Check the new version here

Popular channels

La celulitis

Aunque la celulitis se puede mostrar de distintas formas en las mujeres, esta dolencia se puede agrupar en clases que nos ayudarán a identificar cuál es la nuestra.

En esta sección te enunciare los cinco tipos de celulitis en sus diferentes grados y con las especificaciones correspondientes a cada uno



¿Como se desarrolla la celulitis?



“Edematose-fibrosclerotica panniculopatia” es un termino médico para describir la celulitis. En la última década, ha habido investigaciones extensivas para clarificar el sujeto y muchos autores están de acuerdo en los siguientes puntos. Las células adiposas se hinchan. Las paredes capilares se hacen excesivamente permeable y causan acumulación localizada de fluido. El drenaje linfático insuficiente disminuye la velocidad de fluido excesivo removible. Las células adiposas se agrupan y son atadas por las fibras de colágeno que mas impiden el flujo de la sangre. Las fibras del tejido conectivo se endurecen y contraen, y tiran hacia abajo.
El resultado es una piel con hoyuelos que se deben a cambios de la circulación sanguinea, drenaje linfático, grasa y tejido conectivo.
Debajo de la piel (epidermis y dermis) existen tres capas de grasa. La celulitis se desarolla en la parte más superficial de las tres capas. Se llama la hipodermis o la capa de grasa subcutánea . La hipodermis está organizada en cámaras por las fibras del tejido conectivo. El almacenaje de grasa y metabolismo del tejido adiposo son estimulados por las hormonas, y no el ayuno o ejercicio. Las células adiposas en las dos capas de grasa de reserva, que yacen debajo la capa de grasa subcutánea, son dispersadas en un sistema flojo. El grado de depósitos de grasa y de metabolismo en estas capas varian según la dieta y ejercicio. Más notable, estas capas no son responsables en la formación de la celulitis.





¿Dónde se Localiza la Celulitis?

El proceso celulítico puede ser corporalmente generalizado o, lo que es mucho más frecuente, ubicarse en zonas determinadas.
Los casos generalizados son patrimonio casi exclusivo de mujeres que padecen de obesidad.
El trastorno marcado por el binomio obesidad-celulitis, se localiza desde su inicio (pubertad) en los miembros inferiores, acompañado de importantes alteraciones circulatorias.
En general en la segunda década de la vida y muchas veces consecutivo al embarazo, se producen aumentos bruscos de peso que progresivamente llevan a una afectación generalizada que recrudece en la menopausia y complica otros sistemas, tales como el osteoarticular y el cardiovascular.

La celulitis localizada, por su parte, es la forma más frecuente y las zonas preferenciales de ubicación corresponden a:
Abdomen

Muslos (sectores superior, interno y posterior)

Nalgas

Rodillas (cara interna)

Tobillos

Espalda (parte inferior y superior) y algunas otras regiones

Tratamientos para combatirla

Tratamientos con Tópicos contra la celulitis
INTRODUCCION

Deben elegirse fórmulas que contengan principios activos que actúen sobre los 3 componentes involucrados en el desarrollo de la celulitis: la microcirculación, el tejido graso y el tejido conectivo.

Los productos utilizados para el tratamiento de la celulitis están realizados a base de diferentes extractos fitoterápicos y otras sustancias activas, entre ellas, algunas vitaminas.

En su gran mayoría, contienen:

• Centella asiática (Hidrocotile asiatica): actúa protegiendo el tejido vascular. Estimula la biosíntesis del colágeno.

• Ginkgo biloba: posee una alta concentración de sustancias antioxidantes y estimulantes de la circulación.

• Fucus vesiculosus: es un alga marina rica en aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos. Posee yodo, cuyo efecto sobre el metabolismo lo hace recomendable en tratamientos de celulitis. Activa el metabolismo de las células y así ayuda a eliminar los elementos tóxicos acumulados.

• Retinol: es la forma activa de la vitamina A que estimula la actividad celular.

• Vitamina E: es un poderoso antioxidante, que actúa protegiendo las estructuras celulares.

• Ruscus aculeatus: en su raíz se concentra un principio activo, la ruscogenina, que posee acción venotónica, activa la microcirculación y facilita el drenaje linfático y circulatorio.

• Hiedra (Hedera helix): presenta propiedades analgésicas y lipolíticas, favorece la irrigación y el drenaje vascular y linfático.

• Aloe vera: es un agente antiinflamatorio cicatrizante, regenerador del tejido cutáneo.

• Cafeína: activa la lipólisis, moviliza la grasa acumulada.

