Info

Issei Sagawa; el Motochorro Japones

Hola Taringueros a mi primer post, quiero decirles de ante mano que esto es no una comparación, si no una asimilación que queda muy justa para el momento que se esta viviendo acá en Argentina por el caso del Motochorro que esta saliendo en programas televisivos (Cosa que para mi, es una forrada.)
Bueno, empecemos:


Issei Sagawa es un ciudadano japonés acusado de asesinato y canibalismo cometido contra Renée Hartevelt. Él nació en Kōbe, Prefectura de Hyōgo, Japón y fue en sus años escolares un estudiante destacado.1 Estaba obsesionado por las mujeres occidentales y mientras estudiaba literatura en inglés en la Universidad de París se sintió atraído por una alumna de nacionalidad neerlandesa.

Él era un hombre de baja estatura, un poco menos de cinco pies de altura. Sus manos y pies eran pequeños e incluso su voz era más parecida a la de una niña. Él había mencionado en algunas entrevistas que él no era el tipo de hombre la mayoría de las mujeres pueden encontrar atractivos, y él supuso que estar agudamente consciente de sí mismo de sus deficiencias podría haber alimentado su obsesión con "la mujer perfecta."

En Cannibal Killers, Moira Martingale describe cómo Issei Sagawa, un estudiante japonés brillante, obsesionó con mujeres altas con características occidentales. Con el tiempo la fantasía no era suficiente, así que mientras estudiaba para su licenciatura en literatura Inglés en la Universidad de Wako en Tokio, se vio atraído por una mujer alemana que le estaba enseñando el idioma.

"Cuando conocí a esta mujer en la calle", dijo más tarde al reportero británico Peter McGill, "me pregunté si podía comermela."

Un día de verano, se arrastró a través de la ventana de su apartamento, con la intención de matarla. Para su deleite, ella estaba dormida. Aún mejor, ya que llevaba casi nada puesto. Buscó algo para usar para ponerla fuera de combate o apuñalarla y vio un paraguas. Sin embargo, antes de que pudiera hacer nada, la mujer se despertó y lo vio allí. Ella gritó, asustandolo, y él huyó de su apartamento.

Esta fue la casa de Issei:

Pero no olvidó lo que más deseaba. Había sido demasiado fácil acercarse a una mujer, y si él se hubiera preparado mejor, se sentía seguro de poder disfrutar de su fantasía. Sólo tenía que planificar de manera más eficaz, por lo que comenzó a mirar a su alrededor para su próxima víctima - una que no llegaría lejos. No fue hasta que se fue a París unos años después de que encontró a la mujer que no podía salir de su mente. Su piel blanca, la forma carnosa de sus nalgas, y sus hermosos rasgos. Él comenzó a insinuarse en su vida.

Sagawa creía que amaba a estas mujeres y que podía demostrarlo mediante el consumo de ellas. No era algo inaudito. De hecho, un buen número de los asesinos en serie han comido alguna parte de sus víctimas.

El 11 de junio de 1981, Sagawa estaba estudiando literatura de vanguardismo. Invitó a la mujer a cenar en su casa con la pretensión de conversar sobre literatura. Después de la llegada de la estudiante, le disparó por la espalda en el cuello con un rifle que había comprado con el propósito de llevar a cabo su plan caníbal. Ella había sido elegida debido a que el asesino la consideraba "hermosa y saludable", todo lo opuesto a lo que él era ya que ella le consideraba "débil, feo e insignificante" y deseaba "absorber su energía".


Después de dispararle practicó necrofilia con su víctima y luego comenzó con su plan de devorarla, comenzando con los muslos. En entrevistas posteriores, dijo que se sorprendió al observar que la grasa humana tenía color semejante al maíz. Durante los dos días siguientes continuó comiendo varias partes del cadáver y describió la carne humana como "suave y sin olor", como el atún. Después de ese tiempo, metió el cadáver en unas maletas viejas y las arrojó el resto del cuerpo en un lago del bosque de Bolonia sin que nadie le viera. Pero el lago tenía poca profundidad, y una pareja encontró las maletas días después, y al ver que sobresalía una mano y un pie avisaron a los gendarmes. La policía no tardó en cerrar el círculo de sospechosos del crimen, y cuando se presentaron en casa de Issai, éste lo confesó todo con absoluta frialdad.

Esta fue su victima:

HASTA ACÁ TODO BIEN, PERO ACÁ LO QUE HACE QUE SE ASEMEJE CON EL FAMOSO MOTOCHORRO:

Sagawa actualmente vive en Tokio como si fuera una pequeña celebridad y frecuentemente aparece como comentarista invitado en programas del medio del espectáculo. También escribe revisiones para restaurantes y en 1992 apareció en la película de Hisayasu Satō llamada Uwakizuma: Chijokuzeme como voyeurista sadosexual. Él admite que todavía tiene fantasías caníbales pero que ya no desea llevarlas a cabo con mujeres occidentales, sin embargo, su preferencia sexual es hacia las mujeres asiáticas, las cuales considera más atractivas.

Obviamente este caso es muchísimo más extremo que el del Motochorro de Argentina, pero el fín es el mismo, ambos dos sacan provecho de lo que hicieron, como si estuviera bien.

Este es Issei unos años despues de su liberación sosteniendo SU libro, basado en la hsitoria de un niño japones que decapitó a otro

Bueno, hasta acá el post. Espero que les sirva para darse cuenta que en el mundo hay cada vez más enfermos JAJA


+5 si te sirvió y +10 si te chupo un huevo