Check the new version here

Popular channels

La importancia del sueño...

La importancia del sueño...





Son muchos los especialistas que aseguran que el sueño (el acto de dormir) es de suma importancia para la vida de cualquier ser humano. A través de éste se recuperan energías y, además, es el momento en que se procesa toda la información recopilada durante el día. Dormir es —y ha sido siempre— la actividad que más tiempo demanda a lo largo de nuestras vidas (aproximadamente el 35%).

Al dormir, el organismo entra en un estado de reposo uniforme. Éste se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración, latidos del corazón) y por una respuesta menor ante los estímulos externos.

Hasta hoy, se han realizado cientos de estudios científicos para tratar de desentrañar los misterios de la actividad cerebral durante el período de sueño y, gracias a éstos, se ha descubierto la existencia de fases definidas en el mismo.

El sueño, a manera general, está conformado por dos grandes períodos llamados no-REM (sueño lento) y REM (Movimiento ocular rápido). Cada uno tiene sus propias particularidades y fases:

En el sueño no-REM la persona —a lo largo de cuatro etapas— experimenta la transición de la vigilia al sueño ligero; luego, inicia el sueño propiamente dicho y, subsecuentemente, entra en un sueño profundo. Durante esta fase, el tono muscular es débil y la frecuencia cardíaca y respiratoria disminuyen.
El sueño REM ocupa aproximadamente el 20% del tiempo total que un adulto duerme, aunque varía con la edad y es mayor en los niños. Se caracteriza por un movimiento rápido de los ojos, una abolición completa del tono muscular y una aceleración irregular de la frecuencia respiratoria y del pulso.
Se ha comprobado que puede haber sueños en cualquiera de las fases del dormir humano. Sin embargo, los más elaborados y recordados son los que se producen en la fase REM, es decir, en el último tramo del ciclo del sueño.

Conocido esto, es de suma importancia respetar el tiempo de descanso (de 7 a 8 horas diarias) pues, de lo contrario, pueden presentarse trastornos físicos y psíquicos que afectan el desempeño del individuo. Tal es así, que cada día aumentan las personas que acuden al médico creyendo sufrir un trastorno, cuando en realidad, solo les hace falta dormir lo suficiente. En el caso de los niños, al tener más actividad que los adultos, necesitan más tiempo para recuperar las energías perdidas.

De acuerdo a un estudio realizado por especialistas estadounidenses de la Escuela de Medicina de Harvard y la Universidad de California, y publicado en la revista Current Biology, el mal dormir merma el control cerebral de las emociones y hace que uno reaccione con mayor irracionalidad.

Luego de varios experimentos llevados a cabo con la ayuda de voluntarios, el autor del estudio, Dr. Matthew Walker, profesor de psicología y director del laboratorio del sueño de la Universidad de California, asevera que cuando no se duerme lo suficiente, el cerebro es incapaz de contextualizar los estímulos negativos y darles una respuesta adecuada. Por ende, funciona con patrones más primitivos.

“Es un primer paso —asegura Walker— para entender por qué nuestra sociedad parece ser cada día más emocionalmente irracional”. El acelerado ritmo de vida que actualmente lleva el ser humano comprime y atenta gravemente contra el tiempo de descanso, lo cual repercute en comportamientos que, a primera vista, no son entendibles. Esto es mucho más delicado cuando dichos individuos tienen en sus manos el destino de millones de personas.

A la falta de sueño también se la relaciona con el riesgo de sufrir obesidad, depresión, mal humor, problemas cardíacos y diabetes. El sueño es una necesidad básica que le permite al cuerpo descansar física y mentalmente. Durante este período, el organismo sigue funcionando de distinta manera, recupera y procesa información valiosa que quizá olvidó cuando estaba despierto.

