Popular channels

La abogada en la oficina anti lavado, trabaja para el HSBC

La abogada que puso Macri en la oficina anti lavado es la misma que trabaja para el HSBC



La entidad bancaria acumula denuncias de lavado en el fuero federal y María Eugenia Talerico, letrada que trabaja para el propio HSBC, está a punto de asumir la vicepresidencia de la Unidad de Información Financiera (UIF). ¿De qué lado estás?



Son al menos tres las causas que ponen al HSBC ante la Corte Suprema, por las irregularidades detectadas por el organismo de control, la Unidad de Información Financiera (UIF), sobre lavado de dinero y fuga de capitales. La solución macrista no tiene vergüenza.

Nota relacionada: 678 Adelanto: el Gobierno toma medidas que favorecen al narcotráfico

María Eugenia Talerico fue la abogada designada por Mauricio Macri y Germán Garavano para ocupar la vicepresidencia de la UIF, el organismo que investiga y controla a los bancos. La letrada es la misma que defendió los intereses de la entidad bancaria internacional: por lo tanto, si asume en ese cargo, estaría a ambos lados del mostrador, en el tratamiento de causas vinculadas al banco extranjero.

Según informó Página/12, Talerico planteó la inconstitucionalidad de artículos claves de la norma que pena el encubrimiento y el lavado de activos (25.246) junto a otro representante del estudio Marteau, Mariano Federici, designado por Macri como presidente de la UIF, y a Celeste Plee, otra de las incorporaciones de la oficina que investigaba irregularidades financieras.

Recapitulando: la gente que hasta ahora defendía los intereses del banco extranjero, es la que Macri puso a investigar a las mismas empresas.

Los currículos de Talerico y Federici fueron publicados en el Boletín Oficial (BO) el 16 de diciembre, y la audiencia pública para evaluar sus antecedentes será el próximo 18 de enero.

Sin embargo, el circo macrista tiene otro as en la manga: quien deberá dictaminar sobre sus perfiles es Garavano. El ministro de Justicia, relacionado a Federici a través de la Fundación Finint, aceptará las designaciones y el Presidente emitirá decretos para confirmarlas.


Lo que se omitió en el Boletín Oficial y en sus pliegos, es su accionar como empleados de los mismos bancos y empresas acusados de lavado de activos, que ahora como integrantes de la UIF deberían investigar.

Con los argumentos presentados como defensores del HSBC, se supone que cuando sean querellantes no defenderán al estado ni los intereses de los argentinos, sino todo lo contrario.

¿Qué piensa Talerico del organismo del que ahora será parte?

Talerico está actuando en al menos tres causas, actualmente en queja ante la Corte, en representación del HSBC, y en el expediente aparece su firma.

“Se deja expresamente planteada la inconstitucionalidad del artículo 24 de la ley 25.246 a la luz de su manifiesta violación a los artículos 14,16,17 y 28 de la CN, en virtud de las consideraciones de hecho y de derecho que se exponen en este descargo. La inconstitucionalidad se relaciona con la falta de razonabilidad , proporcionalidad y el carácter confiscatorio de la sanción prevista”, sostuvo Talerico en su escrito de defensa del HSBC.

La ley mencionada fue sancionada en mayo de 2000, en el marco de la persecución de delitos de encubrimiento y lavado de activos de origen delictivos. En junio de 2011 fue modificada por el Congreso, a través de la ley 26.683. Fue aprobada por una amplia mayoría parlamentaria, que incluyó al Frente para la Victoria como radicales y macristas.

A la hora de la votación en particular, el artículo 24 –objetado por Talerico–, tuvo la aprobación de Federico Pinedo, Oscar Aguad, Ricardo Gil Lavedra y Gabriela Michetti, entre otros legisladores, todos integrantes de Cambiemos.

Otro de los artículos centrales que le sirven a la UIF para detectar delitos financieros, y que fue fuertemente atacado por Talerico es el 21: se trata del punto que establece que los bancos tienen la obligación de informar ante la UIF la presencia de operaciones sospechosas, independientemente de los montos involucrados, evaluando en cada caso si hay justificación económica o jurídica para realizar determinada operación, ya sea de forma aislada o reiterada.

“La reglamentación de la ley no estableció pautas claras y objetivas que permitan asignar un contenido concreto al decisivo concepto de operaciones sospechosas. No solo no precisa la acción típica, sino que remite a una sospecha para su configuración y por otra parte remite a un órgano administrativo, la UIF, la precisión de la conducta abarcada en el tipo penal. Se convierte así en una ley penal en blanco en tanto el tipo penal depende de la configuración de un órgano administrativo”, sostiene Talerico dentro del expediente analizado.

La posible futura vicepresidenta del organismo va más allá al sostener que la ley que rige el funcionamiento de la UIF “se convierte en una clara vía de delegación de la potestad punitiva por parte del Poder Legislativo, motivo suficiente para declarar su inconstitucionalidad, ya que la normativa complementaria, Resolución 10/2004, surge de un órgano sin facultad legislativa”.

"Los textuales publicados en esta crónica corresponden a tres causas vigentes, en queja ante la Corte y de una cantidad similar de sumarios ya abiertos dentro de la UIF. Si Talerico y Federici acceden a sus cargos quedarían ubicados de los dos lados del mostrador", sentencia el informe del diario Página 12.



Lobos cuidando el gallinero?
0
0
0
0No comments yet