Check the new version here

Popular channels

La batacueva drum fest 2006 de Chaco

aca va una nota que salio en la pagina www.drumsweb.com.ar, sobre un evento que se realizo el año pasado en mi Resistencia natal!


Una a una las personas del público presente fueron llegando y topándose con la imagen imponente y surrealista de proporciones épicas. Treinta baterías instaladas, como si fuera una caballería, a la espera de la descarga sonora.

A la hora señalada el director del Centro Cultural Nordeste, que depende de la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNNE, agradeciendo a las autoridades de la misma y presentando Club de Bateristas “La Batacueva” da por iniciado el festival de tambores más grande del nordeste, destacando el marco festivo del cincuentenario de la creación de la misma.

Ariel “Chocolo” Roman, al frente de timbaletas, cencerros, campanas y tumbadoras, y Demian Pinto en batería fueron los encargados de romper el hielo. Con soltura y desenfado ejecutaron ritmos de influencia latina a través de los cuales se producía un dialogo constante, una ida y vuelta que dejó de manifiesto la íntima relación que existe entre estos primos hermanos: la percusión y la batería.

El turno de los cuatro caballeros del Apocalipsis, Demian Pinto, Cristian Enrique, Pablo Arancibia y Cristian Imfeld, con una performance dividida en dos partes. La primera caracterizada por tener varios pasajes rítmicos, reggae, ská, funk, rock de medio tiempo y heavy, a través de los cuales se sucedían pequeñas improvisaciones acordes a cada momento. La segunda parte basada en una obra creada para ensamblar y maniatar de manera mas ajustada a estas fieras salvajes, a través de impresionantes unísonos, compases amalgamados y compuestos, desplazamientos rítmicos y aprovechamiento de los sonidos de platillos.

Se acercaba uno de los platos principales, “Sebastián Mamet”, que miraba desde bambalinas, pero no sin antes pasar por la frescura y el toque femenino que brindaron las “Minerva”. En un acto desprovisto de derroche técnico pero si de ejecución impecable, son fuente de sorpresa, admiración e inspiración para el público asistente, dejando bien en claro que hay que hacer lo que a uno le gusta fuera de todo preconcepto. Ellas son Noelia Cardozo, Barbara Moreira, Jessica Ricardone, Ana Castresana.

Primer break para entrar a la segunda parte del programa, movimento y reorganización de baterías mediante, dejando todo listo para Sebastián. Carlos Fritz, coordinador artístico y principal responsable de la realización del evento es convocado al micrófono para comentar algunos aspectos de la organización del mismo, también hace una reseña sobre el nacimiento y conformación del club de bateristas, y destaca la importancia que tiene hacer aquello que nos hace felices poniendo al club como ejemplo.

Voces de lejanas tierras del medio oriente irrumpen en el estrado para dar lugar al despliegue de técnica y virtuosismo que este rosarino trajo en su equipaje para deleitarnos y hacernos vibrar.

Con predisposición y buena onda se comunicó con el público, vertiendo palabras de agradecimiento y beneplácito por ser parte de un evento de tales características, conceptos que el público devolvió con aplauso cerrado.

Continua su performance con bases y ritmos de drum and bass, estilo baterístico orientado a la música electrónica.

El intercambio continúo: “Nunca vi a un músico arrepintiéndose de serlo” afirma impulsando a seguir la vocación y tener la pasión como estandarte para lograr los objetivos..

Cierra su impactante demostración con otra creación de ritmos fusión de jazz.

El momento más esperado ha llegado. El clima se carga de tención y adrenalina. Uno a uno los bateristas van tomando su puesto a medida que son presentados por Alejandro Torres, animador y conductor del evento, quien afirmaba: “Estos chicos están haciendo historia”.

También, músicos invitados a cargo de las cuerdas y las voces: Mario Asano en guitarra (arreglador musical del drum fest, músico, docente), Federico Medina en guitarra, Cesar Sacarías en voz, Pablo Brollo, Fernando Quagliozzi en bajos, se calzaron los instrumentos para sumarse al ejército de baterías.

Tres actos para impactar seriamente en las cerca de mil almas presentes en plena vía pública. En primer lugar “Moby Dick” de la legendaria banda de rock clásico de los setenta “Led zeppelín”, cuyo baterista, “Johnn Bonham”, uno de los mas influyentes de la historia de la batería, es homenajeado por los locales, ejecutando pequeños solos de cuatro compases cada uno en la parte media del tema. Sebastián Mamet no dudó en integrarse al grupo para ser uno mas, intercambiando batería y tocar mezclado entre los demás ejecutantes.

Gran ovación de la gente, pero las sorpresas continuarían, ya que acto seguido los integrantes de la batacueva se disponen a ejecutar una composición original de Carlos Fritz, especialmente creada para el drum fest, con arreglo musical de Mario Asano. Nuevamente los aporreadotes tendrían su espacio para sus pequeños solos individuales.

Finalmente suenan los acordes de “Sad But True” de “Metallica” para delirio y excitación de todos aquellos espectadores de esta “verdadera locura” que es poder apreciar a treinta bateristas tocando a la vez.

La segunda jornada continuaría, en el salon “Dr Edgardo Rossi” con las clínicas y “Jam session” junto al “Club de Jazz de Resistencia” para confirmar toda la predisposición e doneidad de Sebastián Mamet en la materia a la hora de compartir información, anécdotas y experiencia y cerrar un evento que a crecido exponencialmente.

fuente:
http://www.drumsweb.com.ar/notas/batacueva/nota_2006.html
0No comments yet