Check the new version here

Popular channels

La fundación de "Shakira & friends"

Bién, a aquellos que no están al tanto de como se clasfician las ONGs les dire sencillamente que hay una gràn cantidad y diversidad de las mismas.





- Clubes Barriales
- Sociedades de fomento
- Clubs deportivos (boca juniors - olimpo - racing)
- Asociaciones cooperadoras
- Sindicatos
- Etc.

Dentro de otra denominación existen las fundaciones. ¿Cuál es la diferencia?, bueno, digamos que se necesita una "inversiòn" de dinero importante (20.000) -en argentina-, una propiedad, etc.
Y desde luego, mientras que la estructura directiva de una ONG comùn es similar a la de un Centro de estudiantes
-presidente, vice, voceros, tesorero,etc; con cargos de 4 años de duraciòn y una posibilidad de ser re-electo; un numero de socios minimo con distintas categorias-
La fundaciòn puede mantener la misma comisiòn, e inclusive modificarla con gràn facilidad.





Es bien sabido que todas las corporaciones crean fundaciones donde lavan culpas y otros bienes (por eso hasta la gestapo tiene fundacion)

Bien. Entonces, despues de la sintesis, cabe decir que ahora la -aùn- srta. Shakira (gomes?) ha formado una fundaciòn con el objetivo de "palear la pobreza en latinoamèrica".

Que bàrbaro ver a las super-mega-estrellas con gigantescas residencias TAN involucradas en esto. Si todos los magnates lo hicieran quizàs la asimetrìa social no existiría, pero por supuesto, TODOS siempre participan -como he mencionado antes-
Ahora, ¿que se esconde detràs de la fundaciòn de la cantante latina? Bueno, en este artìculo se especula acerca del tema, desde luego, ignoro la certeza de la info -las personas mencionadas integran verdaramente la comisiòn (buscar en clarìn o nación) , pero lo dejo a su "criterio"

Informe exclusivo
Un manto de sospechas envuelve a la recientemente lanzada Fundación Alas
Amén de la principalísima figura de Shakira como ideóloga de la misma, detrás de ella se encuentra Antonito De La Rúa, ex “Grupo sushi”; Lautaro García Batallán, ex viceministro de la Nación durante la represión en Plaza de Mayo (19 y 20 de diciembre de 2001), y “exitosos” empresarios latinos, cuyos prontuarios hablan por sí solos. Aquí todo lo que se debe saber sobre Alas.





CAPITAL FEDERAL, Diciembre 14 (Agencia NOVA) Este martes por la noche la mundialmente conocida cantautora colombiana Shakira presentó oficialmente en Panamá Alas, una fundación de la que participan innumerables figuras del espectáculo, la música, la política, el empresariado y la literatura, y cuyo principal fin es impulsar programas de nutrición, salud y educación en favor de los chicos de Latinoamérica.



Hasta aquí todo bárbaro, precioso, hermoso, y hasta comprometido con la lucha por la igualdad en este golpeado territorio del Planeta. Sin embargo, como muchas cosas en la vida, no todo lo que brilla es oro, y una fundación puede tranquilamente transformarse en un espacio de turbio accionar.



Si bien la idea surgió de la propia Shakira, y fue acompañada por figuras musicales cuyo fin es legítimo –como Ricky Martin, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, Juanes, Diego Torres, Maná y muchos otros–, detrás de ella se esconden nombres que nadie imagina vayan a contribuir a una justa causa. Veamos.





Los nombres argentinos



Detrás de la cantante del país cafetero –y uno de los principales impulsores de la Fundación Alas– se encuentra su novio, Antonito De La Rúa, “cabecilla” del afamado “Grupo Sushi”, que gobernó virtualmente el país en épocas de Gobierno de su padre, Fernando, y donde se encontraban entre otros su hermano, Aíto; el “Coti” Nosiglia –sobran los calificativos–; Luciano Olivera –ex interventor de ATC, que dejó al canal con más deudas que cuando llegó–; Marcelo Distéfano –echado del Ministerio de Trabajo por un presunto reparto discrecional de planes sociales–; Rafael Veljanovich –ex subsecretario de Acción Social, también expulsado por manejos raros–, y Félix Pelliza –socio de Agustín Zbar, ex titular del Registro Civil de las Personas, quien por esa época declaraba su amor incondicional por el número 2 de la SIDE, Darío Richarte, y por Zenón Ceballos, abogado de la casa y socio flotante de Mariano Cúneo Libarona–.