Mientras estamos dormidos , atravezamos a intervalos de entre sesenta y noventa minutos las llamadas fases de movimientos oculares rapidos. Durante esas faces, el cerebro esta muy activo, y los investigadores creen que realiza algun tipo de autoreparacion. Algunos de ellos afirman que la interrupcion repetida del ciclo de fases, con la consiguiente perdida de sueño, tiene un efecto acumulativo. La funcion cerebral se ve afectada, lo que se traduce en falta de eficiencia y en una amplia gama de dolencias fisicas.
La cafeina y otras sustancias pueden bloquear a corto plazo el compuesto quimico que induce al sueño. No obstante, el cerebro esta dotado de un mecanismo que nos hac sentir somnolientos si no dormimos lo suficiente, provocando lo que se ha dado en llamar microsueños. Segun el periodico The Toronto Star, "sin importar lo que estemos haciendo, el cerebro privado de sueño entrara periodicamente en la primera etapa del sueño durante lapsos que van de diez segundos a mas de un minuto". Imaginese que esta conduciendo un automovil a unos 50 kilometros por hora y experimenta un microsueño de diez segundos. En ese breve lapso habra recorrido una distancia equivalente al largo de un campo de futbol. Ademas, sacrificar el sueño puede debilitar su sistema inmunologico, porque mientras dormimos el cuerpo produce las celulas T encargadas de luchar contra los agentes patogenos. Tambien produce leptina, una hormona que regula el apetito. En realidad, el sueño es tan necesario para el organismo como el ejercicio y la nutricion adecuados.

Consejos para conciliar el sueño

-Reducir el consumo, o eliminarlo totalmente, de estimulantes varias horas antes de acostarnos. Cafés, tés, refrescos de cola, etc., nos hacen un flaco favor a la hora de dormir.

-Evitar copiosas comilonas justo antes de irse a dormir. Tampoco beber en exceso.

-En ocasiones puede ser necesario evitar las siestas, y en todo caso ser regular con los horarios de sueño.

-El ejercicio regular ayuda a conciliar el sueño, pero nunca en las horas previas a acostarnos.

-Procurar relajarse unas horas antes de iniciar el sueño: habitaciones con iluminación ténue, temperatura agradable, mínimos ruidos posibles, etc.

-En caso necesario podemos recurrir a técnicas más activas de relajación.

1 Ponte ropa cómoda y suelta o acuéstate desnudo; acuéstate en la cama con una iluminación media.

2 Coloca una almohada entre tus rodillas para liberar la tensión de la espalda y otra bajo la cabeza.

3 Deja la mente en blanco e inspira tres veces profundamente por la nariz, vaciando los pulmones cada vez que exhalas.

4 Tensiona los músculos de una pierna por el lapso de cinco segundos y estírala. Repite este ejercicio intercalando con la otra pierna.

5 Encoge los hombros contra la cabeza, mantén y afloja, repite tres veces.

6 Tensa todo el cuerpo tres veces y afloja.

7 Inspira profundamente y siente como tu cuerpo va perdiendo peso.

8 Retira la almohada de las rodillas y tápate con tu cobertor.

9 Con la mente en blanco, respira con naturalidad e ingresa en el sueño.

10 Un buen masaje que te relaje los músculos conbinado con música te ayudara aun mas.

El momento en que inicie los ejercicios de relajación asegúrate de que no serás interrumpido.
Usa la luz muy baja para relajar los sentidos.
Es recomendable acompañar la serie de ejercicios por sonidos de la naturaleza.
Llegar al orgasmo ayuda a conciliar el sueño (sexo o masturbación).
No llegar con los problemas a la cama ayuda a conciliar el sueño
Toma una taza de infusión de flor de cayena o flor de Jamaica ayuda a relajar posibles tensiones en el sistema digestivo

Debes mantener una actitud relajada y la mente en blanco, la influencia que tienen los pensamientos dentro del funcionamiento del cuerpo es muy fuerte y las preocupaciones pueden quitar todo el efecto de los ejercicios propuestos.










Asi que todos nos merecemos un buen descanso para recargar pilas...!!! Que nada te quite el sueño...

Gracias por comentar
0
1
0
0
1Comment
diegoloquendo

Wauw cuanta info. 😊

0