Info

La ley Argentina Digital: "no es adecuada para..."

Pasaron dos semanas desde que el Gobierno anunció el proyecto "Argentina Digital" y los alcances de la medida son desde entonces materia de debate. La iniciativa que reformará el mercado de las telecomunicaciones –"para desmonopolizar el sector", según palabras de Julio de Vido– es por estos días analizada en las comisiones del Senado. Por sus salones desfilan especialistas y empresarios para dar sus puntos de vista. Y por ahora abundan las críticas.

De las numerosas objeciones que ha cosechado la reforma, una de las que se repitieron con mayor insistencia es que, con la conformación de una red única a la que podrán acceder los licenciatarios, se beneficia a las telefónicas. En rigor, la denuncia recurrente fue que la ley ayudará a la española Telefónica (así incluso lo sostuvo el jefe del bloque del FpV, Miguel Ángel Pichetto, la semana pasada). Pero desde la firma sostienen que el planteo es equivocado y, en cambio, hacen públicos no pocos reparos.

Alejandro Lastra, director de Comunicación e Imagen de Telefónica, aseguró que la empresa no se ve favorecida. "No estamos de acuerdo con esta ley, tal como se está instalando, que es una ley que beneficia a las telefónicas. Entendemos que no es una ley adecuada para el tratamiento de una convergencia tecnológica", afirmó hoy en InfobaeTV.

El directivo observó que existen imprecisiones en el texto original que deberían ser corregidas antes de que avance su abordaje legislativo: "Hay muchas cuestiones del contenido que tendrían que ser más claras".

Lastra identificó tres elementos centrales que, al parecer de la compañía, deberían ajustarse en el texto de la norma. El primero está relacionado con las diferencias en el material que se pretende poner a disposición de los actores a partir de la declaración de servicio público. "Al tratarse de redes de telecomunicaciones y cable, las tecnologías son diferentes y las reglas por las cuales se abren las redes no están siendo claras. Esto es algo que debería tratar", explicó.

El segundo factor que destacó coincide con las críticas que vertieron muchos opositores respecto al poder que tendrá el gobierno de turno: las atribuciones de las que dispondrá la autoridad de aplicación. "La ley delega en la autoridad de aplicación un montón de facultades que deberían ser del Congreso", indicó. Como ejemplo mencionó el marco por el cual se van a regular los precios y tarifas, el marco de lo que va a ser considerado o no servicio público y la determinación de impuestos.

"LA LEY DELEGA EN LA AUTORIDAD DE APLICACIÓN UN MONTÓN DE FACULTADES QUE DEBERÍAN SER DEL CONGRESO"

El tercer punto se refiere a las obligaciones de cada actor. "La ley nada dice de todos los operadores que dan servicios sobre internet que de alguna manera tienen un fuerte impacto en la exigencia de calidad y velocidad de las redes. La ley debería hacerse cargo de qué rol cumplen, cuáles serían las contribuciones que deberían hacer", detalló.

Lastra confió en que no será ésta una discusión exprés o a libro cerrado en el Congreso, sino que el oficialismo estará abierto a las impugnaciones y propuestas que acerquen los actores afectados por la nueva regulación. Al respecto, comentó que los representantes de las telefónicas contestaron hoy preguntas durante más de una hora y media en el Senado, de las que esperan que los legisladores se hagan eco.


Consultado por InfobaeTV, el directivo reconoció el interés de Telefónica por acceder al mercado de Triple Play, pero aunque señaló que es un servicio que ya prestan en otros países sugirió que la posibilidad es todavía lejana. "El problema no es si estamos interesados o no, sino cuándo se plantea esta discusión".

"Estamos hablando de un mercado de televisión paga que no está regulado, con una prestación de servicios de telecomunicaciones con una alta regulación. Tienen menos restricciones de precios las cableras contra un servicio de telecomunicaciones que tiene regulaciones más pesadas y gravámenes más complejos. Con lo cual, pensar hoy en la Argentina que con la penetración que tiene el cable se puede dar una variable de competencia como se está instalando en la discusión de esta ley, nosotros no lo vemos como un tema relevante", dijo.

Rechazó, en ese sentido, que el eventual ingreso de las telefónicas al mercado de televisión represente un riesgo para sus competidores. "No creemos que nosotros seamos la amenaza de las cableras del interior", dijo. Y añadió: "Estamos instalando una discusión de telefónicas contra cableras que no es lo que tendríamos estar discutiendo, tendríamos que discutir una ley de convergencia que realmente nos permita colocarnos en las nuevas tecnologías".

En la entrevista, Lastra volvió a negar que la reforma que pretende el Gobierno termine por beneficiar al canal Telefé, que debe readecuarse para cumplir con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. "La situación de Telefé se rige por la Ley de Medios, que no sería derogada. Esto entendemos que no modifica la Ley de Medios, que es a lo que debería adecuarse Telefé", explicó.

En cuanto a la licitación del 4G, que tuvo a Telefónica como uno de los participantes, también enfatizó la necesidad de tener una normativa precisa para evaluar las inversiones. "Necesitamos reglas muy claras para colocar antenas. Hoy es muy complejo colocar antenas", dijo.

Sobre ese tema, comentó que de acuerdo a los plazos de la licitación a más tardar el 15 de diciembre deberían estar resueltos los espectros que se licitaron. A partir de entonces las compañías deberán avanzar en la implementación en los grandes centros urbanos, pero advirtió que el proceso completo llevará unos cinco años.


link: https://www.youtube.com/watch?v=Zn0GyEsgMzE&list=UUvsU0EGXN7Su7MfNqcTGNHg