Canales populares

La Argentina denunció a los Estados Unidos ante La Haya

La pelea por la deudaEn la presentación, el Gobierno sostiene que el fallo del juez Griesa por los holdouts “violó su inmunidad soberana”. La Casa Rosada admitió que si Washington no acepta, no habrá juicio.


En una fuerte jugada del Gobierno en la disputa con los fondos buitre, que abre nuevos frentes en la política exterior y con consecuencias en la relación con la principal potencia mundial, la Argentina denunció a Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Lo hizo por “violaciones” de su soberanía e inmunidades, ante la actuación de la Justicia de ese país con “decisiones que vulneran la determinación soberana” de reestructurar la deuda externa. El punto clave es que, para que haya juicio, el gobierno norteamericano debe aceptar la jurisdicción de la Corte internacional, algo que muchos especialistas consideran altamente improbable.
El anuncio de la presentación ante La Haya lo hizo Cristina Kirchner por cadena nacional -la número 20 de este año- durante un acto en la Casa de Gobierno. La Presidenta buscó quitarle dramatismo: “Poderes dependientes o empleados dependientes han causado daño o no han actuado a derecho”, justificó. Le apuntó todos los dardos al juezThomas Griesa. La escalada verbal contra el magistrado entró en punto de no retorno: lo definió como “un juez municipal que quiere atropellar y llevarse por delante la soberanía de un país”.
Un rato antes la Jefatura de Gabinete informó de la presentación. También el organismo con sede en los Países Bajos confirmó que “la Argentina busca instaurar un proceso contra los Estados Unidos”, lo cual “requiere que (ese país) acepte la jurisdicción de la Corte”.
La Presidenta explicó que la Corte de La Haya “existe para evitar que los países que tenemos diferencias nos agarremos a los misilazos o a los bombazos”. La Argentina recurrió en años recientes a ese Tribunal para dirimir la disputa con Uruguay en torno a la instalación de la pastera Botnia en el río Uruguay.
El Gobierno se ilusiona con que la administración de Barack Obama tome cartas en el asunto. Si no es habilitando la instancia de La Haya, deberá “indicar un medio de solución pacífica alternativo para resolver la presente controversia”, expresó el comunicado oficial. Anteayer, el ministro Axel Kicillof había reclamado al gobierno de Obama que ponga “límites” a Griesa. “Estados Unidos puede hacerse el distraído, puede hacerse el tonto” ante decisiones perjudiciales del juez, arremetió.
La Presidenta citó un artículo del diario británico The Guardian (ver aparte), crítico de las decisiones de Griesa y que dio esperanzas al Gobierno al señalar -Cristina dijo no haberlo sabido- que el presidente norteamericano “puede decirle a un juez que está interfiriendo en las relaciones exteriores”. “Cuando (Paul) Singer quiso embargar a la República del Congo, George Bush bloqueó ese embargo”.
Luego del acto, Kicillof consideró “razonable” que Washington acepte “discutir” en La Haya. El abogado y asesor de la Argentina ante esa Corte, Marcelo Cohen, declaró a Radio del Plata que “estamos frente a una nueva controversia de estado a estado”, y que “es de esperar que la respuesta (de si Estados Unidos la acepta) llegue rápido”. También explicó que “Obama no puede anular el fallo de Griesa, lo que si puede hacer es decirle que su fallo interfiere con las relaciones exteriores de los Estados Unidos, luego la justicia estadounidense actuar y revocar la decisión”.
0
0
0
0No hay comentarios