Popular channels

La ilógica lógica de los dibujos animados





1.- MADAGASCAR

Lo más significativo es que los animales no aguantarían el viaje. Lo primero porque hacen el viaje en cajas aisladas en las que no pueden alimentarse y, aunque estuvieran en el mismo espacio, no podrían convivir entre ellos.


La cebra es parte habitual de la dieta de los leones, y aunque los machos no suelen cazar, en caso de necesidad sí podría hacerlo llegando a atacar incluso al hipopótamo y a la jirafa. Es decir, al llegar el barco a puerto, podríamos montar una carnicería-pollería bastante completa.

Los hipopótamos son probablemente los animales más agresivos de África y el causante de más muertes humanas por animales. Así que, posiblemente, Gloria la hipopótamo, se pasaría el viaje en una esquina defendiendo su territorio y Melman la jirafa en otra esquina intentando alejarse de la cebra Marty (que sería la primera en caer en manos del león).


Por otra parte, los pingüinos barbijos llegarían cocidos literalmente. Por no hablar del estrés de ver a sus compañeros de habitáculo. Tengamos en cuenta que son criaturas que viven en zonas antárticas de nieve perpetua, por lo que sin la refrigeración adecuada estarían sentenciados antes de subir.


2.- BOB ESPONJA Y LA TEORIA DE QUE ES FRUTO DE UN ENSAYO NUCLEAR.

Una esponja que vive en una piña, tiene de mascota a un caracol que aúlla como un gato y trabaja en el restaurante de un cangrejo. Ese es Bob. En primer lugar, su residencia submarina está en Bikini, cuyo nombre recuerda a un atolón real con el mismo nombre donde el Gobierno de Estados Unidos probó más de 20 bombas de hidrógeno y atómicas entre 1946 y 1958 (varias bajo el agua).


Según una teoría muy popular en la Red, el show está basado en una prueba nuclear y, por eso, los famosos amigos de Bob son mutantes resultado de las radiaciones.


3.- EL COYOTE Y EL CORRECAMINOS.

El correcaminos está basado en el Geococcyx californianus (correcaminos norteño), aunque sentimos comunicaros que no hace mic-mic.

A pesar de que esta simpática ave es veloz y alcanza los 40 km/h, no es nada comparable con la velocidad del coyote, que puede llegar a los 69 km/h. Por tanto, la serie duraría medio capítulo piloto... y ya.


Además, el correcaminos no es tan santurrón como parece. Es todo un depredador que hace, literalmente, papilla a su presa a picotazos. Normalmente se alimenta de serpientes, lagartos y pequeños mamíferos.


4.- RAFIKI.

Rafiki, el chamán de El Rey León, parece una mezcla de papión con cara de mandril. Los papiones son omnívoros y en ocasiones cazan grandes presas como antílopes, etc. Y no sería el primero que mata una cría de león.
Por no decir, como se tomaría un león ver a su hijo en brazos de Rafiki.


5.- SUPERMAN DESTRUYÓ LA TIERRA.

Recuerdas cómo el Superman de Christopher Reeve hizo girar la tierra hacia atrás para retroceder en el tiempo y salvar a Lois? Pues resulta que no debería haber hecho eso, porque frenar la rotación de la Tierra estropearía muy seriamente nuestro planeta. Eso no está bien, Superman.


Al estar sobre la tierra y rotar esta, tenemos su misma velocidad ya que nos movemos con ella. Frenar la rotación o incluso invertirla, significa que todo lo que está sobre la tierra también tendría que frenarse para mantenerse en la misma posición. Pero si sólo se frena la Tierra, los que seguimos sobre ella seguiríamos teniendo la misma velocidad que antes, por lo que seguiríamos moviéndonos. Es decir, saldríamos literalmente volando en la dirección de rotación. Además, pasaría lo mismo con la atmósfera, por lo que se producirían, entre otras cosas, huracanes, vientos y vendavales que arrasarían con todo, por no hablar del efecto con el agua del mar, ríos y lagos.


6.- UP: UNA AVENTURA DE ALTURA.

En un mundo en el que los medios de comunicación se ven obligados a anunciar a los ciudadanos norteamericanos que un apocalipsis zombie no es posible, nosotros nos vemos obligados a confirmar que sería bastante difícil levantar una casa con globos como en la película Up. Aunque no imposible.