• Cupalina: extracto de guaraná rico en cafeína, estimula la salida de los cuerpos grasos.

• L-carnitina: tiene propiedades lipolíticas, ayuda a quemar los cuerpos grasos.

• Acido salicílico: evita la entrada de glucosa en el tejido graso.

• Escina: favorece la lipólisis.

• Glicerina-aceite de siliconas: hidratan la piel.

• Agua termal: rica en minerales y oligoelementos, con propiedades calmantes, anti-irritantes y descongestivas.

• Bioactivos a/Y: el sistema reductor de lípidos constituido por los bioactivos a e Y, actúa directamente bloqueando los receptores a2 y NPY (que son los principales responsables del almacenamiento de grasas), favoreciendo así su eliminación constante. Produce una disminución del grosor del tejido adiposo y una acción tonificante que confiere más firmeza a la piel. Reduce el aspecto piel de naranja.



Los productos anticelulíticos disponibles en el mercado se presentan en formas farmacéuticas orales (comprimidos, cápsulas) y tópicas (cremas, geles y emulsiones).
Tratamientos Orales contra la celulitis

Deben elegirse fórmulas que contengan principios activos que actúen sobre los 3 componentes involucrados en el desarrollo de la celulitis: la microcirculación, el tejido graso y el tejido conectivo.
Los productos utilizados para el tratamiento de la celulitis están realizados a base de diferentes extractos fitoterápicos y otras sustancias activas, entre ellas, algunas vitaminas.
En su gran mayoría, contienen:

• Centella asiática (Hidrocotile asiatica): actúa protegiendo el tejido vascular. Estimula la biosíntesis del colágeno.

• Ginkgo biloba: posee una alta concentración de sustancias antioxidantes y estimulantes de la circulación.

• Fucus vesiculosus: es un alga marina rica en aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos. Posee yodo, cuyo efecto sobre el metabolismo lo hace recomendable en tratamientos de celulitis. Activa el metabolismo de las células y así ayuda a eliminar los elementos tóxicos acumulados.

• Retinol: es la forma activa de la vitamina A que estimula la actividad celular.

• Vitamina E: es un poderoso antioxidante, que actúa protegiendo las estructuras celulares.

• Ruscus aculeatus: en su raíz se concentra un principio activo, la ruscogenina, que posee acción venotónica, activa la microcirculación y facilita el drenaje linfático y circulatorio.

• Hiedra (Hedera helix): presenta propiedades analgésicas y lipolíticas, favorece la irrigación y el drenaje vascular y linfático.

• Aloe vera: es un agente antiinflamatorio cicatrizante, regenerador del tejido cutáneo.

• Cafeína: activa la lipólisis, moviliza la grasa acumulada.

• Cupalina: extracto de guaraná rico en cafeína, estimula la salida de los cuerpos grasos.

• L-carnitina: tiene propiedades lipolíticas, ayuda a quemar los cuerpos grasos.

• Acido salicílico: evita la entrada de glucosa en el tejido graso.

• Escina: favorece la lipólisis.

• Glicerina-aceite de siliconas: hidratan la piel.

• Agua termal: rica en minerales y oligoelementos, con propiedades calmantes, anti-irritantes y descongestivas.

• Bioactivos a/Y: el sistema reductor de lípidos constituido por los bioactivos a e Y, actúa directamente bloqueando los receptores a2 y NPY (que son los principales responsables del almacenamiento de grasas), favoreciendo así su eliminación constante. Produce una disminución del grosor del tejido adiposo y una acción tonificante que confiere más firmeza a la piel. Reduce el aspecto piel de naranja.


Los productos anticelulíticos disponibles en el mercado se presentan en formas farmacéuticas orales (comprimidos, cápsulas) y tópicas (cremas, geles y emulsiones).


Otros Tratamientos contra la celulitis

LIPOSUCCIÓN

Esta técnica llamada liposucción se ha mejorada considerablemente desde hace una quincena de años. La liposucción no presenta ningún riesgo si está bien prescrita y bien practicada.
La liposucción se dirige sobre todo a la celulitis muy localizada (mollas).
El cirujano tendrá que testar la calidad de la piel antes de proceder a la intervención de liposucción para evitar cualquier problema ulterior tal y como o efecto "chapa ondulada" que puede producirse su la intervención de lipoaspiración es practicada sobre una piel poco flexible.
El método consiste en introducir en la zona interesada por la celulitis, una pequeña cánula ligada a una bomba que va a aspirar la grasa profunda. El suero infiltrado va a permitir desinfiltrar, desencolar y aspirar las células grasosas así licuefacidos.

