Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Estamos viviendo la transición entre el FullHD y el 4K. La primera, que lleva ya varios años siendo lo común, dentro de no mucho tiempo pasará a mejor vida a favor de 4K/UHD, cuyas las diferencias son significativas. Pero Houston, tenemos un problema: si nos ceñimos al mundo del juego, hay que tener mucha máquina para moverlos en 4K en condiciones.

Durante unas cuantas semanas hemos estado probando la AMD R9 295X, la tarjeta gráfica de más alta gama de AMD. Un producto pensado casi en exclusiva para el 4K y que nos hace plantearnos la pregunta de si merece la pena el desembolso necesario para jugar a las máximas resoluciones y configuraciones actualmente disponibles. ¿Merece la pena tener un equipo para jugar en 4K?

Entre gastarse 800, 300 o 0 euros

Pese a que la práctica totalidad de CPU incluyen GPU, con lo que técnicamente no es necesaria ninguna tarjeta gráfica dedicada para tener un equipo completo, en el mercado nos encontramos una amplísima variedad de tarjetas gráficas, desde las más potentes por 700, 800 o incluso 1.000 euros hasta las medias, en torno a los 200 o 300.

Elegir una u otra depende no sólo de lo que queramos hacer con el ordenador, también por supuesto del presupuesto económico que manejemos. Con una IGP - lo que vendría siendo la GPU integrada en una CPU - se puede disfrutar del sistema operativo, navegación web, ofimática y juegos muy concretos y poco exigentes; una GPU de corte medio - en torno a los 200 o 300 euros - permite ahondar en videojuegos de última generación a buenas resoluciones y configuraciones; una GPU de gama alta - podemos definir 'gama alta' a partir de los 400 euros - abre el camino a "casi" lo que quieras.



¿Dónde queda el 4K? Depende de lo que quieras hacer en 4K. Si simplemente quieres tener una resolución 4K para utilizar software básico (navegador Web, ofimática, programas sencillos o juegos retro) te bastará con la integrada siempre y cuando ésta sea compatible (básicamente, que admita las salidas de vídeo compatibles con los 3840x2160 píxeles), pero si quieres jugar en 4K necesitarás algo más.

Hemos estado jugando con un monitor FullHD, un monitor 4K/UHD y gráficas AMD R9 290X y R9 295X2. ¿Nuestra experiencia? Continúa leyendo

AMD R9 290X vs. AMD R9 295X2, comparativa en 4K

Para realizar esta comparativa tenemos la 295X2 y la 290X, más antigua pero aún así considerada una gráfica de gama alta. Las siguientes gráficas plantean los resultados de pruebas en benchmarks sintéticos (3DMark en varias configuraciones, incluyendo 4K) videojuegos como Battlefield 4 y Diablo 3, de los pocos que se ejecutaron eficazmente en ambas configuraciones:

Hemos estado jugando con un monitor FullHD, un monitor 4K/UHD y gráficas AMD R9 290X y R9 295X2. ¿Nuestra experiencia? Continúa leyendo AQUI