About Taringa!

Popular channels

La Rosa Blanca desobediencia pacífica contra Hitler



El Gobierno demencial pero sistemático de Hitler dejó pocos resquicios a la disidencia interna durante sus 12 años de terror. Hubo, sin embargo, un puñado de alemanes lo bastante valientes o desesperados para plantar cara al régimen nazi, que los fulminó con su eficacia característica. Nombres como Georg Elser, el Círculo de Krasau o la Orquesta Roja apenas son conocidos, pero el cine nos ha familiarizado en los últimos años con otros como Oskar Schindler, el coronel Von Stauffenberg, que atentó contra el Führer pero no lo mató, y Sophie Scholl, líder con su hermano Hans del grupo la Rosa Blanca.



La Rosa Blanca difundió seis series de octavillas que elaboraban con tinta de té para no dejar rastro. Sus miembros eran cinco alumnos de la Universidad de Múnich unidos por el antimilitarismo y los ideales cristianos, a los que dieron cobertura un profesor, Kurt Huber, y algunas personas de su entorno. Escogían a sus destinatarios al azar en la guía telefónica o entregaban los folletos en mano a personas de confianza para que los distribuyeran. Por lo demás, realizaban pintadas como «Libertad» o «Hitler, asesino del pueblo» y desafiaban al régimen abandonando la clase cuando los nazis los arengaban desde la tribuna del profesor.

La actividad del grupo guarda mucha semejanza con la del matrimonio Hampel, que distribuyó tarjetas con mensajes antinazis en edificios concurridos de Berlín.



A los hermanos Scholl los arrestaron cuando Sophie subió a lo alto del atrio de la universidad con voluntad de arrojar unas octavillas sobre los estudiantes que salían de clase. Un conserje afín al partido la sorprendió y cerró de inmediato las puertas a la espera de que llegara la Gestapo. El resto de la organización cayó en la redada posterior, y todos fueron llevados a juicio y condenados. Los primeros en comparecer, el 22 de febrero de 1943, ante el juez Roland Freisler, no conocido precisamente por su imparcialidad, fueron Hans y Sophie Scholl y Christoph Probst, sentenciados a morir en la guillotina ese mismo día.

Esta tremenda historia esta excelentemente contada en la película "Sophie Scholl, Los Últimos Dias"





PASA POR MI BLOG SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:



SÍGUEME TAMBIÉN EN OTRAS REDES SOCIALES:




15Comments