipto.

Los altos funcionarios de Hamas y la Yihad Islámica consideraron el alto el fuego una “victoria”, porque sus demandas, entre ellas la apertura de los pasos fronterizos y la extensión de las zonas de pesca, fueron aceptadas por el régimen israelí.

La violenta ofensiva israelí contra la bloqueada Gaza causó la destrucción de unas 11.000 viviendas, mezquitas, hospitales y escuelas en Gaza, además de causar la muerte de 2.159 personas, entre ellas más de 540 niños, y dejar más de 11.100 heridos.


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que un total de 520.000 palestinos se vieron obligados a abandonar sus casas desde el inicio de esos ataques.