About Taringa!

Popular channels

La ley de atracción Parte 2. Informate papu

Hola, soy yo de nuevo. Como el anterior post tuvo un relativo éxito, decidí hacer la segunda parte. Yo simplemente escribo frases interesantes y que dan a pensar, que tengo en un libro que justamente habla de la ley de atracción.

Todos sabemos que podemos influir en la materia de manera indirecta: pienso que quiero agarrar el vaso que está sobre la mesa, mi cerebro emite la frecuencia indicada para que mi mano se mueva y agarre el vaso. Lo complejo es entender la posibilidad de influir en situaciones o, incluso, influir sobre la materia, por medio de la mente sin que medie ningún movimiento ni acción corporal. En este caso, tenemos dos maneras de verlo: una es reconciliando nuestra percepción, y, por ende, nuestro comportamiento, de manera tal que nuestros días se revelen mejores. Podría decirse que esto sería tener una actitud positiva ante la vida, y que implica un ajuste psicológico que colabore en la puesta en juego de nuestras actitudes. Otra manera es entender y experimentar que nuestros pensamientos puedan influir en circunstancias determinadas sin que medie ninguna acción más que lo que podríamos llamar una concentración mental.



La realidad puede ser modificada por nuestro pensamiento. ¿Comprendemos realmente que nosotros mismos somos los creadores de nuestra realidad? ¿Tenemos la paciencia necesaria para esperar los resultados y la responsabilidad suficiente como para no ser egoístas? La Ley de Atracción es también la ley de amor, si no, es mero egoísmo. El egoísmo es lo contrario del amor, y el amor es la Verdad del Universo. Es la energía que todo lo interpenetra, que todo contiene. Es la sustancia de la creación, así se crea en la explicación científica de la misma o en conceptos espirituales. Siempre, lo que subyace es esa energía magnífica, el amor. Es la cohesión que posibilita la unión de las energías, los átomos, las personas. Por supuesto que estoy hablando de amor, no sólo como esa sensación que tenemos frente a los seres que amamos; hablo de algo más maravilloso. Todo en la creación es para todos. Existe el egoísmo porque hemos creído en la ilusión de separación, porque nos vemos a nosotros mismos enfrentados y a la defensiva con todo lo que no es "yo". Le hemos dado entidad a la maldad, pero ¿qué pasaría si la ignoráramos?, ¿perdería fuerza, y por lo tanto, manifestación?



La fealdad de este mundo pareciera estar dada por un sistema de valores en el que el materialismo, las ansias de poder y la satisfacción de los deseos personales y sensoriales son lo único importante. Así, socavan cada vez más un sentido colectivo de bienestar en todos los ámbitos de nuestra existencia. Los seres humanos nos desenamoramos de la vida como aprendizaje. Vivimos en un estado permanente de inmediatez, de ansiedad, dándole importancia solamente a lo externo, que nos corroe y nos hace cometer errores.



Para aplicar la Ley de Atracción deliberadamente, quizá sea necesaria una mirada introspectiva y profunda en la que podamos identificar deseos reales y no caprichos. Desandar un camino para reconocer que ha habido pensamientos previos de nuestra parte que posibilitaron la situación del presente. ¿De qué tema hablamos más? ¿Cuáles son las frases y comentarios que siempre están en nuestra boca? ¿Qué pensamientos son los más frecuentes? ¿Cuáles son nuestros sentimientos más profundos, cuáles nuestras creencias más arraigadas? ¿Podemos ver esos pensamientos, comentarios, creencias y sentimientos manifestados en situaciones de nuestra realidad?



Un aprendizaje en el que podamos corrernos de un lugar de víctimas y ver nuestras propias responsabilidades. Así, entendiendo la Ley de Atracción hacia atrás, podremos tener confianza en su aplicación desde el presente y hacia el futuro



Es cierto que, a veces, se planetan en nuestra vida situaciones o experiencias que se nos revelan sorpresivas; es decir que, aunque rastrillemos hacia atrás, no encontramos el pensamiento que las originó o que realmente dependen de otra persona o que si bien encontramos el pensamiento, su disposición en nuestra vida no ha dependido de nosotros. Respondiendo desde una mirada más espiritual de la vida, podríamos decir que, tal vez, esas situaciones estén emparentadas con la reencarnación, esto es, que se impongan en nuestra vida para que realicemos determinado aprendizaje o para ponernos en una situación que nos empuje, indefectiblemente, hacia una cadena de situaciones que nos lleven a ese aprendizaje, o que nos "despabilen" para enfrentarnos con lo espiritual porque las respuestas desde lo físico no van a servir. La reencarnación, entendida como posibilidad de aprendizaje, y no de castigo, nos hace comprender muchas actitudes que consideramos "malas" de los demás, pero también, y esto es muy importante, es la que balancea la vida. Esto no está dicho a manera de resignación, por el contrario, está dicho tratando de entender este desfasado mundo.




Saludos.
1Comment
      GIF