Check the new version here

Popular channels

Jesús habla del libro del Apocalipsis

Acepten la Verdad, dada a ustedes en el Libro del Apocalipsis.

Martes 21 de octubre del 2014

Mi muy querida y amada hija, cuando las profecías fueron dadas a los hijos de Dios, desde el principio crearon miedo en los corazones de los hombres. Esto fue por las dudas que existían en las mentes de aquellos que no creían en Dios y el consuelo que el hombre sintió en sus alrededores terrenales naturales. Fue más fácil aceptar una vida de imperfección que creer en una que existía en lo sobrenatural.

Dios no envió a los profetas a atemorizar a Sus hijos. El los envió para advertirles de los peligros de crear un profundo abismo entre el hombre y Dios. Si ese abismo se hiciera suficientemente ancho, para que la mayoría de las almas rechazaran a Dios, El siempre intervendría con el fin de salvarlas. Dios siempre ha intervenido a través de Sus profetas y fue a través de Sus profetas que Dios fue capaz de instruir a Sus hijos, en los caminos del Señor. Sin los profetas de Dios, al hombre no se le habría dado la Verdad. Lo que Dios da a Su pueblo, a través de la Palabra escrita, que ningún hombre lo haga pedazos.

El hombre no es digno de cambiar la Palabra de Dios, ni es apto para cambiar el significado de la Palabra, ni tiene el derecho de hacerlo. Si un hombre toma la Palabra de Dios y deliberadamente la mal interpreta, para hacer daño a los otros, es un pecado grave. Ha habido muchos que han tratado de cambiar el significado de la Palabra, pero fallaron. Sin embargo, hay quienes crearon versiones de la Palabra, que variaron de la Verdad plena, y las personas ni se enteraron. Yo no les tomo cuantas a estas almas, porque ellas usaron la Palabra solo para dar Gloria a Dios.

Cuando Yo vine a predicar la Verdad, fui temido. Todos los profetas antes de Mí fueron también temidos. Ellos, así como Yo, fueron odiados por traer la Verdad a la humanidad, a través de la Palabra hablada. El Libro del Apocalipsis, dado a Juan el Evangelista por el Poder del Espíritu Santo, ha sido ignorado por Mis Iglesias Cristianas. Rara vez es discutido, y muchos en Mi Iglesia, lo descartaron por ser irrelevante.

El tiempo ha llegado ahora para que la Verdad sea hablada y para que los hombres hagan una elección. Acepten la Verdad, dada a ustedes en el Libro del Apocalipsis, y prepárense para que todo esté en su lugar y agradable a Mí en el Gran Día, o ignoren la Palabra y Mi Promesa de venir otra vez. Pongan oídos sordos a Mis Súplicas pero, recuerden, Yo vendré como ladrón en la noche y solo aquellos que Me den la bienvenida y acepten Mi Misericordia, serán Míos.

Yo les advierto solo porque los amo. Si no fuera por Mi Amor, Yo lanzaría a la raza humana al desierto, ¡tan ingratas son sus almas!

Su Jesús.




0No comments yet