1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

La muerte de Michael Wittmann, el mejor tanquista del mundo




El capitán (Hauptsturmführer) de las SS Michel Wittmann es reconocido por ser uno de los mejores tanquistas que participo en la Segunda Guerra mundial, se gana este titulo con el récord de 137 carros de combate "cazados" en el frente oriental y el responsable de la peor emboscada el ejercito británico en la población de Villers-Bocage, Francia


Tanque Britanico Cromwell en Villers- Bocage

Los detalles sobre su muerte son poco conocidos y ademas trae consigo un hecho increíble y muy interesante




El tiger de Wittmann y su tripulación: Heinrich Reimer (conductor) y Balthazar Woll (artillero del cañon), los otros tripulantes son el artillero secundario y el conductor de radio.

Todo se remonta durante la Operación "Totalize" lanzada por el 1er ejercito Canadiense. La intención era romper las defensas alemanas al sur de Caen en el flanco oriental de las posiciones de los Aliados en Normandía y dirigirse hacia al sur para capturar las tierras altas al norte de Falaise.
Como una de las respuestas a este ataque, para confundir al enemigo se decidió realizar un contraataque sorpresa, que seria realizado por el tanque de Wittmann y otros dos Tigers mas.



Cuatro tanques Sherman se ocultaban perfectamente detrás de unos setos. De pronto oyeron a su jefe de escuadrón gritar por la radio: "¡Atención!¡Tres Tiger dirigiéndose al norte! ¡Formen!
El jefe de escuadrón ordeno que no dispararan. A aquella distancia, el cañón de 75mm del Sherman tendría el mismo efecto que "una cerbatana contra un muro de hormigón" contra el blindaje del Tiger
Mientras que el único tanque Firefly con su arma de diecisiete libras intentaría acabar con ellos.


Sherman Firefly
Como conocían perfectamente la estadística de que un Tiger vale por tres Sherman(A la que erróneamente se le conoce por diez sherman valen un Tiger)
Cuando sus presas se encontraban a 800 metros el jefe de escuadrón dio la orden por radio.
Wittmann y sus tripulaciones no pudieron ver la emboscada a la que se dirigían. Los Tiger respondieron de inmediato al fuego de los tanques aliados, pero no pudieron localizar claramente a los Sherman. Los dos primeros Tigers fueron pasto de las llamas; el tercero, en el que probablemente viajaba Wittmann, voló por los aires. La torreta había quedado desprendida del chasis.



Tiger de Wittmann


Bueno, ese fue todo el post. Este es el primero que hago asi que si no les gusto no me rompan tanto el orto. Igual espero que les haya gustado.


Toda la información la saque del libro "El día D" de Antony Beevor, asi que la historia es verídica y es poco probable que sea errónea.

FIN DEL POST
+1
0
0
0No hay comentarios