Como nos contó en su día el físico Sergio Palacios, necesitaríamos 50 millones de globos para levantar el hogar de Carl. Eso sí, "a medida que vaya aumentando la altura a la que ascienden la casa y los globos, la densidad del aire irá disminuyendo y eso hará descender el conjunto, a no ser que se pueda ir incrementando de alguna manera el número de globos."


Otro efecto que aparece es la difusión del helio a través de las paredes de goma del globo, que también contribuye a que cada vez ascienda menos la casa y acabe por precipitarse al suelo. Por último, la temperatura influye asimismo sobre la densidad de ambos gases: aire y helio.


7.- HEIDI Y SU COLUMPIO SUICIDA.

El columpio de Heidi era cualquier cosa menos seguro.

Las dimensiones del columpio con el que Heidi se balanceaba casi de forma suicida por los Alpes suizos ha sido un tema muy comentado en la web y en foros de física desde hace mucho tiempo. Para averiguarlo, los chicos de La web de Física contaron con el único dato que tenían para realizar el cálculo: el periodo de oscilación, que obtuvieron gracias a la intro de la serie en la que se ve que tarda 9 sg en hacer el trayecto completo del columpio.


Siguiendo el método matemático y analizando mediante fórmulas físicas el comportamiento de un péndulo bajo los efectos de la gravedad, se obtiene una longitud de 20,25 m. Si usamos el método gráfico congelando dos frames de la intro donde aparezcan las cuerdas del columpio y buscamos el punto de intersección entre las dos rectas, la longitud es de 17,40 m.

No todas las dudas están resueltas. Una de las más inquietantes es saber cómo Heidi se subía y se bajaba del columpio ya que este estaba ¡a más de 150 m de altura!


8.- EL COMERCIANTE DE AGRABAH Y EL GENIO ERAN LA MISMA PERSONA.

Todos recordaran como empieza La leyenda de Aladino. Vemos a un comerciante entrar en la ciudad del sultán a camello. El que se nos presenta como vendedor de Agrabah, pide que nos acerquemos a escuchar su historia. Tras intentar vendernos un pelador de patatas y un tupperware del mar muerto, nos enseña lo bueno: una lámpara que promete ser maravillosa, pues lleva detrás una gran historia: la aventura de un genio liberado.

Piensa bien en ese comerciante: ¿ropa azul? ¿banda roja en la cintura? ¿Cejas gruesas y una barba que termina en forma de ola? Si esto todavía no te dice nada, cuenta los dedos de los personajes de la película. El comerciante y el genio, son los únicos que tienen cuatro. Ah! Y si has visto la versión original, te habrás percatado que ambos son los únicos personajes que son doblados por Robin Williams. ¿Qué estamos queriendo decir con esto? Que en realidad, el comerciante es el Genio, que tras ser liberado, se convierte en un vendedor ambulante que viaja por todo el país, vendiendo cosas mientras relata la increíble historia que lo condujo a su libertad.


9.- EL PATO DONALD NO ERA CASCARRABIAS: SUFRÍA TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO.

Todo tiene explicación. Hasta el comportamiento psicópata del Pato Donald. Cómo olvidar sus rabietas, sus pataletas y sus cuac cuac incomprensibles. Pero, aunque desde su debut tuvo carácter, no siempre fue tan cascarrabias. Vivió varias aventuras con la pandilla de Mickey Mouse desde 1934 hasta el momento que se vio obligado a partir hacia el frente de batalla en la II Guerra Mundial. Una vez allí, varias películas recogen su experiencia desde su reclutamiento hasta el fin de la guerra, donde se le puede ver sabotear una base aérea japonesa o como cae prisionero de los nazis.


Aunque siempre gastó malas pulgas, al volver de la guerra se le vio violento e inestable. Los cómics lo demuestran. En una versión de 1938, Donald se encuentra la nevera vacía y crea una cámara para descubrir al ladrón. En cambio, en otra adaptación realizada en 1945 (El ladrón de neveras) Donald se vuelve sobre sus sobrinos para ‘matarlos’.


10.- ¿EL INSPECTOR GADGET ERA EN REALIDAD EL MALO DR. GANG?.

El Inspector Gadget -un detective algo torpe, con mejoras robóticas para combatir la delincuencia, que trabaja con su joven sobrina Sophie y su perro Sultán- podría guardar más secretos que sus múltiples herramientas. Según una teoría alimentada por Reddit, el buenazo del Inspector podría ser también el malvado villano Dr. Gang, del que sólo conocíamos el brazo.


