Check the new version here

Popular channels

La maldición de las primeras estrellas del Rock




Misterios del Rock: ¿Sufrieron una maldición las primeras estrellas del Rock?


En la ilustración, reunidos en nuestra imaginación en una última cena, cinco de los socios fundadores del rock, todos ellos prematuramente desaparecidos; de izquierda a derecha:


Eddie Cochran, fallecido a los 21 años, el 16 de abril de 1960, sufrió un accidente de tráfico en Chippenham, al estrellarse su coche contra una farola. Murió en el hospital St. Martin's en Bath a las 4:10 PM del domingo 17 de abril de 1960. Su novia, la cantante y letrista Sharon Sheeley, y su amigo íntimo y también cantante Gene Vincent, sobrevivieron al accidente. Un fiel espectador que le siguió por toda Inglaterra durante la que fue su última gira, era en esos momentos un desconocido guitarrista de Liverpool llamado George Harrison. Está enterrado en el cementerio Forest Lawn Cypress en Cypress, California.
La influencia de Cochran ha sido enorme, como compositor y letrista y también como músico e innovador en el estudio. Junto a Jerry Capehart, desarrolló técnicas de cajas de ritmos, doblaje de pistas y recordings. Grabó un buen número de instrumentales donde dejó constancia de su categoría como ejecutante y arreglista, tocando en muchos de ellos todos los instrumentos. Cochran es también conocido por hacer universalmente famoso su instrumento favorito, la guitarra eléctrica Gretsch 6120. En los años 70 el movimiento punk reconoció en Eddie un modelo de inconformismo y rebeldía juvenil, y en la película "The great rock and roll swindle" (1979), Sid Vicious interpretó dos versiones legendarias de "C'mon everybody" y "Something else".
En 1987, Eddie Cochran fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll.





Gene Vincent, recién cumplidos los 36, ingresado en el hospital Inter-Valley de New Hall (California), aquejado de una úlcera sangrante de estómago tras reventarle mientras visitaba a su padre en California, tras años de olvido y de sufrir con su estoica cara de rocker los terribles dolores en la pierna provocados por un accidente de moto a finales de los 50; los médicos le recomendaron amputársela para evitar el sufrimiento, pero jamás quiso hacerlo. Moriría el 12 de octubre de 1971.
Gene Vincent está enterrado en el Eternal Valley Memorial Park en Newhall, California.
Conocido como el "Príncipe Negro" (por su atuendo de cuero negro de los pies a la cabeza) o el "Hamlet del rock and roll", representó al genuino rocker de tupé desordenado, rostro atormentado, motocicleta y cazadora de cuero negro, y es una de las figuras más reverenciadas por los aficionados al rock and roll. Su influencia ha sido grande en artistas como Jeff Beck (que en 1996 editó un disco, "Crazy legs", exclusivamente de versiones de su época con Cliff Gallup), Ian Dury (que le dedicó el tema "Sweet Gene Vincent", Robert Gordon (que hizo lo propio con el tema "The catman", Billy Idol y Brian Setzer y los Stray Cats (que han versionado muchos de sus temas a lo largo de su carrera)







Buddy Holly se fue el día que, como rezaba el estribillo de American Pie –éxito muchos años después para Don McLean– la música murió. Fue el 3 de febrero de 1959, tenía 22 años y se marcharon con él Ritchie Valens (que aún no tenía 18) y Big Bopper (29). Las dramáticas fotografías del accidente dieron la vuelta al mundo, Elvis Presley envió un telegrama de condolencia desde Alemania; a su entierro acudieron numerosos artistas y disc jockeys del momento; su féretro fue llevado por sus antiguos compañeros de The Crickets y por Phil y Don Everly; Eddie Cochran grabó una versión de la canción "Three stars" en honor de sus camaradas muertos, además, su muerte significó el último gran golpe que recibió el rock and roll.





Johnny Burnette, el más talentoso de la dinastía de rockers que lleva su apellido, que se ahogó en 1964, a los 29, tras ser embestida su barca de pesca. Fue enterrado en el Forest Lawn Memorial Park Cemetery de Glendale, (California).





Vince Taylor, el único que cumplió los 50, aunque cuando falleció en Suiza, en 1991, quienes le conocían creían que tenía muchos más que los 52 que acaba de cumplir y los que le recordaban estaban convencidos de que había muerto mucho antes. Completamente olvidado, pese a que The Clash habían resucitado a principios de los 80 su Brand New Cadillac, trabajaba como mecánico.






Todos vivieron una vida corta y azarosa. ¿Casualidad o maldición? La aristocracia del rock, la corte de chicos blancos que se atrevieron a hacer música negra –la música del demonio, según muchos predicadores de la época– no pudo escapar de una infernal condena que, no olvidemos, también se llevó a su rey, Elvis, con 42 (y más del doble de kilos). Curioso que Chuck Berry, Little Richard, Fats Domino y la mayoría de los rockers de color surgidos a finales de los 50 sigan tan vivos como venerables; quizás se acojan al pacto diabólico gracias al que, según cuenta la leyenda, el patriarca Robert Johnson inventó el rock a cambio de vender su alma, y eso les haya librado de morir abrasados en la hoguera a la que los biempensantes arrojaban hace medio siglo sus discos, como si de un aquelarre se tratase. El trato no alcanzaba a los ‘blanquitos’, y eso explicaría que el gran superviviente sea Jerry Lee Lewis, un tipo que siempre jugó con fuego, llegando a incendiar su piano en público... La condena sólo alcanzó a los rockers blancos.




















+1
2
0
1
2Comments
gnrlie

muy buen post loco hay gente que no sabia que existia y me vine a enterar haora 😛

0
VeryBadGirl
0