Popular channels

La ONU interviene en el conflicto de Argentina con los fondo



La cita será el próximo 9 de septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Además, el canciller Timerman y el ministro Kicillof, anunciaron que el G-77 más China presentó un proyecto para establecer un marco regulatorio sobre el proceso de reestructuración de deuda soberana.

Ante el peligro de los buitres, una entidad internacional cambió las reglas.

El canciller Héctor Timerman anunció hoy que el G77 + China pidió a las Naciones Unidas (ONU) la creación de una comisión especial que genere un marco jurídico para tratar los casos de las deudas soberanas reestructuradas.

En ese sentido, Timerman expresó durante una conferencia de prensa: "El G77 + China presentó un proyecto para la creación de una convención internacional titulada Convención Multilateral para establecer un marco regulatorio para los procesos de deuda soberana reestructurada".

En tanto, el canciller se refirió a las "decisiones del juez (Thomas) Griesa, que son violatorias y absurdas", en una conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Axel Kicillof.

"Estas decisiones han motivado que muchos países no sólo hayan manifestado su solidaridad con Argentina sino que nos pidieron que resolvamos el vacío legal que existe en el mundo", agregó el funcionario.

"Desde hace dos meses que trabajamos con la mayoría de los países del G77 y los 130 países que integran el G77 han presentado hoy una resolución que dice que se cree una comisión que establezca un marco jurídico regulador de los procesos de reestructuración de las deudas soberanas", explicó el ministro.

Además, el canciller remarcó: "La Ley de Quiebras hace falta para que los países puedan resolver los problemas de sus deudas sin afectar los intereses de sus habitantes".

La ONU decidió que haya un debate en la Asamblea General.

Asimismo, Timerman anunció: "La ONU decidió que haya un debate en la Asamblea General. Si se vota a favor, en menos de un año se habrá creado una comisión que genere un marco legal y justo que le de a los países la posibilidad de reestructurar sus deudas de acuerdo a sus posibilidades y que no se vean atacados por un grupo minoritario de fondos buitre que ponen en riesgo el desarrollo económico, social y político de las naciones".

Al tomar la palabra, el ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo: "Este hecho tiene una importancia enorme si es que esto se aprueba, ya que tomará características históricas. El sistema judicial norteamericano ha puesto a la Argentina en una complicación inesperada. Esto tiene efecto sobre la Argentina pero atañe al sietama financiero global, por algo hemos recibido la solidaridad de la casi totalidad de los países del mundo, porque sostienen que el fallo de Griesa puede complicar la sustentabilidad de las finanzas internacionales"

"Si las naciones Unidas votan afirmativamente, esto será una convención para que esto no vuelva a pasar. Pero nosotros no queremos ser un caso de estudio, un ejemplo, queremos que lo que se decida en la ONU sirva para algo, que se tomen medidas contra el juez Griesa", explicó Kicillof.

Ayer, los premios Nobel de economía Joseph Stiglitz y Robert Solow, junto a otros intelectuales especializados, enviaron una carta al titular de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para que apoye la implementación de una Convención para la reestructuración de la deuda soberana.

La nota cursada a la ONU destaca que "los mercados de deuda soberana juegan, hoy día, un destacado rol en la economía global" y que las crisis de los mismos "pueden interrumpir procesos de desarrollo de forma significativa".

FUENTE
0
0
0
0No comments yet