Check the new version here

Popular channels

Juicio: los acusados del 11-S se negaron a declarar

Juicio: los acusados del 11-S se negaron a declarar

Jalid Sheij Mohamed y otros cuatro acusados por participar en los atentados del 11-S protestaron por el trato recibido y se negaron contestar a las preguntas del juez de la comisión militar de Guantánamo.



Sheij Mohamed, supuesto cerebro de los ataques, y los otros cuatro acusados por los atentados a las Torres Gemelas y el Pentágono fueron interrogados hoy por un juez de la comisión militar de Guantánamo. Pero el único que alzó la voz fue Ramzi bin al Shibh, quien lo hizo para acusar a los responsables de la base de quererlos matar y hacer pasar sus asesinatos por suicidios.
El juez militar Jame Pohl comenzó a perder la paciencia cuando Sheij Mohamed decidió rechazar los auriculares para escuchar la traducción simultánea, por lo que se pasó a traducción consecutiva por megafonía, mucho más lenta y problemática.Pohl decidió leer los derechos a la defensa provista por el Gobierno estadounidense, pero los acusados se mantuvieron ausentes, leyendo o rezando con el Corán en la mano.

El juez civil de Sheij Mohamed, David Nevin, aseguró que la elección de no hablar es un modo de protesta por el tratamiento en Guantánamo.Por su parte, el capitán de la Fuerza Aérea Michael Schwartz, defensor militar de Walid bin Attash, hizo saltar el sistema para evitar que la prensa escuche temas relacionados con información reservada y fue regañado por el juez por "tocar las líneas rojas".

"Las líneas rojas son el miedo a la verguenza", indicó Schwartz, quien, como otros miembros del equipo defensor, ha dicho que EE.UU. impone normas tan estrictas en estas comisiones militares para evitar que se conozca información comprometedora.

Sheij Mohamed, uno de los presos más importantes del penal de Guantánamo, sacó un turbante en medio de la sesión y procedió a colocárselo mientras estaba sentado en primera fila luciendo una espesa y larga barba.

La primera sesión de la jornada de hoy tiene previsto poner las bases para el inicio del juicio contra Sheij Mohamed y sus cuatro cómplices, después de que con la llegada del presidente Barack Obama se reformulara su procesamiento.Los cinco reclusos llegaron por separado a la sala del tribunal de "Campo Justicia" y fueron rodeados por tres guardias cada uno para que no hablasen, aunque en varias ocasiones intercambiaron impresiones.

Bin Attash, exguardaespaldas de Osama bin Laden, llegó atado a una silla de ruedas, aparentemente por problemas de comportamiento antes de ingresar al tribunal, aunque a petición de la defensa fue desatado.

En anteriores audiencias, todos los acusados expresaron su desconfianza sobre la labor de sus defensores, por lo que el juez dictaminó que Sheij Mohammed, Bin Attash y Aziz Ali podrían representarse a sí mismos.

Los cinco acusados llevan años encerrados en la prisión militar de Bahía de Guantánamo y denuncian haber sido objeto de torturas para que confesaran su implicancia en los atentados.

Todos ellos permanecieron tres años en prisiones secretas de la CIA antes de ser trasladados en 2006 a Guantánamo.
La propia agencia estadounidense reconoció que Mohamed fue sometido a la técnica del waterboarding (simulación de ahogamiento) en 183 ocasiones.

El jefe de la fiscalía, el general de brigada Mark Martins, indicó que los tribunales militares de Guantánamo protegen los derechos de defensa de los presos y que las críticas del equipo defensor sobre la legitimidad de esta fórmula legal no está fundamentada.
0
2
0
0
2Comments
Valkimedes

Puros chivos expiatorios

0
rafaelputaro

Que raro que cuando se acercan las elecciones arrancan las noticias sobre el 11S.

0