Popular channels

La homosexualidad en Animales

La homosexualidad y la bisexualidad son relativamente comunes y están presentes en todo el reino animal. El comportamiento homosexual de los animales toma muchas formas distintas (relación sexual, cortejo, afecto, unión de la pareja, crianza de los hijos...), incluso dentro de la misma especie, y ha sido observado a través de investigaciones en todo el reino animal, desde primates hasta parásitos intestinales, estando bien documentado para unas 1500 especies.

La homosexualidad animal es considerada controvertida, porque se afirma que tiene implicaciones en el debate que rodea a la homosexualidad humana. Oponentes de este concepto afirman que el comportamiento animal no tiene implicaciones para lo que ellos ven como un asunto moral.


10 Animales que practican la homosexualidad

Delfines


Los mamíferos acuáticos están en el tope de la lista de animales inteligentes, comparables con los humanos en habilidades cognitivas y sociales. También tenemos en común la diversidad social, pues se han identificado numerosas relaciones homosexuales a lo largo del tiempo.

Uno de ellos fue el caso de un par de delfines grises que disfrutaron una relación de 17 años, o un grupo entero de delfines macho, que no se privaba de experiencias románticas. Además, muchos delfines son bisexuales y disfrutan de relaciones amorosas con miembros de ambos sexos.


Jirafas


Algunas jirafas macho jóvenes, tienen encuentros del mismo sexo de corta duración. Las actividades incluyen besos de lengua, masaje de cuello y “abrazos” así como contacto corporal y caricias. Los científicos creen que el propósito de esta interacción es desarrollar familiaridad con las técnicas de apareamiento antes de usarlas para cortejar a la hembra apropiada.


Bonobo (chimpacé pigmeo)


Estos simios son el animal más inteligente del mundo y también el pariente más cercano del ser humano. Viven en colonias muy sociales, en las que a diferencia de las personas y otros simios, se distinguen por su interacción tranquila y cariñosa. Son famosos por resolver sus problemas comunicándose sin agresiones.

Muchos conflictos ocurren entre dos machos o dos hembras y los lazos de cariño homosexuales son frecuentes. Los encuentros sexuales pueden incrementar la posición social en la comunidad, por lo que no se censura.


Leones


El mal llamado “rey de la selva” (porque vive en la sabana) es apreciado como un símbolo de masculinidad y poder, sobretodo en sociedades patriarcales que acostumbran mantener harems de mujeres. Sin embargo, un cierto porcentaje de estos grandes felinos ignoran a las hembras disponibles y forman grupos exclusivos para machos.

Existe documentación de leones macho que montan a otros leones y que además presentan variedad de comportamientos normalmente reservados para las parejas del sexo opuesto. La razón de su comportamiento se desconoce.

El impulso sexual de los leones es uno de los más poderosos entre las distintas especies de felinos, por lo que estos encuentros podrían tener mayor propósito que el de los pájaros y simios antes mencionados.


Libélulas


Estos lindos bichos son nos de los depredadores más evolucionados del mundo de los insectos y de los más escandalosos en sus demostraciones de cariño. Las libélulas enamoradas montan espectáculos de ballet aéreo y demuestran sus encuentros sensuales sin reservas.

Los investigadores han encontrado una alta frecuencia de parejas del mismo sexo. Sus causas se desconocen, pues se sabe muy poco de su interacción sexual por sí sola. Se cree que la química ambiental y la imposibilidad de procrear podrían tener algo que ver en el comportamiento.


Albatros de Laysan


En 2007, un grupo de investigadores de las aves oriundas de Hawai, notaron en Oahu que 60% de la población de albatros eran hembras y que el 31% de las parejas eran lesbianas. Todas ellas mostraron comportamientos propios de lazos cercanos, como la formación de nidos y besos de pájaro.

Las relaciones del mismo sexo pueden durar igual que las parejas tradicionales, en un caso documentado, hasta 19 años. En Nueva Zelanda se identificó el fenómeno entre una especie más grande de albatros, lo cual indica que no es tan poco común.


Dos aves negras


El comportamiento homosexual de algunos cisnes negros australianos está documentado. Existen casos en los que se forman tríos con dos machos y una hembra que establecen sus nidos. El arreglo ha demostrado mayor éxito de procreación, debido a la efectividad del par de machos al defender a los huevos y la mamá de depredadores.

Dos pingüinos macho se hicieron pareja en un zoológico, donde les dieron un huevo que criaron exitosamente. Antes de tener su propio huevo, la pareja intentó robarles a las parejas heterosexuales.

Ornitólogos estudiosos del fenómeno encontraron que en general las relaciones homosexuales entre machos se dan en especies promiscuas, y las que son entre hembras en especies monógamas.


Gallito de las rocas (Rupículas)


Estos bonitos pájaros de cabeza anaranjada y cresta voluminosa no tienen nada que esconder y eso incluye su homosexualidad. El 40% de los machos se involucran en relaciones con otros machos. La explicación para ello es la sobrepoblación y por ende la gran competencia por las pocas hembras. Los encuentros sexuales de estas aves sirven para satisfacer el deseo de expresar su promiscuo impulso sexual, lo que ayuda a estabilizar su temperamento y mantener a la parvada en paz.

Gaviota Occidental


La gaviota occidental se parece a los albatros, pero están más relacionados con los frailecillos. La evolución los acerca en apariencia a los primeros y también a su sistema de apareamiento, que a veces involucra a dos hembras.

Expediciones de las islas del canal de California revelaron que el 14% de las gaviotas son parejas de dos hembras. La diversidad en las colonias fue notoria cuando se encontraron nidos con menos huevos que lo normal y que algunos de estos incluso estaban fertilizados por el ocasional contacto con machos.


Carneros


Los borregos domésticos son, estadísticamente, uno de los mamíferos más homosexuales que existen. Hasta el 8% de los borregos macho forman relaciones con otros machos, sacrificando todo contacto con las hembras. Los novios no se aparean, pero actúan como una pareja en todos los órdenes a lo largo de sus vidas. Sobra decir que los granjeros no son fanáticos de sus prácticas, sobre todo si buscan aumentar sus rebaños.


0
0
0
0No comments yet