LIPOESCULTURA ULTRASÓNICA

Utiliza una zonda que emite ondas de alta frecuencia que produce la licuación de las células grasas y luego con una succión a baja presión se retira esa grasa
Cuando esta zonda se pasa en la capa de grasa superficial ayuda a mejorar la celulitis al igual que cuando pasamos el ultrasonido externo en gabinete.
Es asi que facilita aspiración de zonas fibrosas como los rollitos de la espalda, pantalón de montar y en reoperaciones.
Produce una mejor retracción de la piel, sobre todo en áreas de flaccidez: brazos, cara interna de muslos y abdomen de mujeres mayores.
Produce menos pérdida de sangre y menos hematomas, porque no lesiona vasos.
Mejora el “poceado” de la celulitis por un efecto regenerador del colágeno de la dermis.
LA ENDERMOLOGÍA

Se trata de un masaje mecánico aplicado sobre una gran parte del cuerpo que causa el problema de celulitis. El kinesiterapeuta utiliza un aparado guarnecido de rulos motorizados, que permite captar el tejido cutáneo y efectuar un masaje que se llama " pliegue, enrollada, desenrollada".
Esta técnica ayuda los tejidos grasosos liberarse da sus sobrecargas, desbloqueando la micro-circulación local y drenando las toxinas. Esta técnica es ahora ampliamente utilizada para tratar la celulitis localizada y la piel de naranja.


LA ELECTROLIPÓLISIS
Este método se dirige más bien a las mujeres flacas que tienen una celulitis localizada.
El aparato utilizado está constituido de una computadora aquel están ligados, por el rodeo de electrodos, varias agujas muy largas de uso único. El médico implanta por pares de cada lado del cuerpo, en los montones de grasa.
Vendas auto-adhesivas son aplazadas directamente sobre la piel para indicar bien la zona de celulitis que hay que tratar. Es posible hacer pasar cuatro tipos de corriente eléctrica diferentes. Según su frecuencia y su potencia, tienen cada uno una acción específica: quemar la grasa situada en proximidad de las agujas, vaciar las toxinas, tonificar de nuevo los músculos de la piel.
Para obtener resultados duraderos contra la celulitis, hay que contar 2 sesiones de 35 mn por semana durante 5 semanas.
Más tarde, es recomendado hacer una o dos sesiones de entretenimiento por años.

MESOTERAPIA
La mesoterapia (o intradermoterapia) consiste en la administración de bajas dosis de medicación mediante microinyecciones indoloras y efectivas para el tratamiento de la celulitis, flaccidez y adiposidad localizada.
Es una vía de administración local de medicamentos en bajas dosis, que asegura una gran concentración en la zona de aplicación y una mínima cantidad que va a ingresar a la circulación general.
Solo se necesita manos entrenadas para la utilización de la pistola de mesoterapia que garantice la justa dosificación y la menor molestia posible.

OZONOTERAPIA
Oxigenante: Aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxígeno a todo el organismo, mejorando la circulación y las funciones celulares en general. También estimula las enzimas que participan en su metabolización. Estimula la glicolisis (aprovechamiento de los azúcares), que es la fuente fundamental de energía para todas las células, con lo cual mejoran sus funciones generales.
Revitalizante: Posiblemente relacionado con el efecto anterior, ha demostrado capacidades para promover la recuperación funcional de numerosos pacientes afectados por enfermedades degenerativas.
Antioxidante (eliminador de radicales libres): Es el único medio, hasta el presente conocido, que es capaz de estimular todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los radicales libres y otros oxidantes peligrosos del organismo. Por ello, retarda también los procesos de envejecimiento celular.
Inmunomodulador: En dependencia de las dosis y formas de aplicación, es capaz de estimular las defensas inmunológicas, tanto celulares, como humorales, en pacientes con inmunodepresión, o de modular las reacciones inmunológicas exacerbadas, que producen las llamadas enfermedades autoinmunes.
Regenerador: Es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejido, por lo cual resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de dificil curación, en ulceraciones de diverso tipo, en los tejidos articulares, en medicina estética, etc.
Antiálgico y antiinflamatorio: En aplicación local, presenta estos efectos, por actuar neutralizando mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y facilitando la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios como histaminas, quininas, etc.
Germicida: Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, tales como bacterias, hongos y virus.

En resumen, la ozonoterapia también conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida y capacidad de trabajo, sobre todo en casos donde se comienzan a notar estos efectos. Igualmente compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo con el envejecimiento. Sus efectos son también duraderos en el tiempo.

ESPERO LE SIRVA A LA SEÑORA EN SU CASA
0
0
0
0No comments yet