Canales populares

La imagen que ha causado conmoción y su historia impactante.







La imagen que ha causado conmoción en el mundo esconde una HISTORIA impactante.





Un hombre de 48 años de edad, ha superado su discapacidad, para cuidar a su madre anciana por su cuenta. Chen Xinyin, de Chongqing, suroeste de China, perdió sus brazos después de recibir una descarga eléctrica a los siete años de edad.


Desde entonces, él ha aprendido a cocinar, a trabajar en la granja, y ahora incluso se ocupa de su madre anciana que está postrada en cama.







La increíble fuerza del hombre discapacitado ha sido capturada en una serie de fotografías muy conmovedoras, que han estado circulando recientemente.







Desde el 2014, el hombre con discapacidad ha tenido que cuidar de su madre a tiempo completo, a la par de manejar él solo su minifundio.







La madre de Chen Xinyin, de 91 años, está cada vez más débil. Hace poco quedó paralizada y ya no puede mover los brazos.


Sin tener manos, él ha solucionado toda su vida usando las otras partes de su cuerpo, y esto ahora incluye alimentar a su madre agarrando la cuchara con los dientes.



Pero Chen Xinyin nunca ha permitido que su discapacidad lo venza.







Desde que tenía 14 años, él ha estado ayudando en la parcela de la familia, en la crianza de ovejas y búfalos.







Cuando tenía 20 años, su padre murió. Como sus hermanos mayores ya se habían ido de casa, su madre se convirtió en la única persona que mantenía a la familia en marcha.


Chen Xinyin quería ayudar tanto como le fuera posible, empezando por aprender a cocinar. Pero sin las manos, tuvo que aprender a usar un cuchillo con el pie.







La primera vez que trató de utilizar la cuchilla con el pie, se las arregló para levantarla utilizando los dedos de su pie derecho. Por desgracia, la cuchilla cayó sobre su pie izquierdo, dejando una cicatriz que aún se puede ver hoy en día.


Pero esto no lo detuvo.







Con el tiempo él dominó la cocina con sus pies, y ha aprendido a sembrar trigo, mazorcas e incluso a cargar las cestas.







Ahora, él es el único que dirige su pequeña granja de tierras agrícolas, y maneja un rebaño de 24 ovejas, dos búfalos y cuatro gallinas.







Él incluso ha logrado sacar una ganancia cada año.


Trabajar con los pies no es algo sin costo. Chen Xinyin no usa medias durante todo el año porque toma demasiado tiempo y demasiado esfuerzo ponérselas. Esto significa que en el invierno, muchas veces se le congelan los dedos de los pies, haciendo la vida aún más difícil.


Una vez, un aldeano le sugirió que debería considerar la mendicidad. Los mendigos en las grandes ciudades se ganan decenas de miles de yuanes por año, que es mucho más de lo que Chen Xinyin produce actualmente.



Él estaba indignado por la sugerencia y respondió con enojo: “no tengo brazos, pero tengo buenos pies. Puedo hacer algo de dinero”.







Pero la dignidad no es la única razón para rechazar la idea. Chen Xinyin también está preocupado sobre quién se ocupará de su madre, si él se va.


Mientras que muchos ya habrían buscado ayuda, Chen Xinyin se mantiene firme en hacer tantas cosas como sea posible.


De alguna manera, él incluso encuentra el tiempo para ayudar a sus vecinos en momentos de necesidad.














Muchas gracias por tu visita.







0No hay comentarios