Check the new version here

Popular channels

Kaprosuchus, el cocodrilo jabalí



¿Qué significa "Kaprosuchus"?


Su nombre significa "cocodrilo jabalí", del griego kapros ( "jabalí" ) y souchos ( "cocodrilo" ) en referencia a sus inusualmente grandes caninos que recuerdan a los del jabalí.




¿Qué tamaño tenía?


Kaprosuchus es conocido a partir de un cráneo casi completo en el cual la mandíbula mide 603 milímetros de largo, de lo que se estima que el animal entero debió rondar los 6 metros de longitud.




Mandíbulas únicas


Todos sabemos que lo más especial de los crocodilianos son las mandíbulas. Son conocidos por poseer una de las mandíbulas más mortales vivientes en la historia, y la más poderosa actualmente.



Posee tres pares de dientes caniniformes a modo de colmillos que se proyectan sobre y por debajo del cráneo, de los cuales los de la mandíbula encajan en unas muescas en el maxilar. Este tipo de dentadura no había sido visto en ningún otro crocodiliforme.




Anatomía única


Otra característica única de Kaprosuchus es la presencia de grandes cuernos rugosos formados por los huesos escamosal y parietal que se proyectan hacia atrás en el cráneo.



El hocico de Kaprosuchus muestra proporciones más generales y las fosas nasales se posicionan dorsalmente. En Kaprosuchus muchos de los dientes están hipertrofiados y comprimidos labiolingualmente (lateralmente), a diferencia de los de los crocodiliformes con hocicos aplanados de forma similar, que tienen dientes cónicos y de longitud moderada.




Órbitas oculares


En Kaprosuchus, las órbitas oculares se abren lateralmente y están en un ángulo levemente más dirigido hacia adelante que hacia arriba. Las órbitas giradas hacia adelante sugieren que tenía cierto grado de visión estereoscópica, es decir, una superposición en el campo visual del animal.




Depredador de Tierra


Se piensa que Kaprosuchus era un depredador principalmente terrestre, si no de manera exclusiva. La evidencia de este comportamiento incluye la posición lateral y algo hacia delante de los ojos, lo que sugiere una vista estereocópica. Esto a diferencia de muchso neosuquios, incluyendo a los actuales crocodilianos, en los cuales las órbitas oculares se posicionan dorsalmente como una adaptación a la depredación en el agua en donde la cabeza pude manternerse sumergida mientras los ojos permanecen sobre la superficie.



Evidencia adicional de su comportamiento terrestre se halla en los dientes y la mandíbula. Los enormes caniniformes tienen bordes afilados y son relativamente rectos, a diferencia de los dientes recurvados, cónicos y con estriaciones de los crocodiliformes acuáticos. Dado que el proceso retroarticular de la mandíbula es largo, es probable que las mandíbulas fueran capaces de abrirse rápidamente con una gran apertura para permitirle a los caniniformes opuestos suficiente espacio.




0
0
0
0No comments yet