Check the new version here

Popular channels

La realidad de Corea del Norte





Corea del Norte es un misterio. Es uno de los países más corruptos, más cerrado y con medios más controlados del mundo. Su régimen dictatorial se extiende por tres generaciones de líderes con un estilo de gobierno opresor



Corea del Norte es uno de los sitios más aislados del mundo, con severas restricciones en la entrada o salida de personas del país. La prensa está controlada por el Estado y las organizaciones de masas, que se rigen bajo los principios de la idea Juche, una interpretación coreana del socialismo, basado en la autosuficiencia y el totalitarismo. La supervivencia del régimen norcoreano ha dependido, en gran parte, de su capacidad para mantener a su sociedad aislada y ajena a lo que ocurre en el exterior.




Gestos como la apertura de restaurantes de comida rápida, el aumento de la oferta de entretenimiento o una relajación de normas como la que impedía a las mujeres vestir pantalones están cambiando poco a poco la imagen sombría de Pyongyang, la capital norcoreana. A ello se suma el levantamiento parcial de las restricciones sobre telefonía móvil, que ya cuenta con un millón de subscriptores, y la creciente llegada de películas y música occidentales, según un informe de CNN.





Corea del Norte fue dirigida por Kim Il-sung desde 1948 hasta su muerte, el 8 de julio de 1994. Después, el 8 de octubre de 1997, su hijo Kim Jong-il, padre del actual presidente, fue nombrado presidente de la Comisión Nacional de Defensa y su posición fue declarada como el cargo más alto del Estado, en 1998, ganándose el respeto que tenía el pueblo por su padre, al continuar su legado y reforzar la defensa nacional con armas nucleares.



Según un analista de la CNN, “Kim Jong-un llegó al poder sin el bagaje revolucionario de su abuelo y fundador de la República Democrática Popular de Corea, Kim Il-sung” Por esta razón, el Gobierno ha tratado de desarrollar el culto a la personalidad del nuevo líder. Los retratos de Kim Jong-un y sus antecesores adornan plazas y viviendas particulares y la televisión ocupa más de la mitad de su tiempo en mostrar sus actividades.

Entre las violaciones de derechos humanos en Corea del Norte figuran el empleo de la tortura, la aplicación de la pena de muerte, la detención y el encarcelamiento arbitrarios, las condiciones de reclusión inhumanas y la supresión prácticamente total de las libertades fundamentales, incluidas las de expresión y circulación.




Los desertores norcoreanos han sido testigos de la existencia de campos de prisión y concentración con una población estimada de entre 150.000 y 200.000 internos, así como de la existencia de campos de experimentación humana y se ha informado de numerosos casos de tortura, inanición, violaciones, asesinatos, experimentos médicos, trabajo forzado y abortos forzados.

Acceso a internet

En Corea del Norte los obstáculos son rigurosos. Los norcoreanos necesitan el permiso del Gobierno para interactuar con extranjeros, ya sea en persona, o por teléfono o correo electrónico. Solo una diminuta porción de la élite norcoreana está conectada a la red. El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, un firme defensor del acceso mundial a internet, viajó a Corea del Norte para hacer una visita como ciudadano, ya que está interesado en los temas económicos de Corea del Norte y el uso de los medios sociales de comunicación, según informó a CNN el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, quien viajó con la delegación de Google.



Economía

Los bloqueos económicos de la comunidad internacional solo contribuyen a un empeoramiento crónico de la situación económica de Corea del Norte. Corea del Norte no es miembro del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial no cuenta con datos económicos sobre el país, por lo que datos concretos son de difícil conocimiento. Según la CIA, desde que Kim Jong-un está en el poder se ha intentado renovar acuerdos con China para el desarrollo de zonas comerciales y económicas para renegociar una deuda de 11.000 millones de dólares con Rusia e intentar acelerar la producción nacional agrícola e industrial. Su principal socio comercial es China.



“Gulag”

Corea del Norte amplió sus campos de trabajo, conocidos popularmente como ‘gulag’, al parecer, debido al aumento del número de presos políticos, según ha informado una organización humanitaria. La información se basa en las imágenes satelitales que Digital Globe proporcionó al Comité para los Derechos Humanos de Corea del Norte, Hrnk, una ONG asentada en Estados Unidos, de acuerdo con la agencia de noticias Yonhap. “Parece que el vasto sistema de detención ilegal de Corea del Norte está sufriendo una alteración para consolidar algunos de los campos y expandir otros”, anotó el director ejecutivo de la ONG, Greg Scarlatoiu, en un comunicado. Scarlatoiu señaló que si esto es así, es esencial garantizar que el Gobierno de Kim no ejecute a los supervivientes de los campos de trabajo, en el marco de su traslado, y que no elimine las pruebas de las supuestas atrocidades cometidas en los mismos. Las organizaciones humanitarias calculan que el régimen comunista posee entre 150.000 y 200.000 presos políticos en estos campos de trabajo.

0
0
0
0
0No comments yet