Pero sin dudas quien más sorprende es Lautaro García Batallán –un hijo dilecto de la reconocida Franja Morada, desde donde surgieron figuras radicales de la talla de Federico Storani, por ejemplo–, no por ser de lo peor del “Grupo Sushi”, pues tenía una importante competencia, sino porque es el director ejecutivo de la flamante Fundación.



Este “sushi boy” fue secretario de Relaciones Universitarias de la UBA, además de titular del bloque de diputados de la UCR en la Legislatura porteña –cargo al que tuvo que renunciar cuando uno de sus asesores fue filmado efectuando una “coima” a cambio de “un favor”–.



Como si esto fuera poco, García Batallán se erigió posteriormente como secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior de la Nación –el virtual viceministro–, en momentos en que el fallecido Ramón Mestre ocupaba la titularidad de esa cartera, y se presume tuvo participación activa en la tremenda represión policial sobre los civiles que ocupaban la Plaza de Mayo los días 19 y 20 de diciembre de 2001.





Los nombres latinos



Tras esta iniciativa existe también una veintena de “exitosos” empresarios latinoamericanos, quienes serán los encargados de cubrir los gastos corrientes de la organización.



Entre ellos se encuentran Gustavo Cisneros –de quien muchos dicen es el hombre más rico de América del Sur–, un reconocido empresario de medios de TV venezolano, sospechado –y con juicios en su contra– de lavado de dinero (presidente del Grupo Cisneros); de hecho, Hugo Chávez lo tiene en la mira y hasta lo ha amenazado con estatizar sus medios.



Emilio Azcárraga Jean es mexicano y dueño del mayor imperio de televisión hispana: es el presidente del Grupo Televisa. Sin embargo, diversas voces manifiestan que hoy sólo controla el 17% de las acciones de Televisa, y que la mayoría del paquete accionario estaría en manos de Carlos Slim (Grupo Carso) y María Asunción Arámbuluzavala (Cervecería Modelo), quienes trabajan en equipo –Bill Gates, el magnate informático norteamericano, posee el 7% de esas acciones, aunque no participa de Alas–.



Slim, otro participante de Alas, también es dueño de Telmex –la compañía telefónica mexicana que acapara el mercado de los juegos televisivos vía mensaje de texto en nuestro país–, de CTI Argentina y de Comcel Colombia, entre otras (todas compañías de telefonía).



Por otro lado, aparece Alejandro Santodomingo, un empresario colombiano ex titular de Bavaria (la firma cervecera), y de quien se dice es dueño en las sombras de TV CABLE (operador de cable de Colombia), recientemente adquirido por Carlos Slim, dueño también de Caracol TV y ex propietario entre otras de Bellsouth Colombia (hoy Movistar), Caracol Radio, Vikingos, Finca S.A., Grupo Media Capital de Portugal, Pesbocol y las aerolíneas Avianca y SAM. Se presume que se trata de un “lavador de activos”, como los llaman en su tierra natal.





A modo de síntesis final



Como corolario de todo esto, es dable pensar que las intenciones de la Fundación Alas son genuinas. Sin embargo, repasando sólo algunos de los nombres de sus participantes, la duda metódica –parafraseando al genial René Descartes– no deja de aparecer una y otra vez.



Esperemos que la figura de Shakira y las demás estrellas musicales y literatas comprometidas con la causa no sean eclipsadas por las de estos “exitosos” empresarios latinos. (Agencia NOVA)
0
0
0
0
0No comments yet