Popular channels

La aparente ausencia de Dios

En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; por poco resbalaron mis pasos… Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; he puesto en el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras.
Salmo 73:2, 28

La aparente ausencia de Dios – (lea el Salmo 73)

Leyendo los salmos descubrimos textos especialmente actuales. Sus autores (David, Asaf y otros) vivieron las mismas esperanzas y angustias que nosotros. Conocieron la pobreza, la enfermedad, la soledad, la incomprensión, las burlas… Pasaron por todo tipo de tentaciones, tal como está descrito en este salmo: la ausencia aparente de la intervención de Dios en este mundo. ¡Qué experiencia tan dolorosa e intensa! Queridos amigos cristianos, puede suceder que nosotros también nos sintamos como heridos, casi traicionados en nuestra confianza, cuando vemos que los incrédulos burladores y malvados parecen prosperar.
Pero, ¿qué hace Asaf, el autor del salmo? Reflexiona para poder comprender, pero su dolor aumenta… hasta que se acerca a Dios. En vez de mirar a su alrededor, como si fuese juez de todo, se dirige a Dios para obtener la luz (v. 17). Entonces la amargura desaparece y da lugar a la paz; la realidad es percibida de forma totalmente diferente. Acercándose a Dios, el creyente descubre que tiene un tesoro. Él no está solo, su Dios lo protege y lo conduce.
La solución a nuestros sufrimientos interiores no reside en una reflexión profunda ni en una introspección, sino solamente en tomar conciencia de que Dios nos ama profundamente. Así todas las cosas cambian de perspectiva. Mis palabras y hechos demostrarán en quién confío, es decir, en ese Dios de amor que está cerca a todos los que le aman.
0
0
0
0No comments yet