Check the new version here

Popular channels

La fuga como pantalla

Por Lorena Alem
POR: GRUPO CRÓNICA
13/01/2016 6:06:51

Durante quince días, los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci fueron noticia excluyente en los medios. La fuga, las sospechas de complicidad con personal del Servicio Penitenciario, las fallas en el operativo, la captura de los tres el sábado, que finalmente resultó no ser tal, las conexiones con el narcotráfico, las líneas de investigación, los tuits de felicitación fallidos: todo el operativo tuvo aristas lo suficientemente atractivas como para hacer del asunto un festín. La espectacularidad del caso hizo, incluso, que el primer mes de gobierno de la gestión de Mauricio Macri pasara casi inadvertido, al menos, para el común de la gente. En otro contexto, el interés general hubiera recaído precisamente en la revisión de las medidas tomadas hasta el momento, los frentes que aún debe abrir y aquellos con los que ya se encontró.




A nadie escapa la preocupación que se respira por el aumento en las tarifas y en los precios. De un lado están los que aseguran que la gestión de Macri no hace sino sincerar situaciones pasadas. En la vereda opuesta se ubican los que sostienen que la quita de subsidios es una medida que confirma su prejuicio: Cambiemos gobernará para unos pocos y no para todos.






La polémica se aviva aún más a la hora de evaluar los despidos en dependencias públicas. Bajo el calificativo de “ñoquis”, miles de empleados quedaron sin fuente de trabajo. ¿Quién puede, en su sano juicio, avalar un sueldo para quien no lo merece? Seguramente nadie, o casi nadie. Pero sucede que en esas nóminas, que a veces superan las centenas, hay, de seguro, gente trabajadora. Ni oportunistas ni acomodados: personas que efectivamente valen su puesto. ¿Habrá verdaderamente una revisión a conciencia del papel que cada uno cumple en su empleo? En todo caso, ¿puede hacerse con tan sólo un mes de gestión? Ahora bien, el escenario es aún más complejo si se proyecta en el tiempo porque, hasta el momento, no hubo una reactivación de la industria capaz de hacerse cargo de esa mano de obra desocupada. Obviamente, esto no es justificativo alguno para que se perpetúen en su condición de “ñoquis”, en caso de que efectivamente lo sean. Sin embargo, al menos a priori, pareciera que la ecuación costo-beneficio fue tomada por el gobierno, quizás a la ligera.











DESPIDOS ILEGALES






0No comments yet
      GIF
      New