Info

La gran amistad entre una Leona y un Joven

Él la salvó cuando tenía un año y estaba por morir de hambre. Es el líder del proyecto "Modisa Wildlife Project" en el que intentan salvar la especia enseñándole a los más chiquitos a valerse por sí mismos.



Valentin Gruener no podía dejar a una leona cachorrita de un año a la deriva que fue abandonada en Botswana.

Hoy, Sirga ya pesa 50 kilos y está siendo educada por Valentin para poder cazar y sobrevivir en la naturaleaza. Gruener ha pasado incontables horas tumbado boca abajo en modo salvaje y saltando en el agua para demostrarle cómo se hace.

El ambientalista es el líder del proyecto "Modisa Wildlife Project" en el que intentan salvar la especia enseñándole a los más chiquitos a valerse por sí mismos. Para esto, son trasladados a un área protegida con suficiente vida silvestre para alimentarse.


"No queríamos que Sigra tenga el mismo destino que los demás que son alimentados por la marea de turistas", dice Mikkel Legarth que colabora con Valentin.

El trabajo que hacen estos ambientalistas fueron capturados por el fotógrafo Nicolai Frederik Bonnin Rossen y se está grabando el documental llamado "Corazón de León" en el que se mostrará la evolución del animal que hoy ya es capaz de conseguirse su alimento, pero no por eso perdió su amistad con los ambientalistas.