El personaje principal sería, pues, un duplicado del hombre que el Dr. Gang fue alguna vez. Hay muchas cosas que el dibujo nunca se molestó en explicar: ¿por qué Gadget tiene piezas de robot? ¿Por qué nunca vimos el rostro del Doctor Gang? ¿Por qué Sophie siempre es la que desmonta los planes del malo? ¿Este no se protege de ella por ser su sobrina?


Según la teoría, el villano fue un detective humano afectado por una terrible explosión que hizo que su familia y amigos le dieran por muerto. Y sí, aunque en un capítulo se le ve la cara al malo, está claro que no iba a ser la misma que la del buenazo de nuestro inspector. Pura lógica ante un tipo construído con piezas.


11.- BUSCANDO A NEMO.

En primer lugar, Dory no es tan tonta como la ponen. No es cierto que los peces tengan menos de 3 segundos de memoria, sino que ésta puede remontarse a meses atrás e incluso pueden ser instruidos con la paciencia de un entrenador.


En segundo lugar, los peces payaso (Nemo y su padre, que a la vez también es madre porque son hermafroditas), viven protegidos por las anémonas (un animal marino) y no se alejan más que unos metros para alimentarse. Es decir, si Nemo pasará unos minutos fuera de la anémona su padre volvería a refugiarse en ésta y se acabaría la película ¿Por qué? Porque tienen fama de ser malos nadadores en mar abierto. Teniendo en cuenta que los peces payaso tienen entre 100 y 1000 crías en cada puesta, dudamos que el padre se jugase la raspa por uno de ellos.


12.- LA HERA DE HIELO: LA ARDILLA ES EN REALIDAD LA TATARABUELA DEL MAMUT.

La era de hielo tiene más de telenovela de lo que parece. En realidad Scrat, la ardilla dientes de sable que, inexplicablemente siendo insectívora persigue una bellota que nunca podrá comerse, podría ser el 'tatarabuelo' del resto de los personajes.


La ardilla dientes de sable vivió hace 90 millones de años a la sombra de los dinosaurios. Se empezó a expandir cuando estos se extinguieron hace 65 millones de años. Los mamuts no pisaron la tierra hasta hace 5 millones de años, así que son dos especies separadas por 85 millones de años. Puede que estuviese todo ese tiempo buscando la bellota.


Por otro lado, como decíamos al principio, Scrat no podría hincarle el diente a la bellota. Su dentadura no estaba preparada para comer semillas y mucho menos un bellotón de esa envergadura.


Por cierto, los perezosos más pequeños de esa época medían 6 metros y pesaban 3 toneladas (el peso de un hipopótamo adulto), así que, muy difícilmente, un tigre podría llevarle a 'caballito'. Sí, Sid es todavía más pesado en la vida real de lo cansino que resulta a sus compañeros de reparto.


13.- RATATOUILLE

Muy a pesar de que en los dibujos animados pinten el queso para los ratones como si fuese heroína, es un mito.


A los ratones no les gusta el queso. Al menos, eso descubrieron hace un tiempo científicos de la Universidad de Manchester, quienes desmintieron que el queso fuera un manjar para los ratones. Prefieren alimentos con altos contenidos en azúcares como frutas y semillas. Gracias a su implacable olfato, detectan las mejores piezas. Ese olfato también les hace rechazar el queso, con un olor fuerte que posiblemente le haga salir de allí pitando.


14.- SUPERCAMPEONES.

Las dimensiones del campo de Oliver y Benji ha sido un tema ampliamente debatido. Todos damos por hecho que la pareja de futbolistas debía tener unos cuádriceps dignos de un campeón.

El estudiante de física Resaka Scientific se tomó hace un tiempo la molestia de resolver el misterio para todos nosotros. Calculó la distancia a la que se ve el horizonte y el ángulo al centro de la Tierra.

"Tomando como referencia a una persona de 1,70 de altura, ésta vería el horizonte, según los cálculos, a 4,5 km. Teniendo en cuenta que la línea de puerta aparece cuando un jugador está aproximadamente a 3/4 de la longitud del campo, es fácil deducir que nuestros futbolistas favoritos de la infancia jugaban en un campo de nada menos que ¡¡18 Km. de longitud!!"


Otra de las respuestas sorprendentes es a la velocidad que corrían: 150 km por hora. Algunas dudas quedan pendientes: ¿a qué velocidad lanzaban el balón para quedará incrustado en el muro de hormigón tras entrar en la portería?



0
0
0
0No comments yet