About Taringa!

Popular channels

La saga Mortal Kombat (juegos clásicos)




Street Fighter II de Capcom marcó un antes y un después en el género de los juegos de peleas o luchas, y debido a su terrible éxito muchas compañías empezaron a sacar una cantidad de juegos de este tipo. Hubo muchos, como World Heroes que fue el primero que recuerdo haber jugado después de SF y me pareció medio pedorro en comparación con el juego de Capcom.

Hubo juegos de peleas malos y otros muy buenos que le dieron batalla al Street Fighter II y uno de ellos fué Mortal Kombat y sus secuelas. En este post voy a hacer un repaso de los juegos clásicos de Mortal Kombat: MK 1, 2, 3 y Ultimate MK3.









MORTAL KOMBAT 1


Mortal Kombat (abreviado MK) es el primer videojuego de la saga Mortal Kombat, fue lanzado en 1992 de manos de Midway Games para los Arcades. Un dato curioso y que me parece increible es que este pedazo de juego fue creado en solo 8 meses y por 4 personas: Ed Boon, John Tobias, John Vogel y Dan Forden.
Tanto la versión de arcade como la posterior conversión a consolas domésticas en 1993 se convirtieron en un éxito instantáneo (menos el MK de SNES) hasta el punto que por aquel entonces los jugadores de máquinas se podían dividir entre seguidores de Street Fighter y de Mortal Kombat.





MK constaba de una plantilla de siete luchadores jugables más dos jefes finales y un luchador secreto. Varios de ellos se crearon de forma que pudieran ser reutilizados con un simple cambio de color en la vestimenta, caso de los ninjas. El enemigo final, Shang Tsung, apenas poseía animaciones, por lo que se las ingeniaron para dotarle de un poder temible: adquirir el aspecto de cualquier otro luchador. Goro, sub jefe final, que consistía en un monstruo de cuatro brazos y de fuerza brutal, fue creado mediante técnicas de stop motion con la intención de evitar desentonar con el realismo del resto de personajes humanos a la vez que resultar mucho más rentable que un elaborado disfraz con prótesis.

El elenco de personajes constaba de Liu Kang, el luchador "del bien" y monje Shaolin.
Johnny Cage, actor de cine que entra para levantar su carrera.
Sonya, perteneciente a un equipo de fuerzas especiales en búsqueda de Kano, que lucha también para liberar al resto de su grupo en manos de Shang Tsung.
Kano, criminal miembro de Black Dragon.
Scorpion, espectro que murió a manos de Sub-Zero.
Raiden, el dios del trueno que domina la electricidad como nadie.
Sub-Zero, del clan Lin Kuei y maestro en la congelación.
A estos se suman Reptile, personaje secreto y también vestido como los ninjas.





Una de las claves del éxito en la jugabilidad de Mortal Kombat, y a la vez uno de los aspectos que menos gustó a mucha gente, se basaba en la simpleza de golpes. Todos los luchadores constan de los mismos movimientos base, no sólo en su resultado, también en su ejecución, a diferencia del citado título de Capcom en el que cada luchador utilizaba un estilo marcial diferente (al menos, en inspiración). Patadas, puñetazos (altas y medias), un poderoso uppercut (puñetazo que se realiza desde la posición agachado que se convirtió en la estrella del título), barridos y patadas giratorias. Únicamente dos o tres "magias" o golpes especiales diferenciaban, más allá del aspecto físico, a cada actor. De estos ataques caben destacar el famoso gancho con cuerda "Get over here!" de Scorpion, el poder de congelar al rival de Sub Zero, el vuelo de Raiden (que puede recordar vagamente a Bison) o la Shadow Kick de Johnny Cage.





La citada violencia que hacía gala el juego se vio remarcada por una novedad: los Fatality. Si bien es cierto que otros títulos, como el mismo Street Fighter II, ya exploraron la posibilidad de dejar KO durante unos instantes al rival por el golpeo repetitivo, los creadores de Mortal Kombat pensaron que una forma cómica de recompensar al ganador del combate consistiría en machacar al rival. Durante unos breves segundos, se dispone de la posibilidad de dar un golpe final especial, truculento y gore, con resultados como cabezas explotadas, cuerpos seccionados o calcinados. Esta violencia exagerada fue el aspecto más criticado, pero como hemos dicho, no hizo más que aumentar el éxito del juego y que los jugadores se esforzasen por descubrir el Fatality de cada personaje. Añadir a lo anterior el Fatality de escenario que hizo del foso (The Pit) la arena estrella del juego, un pequeño puente en el que el luchador derrotado podía caer empalándose sobre afiladas hojas.





Hay que mencionar el caso de la política de Nintendo, que censuró la versión de Super Nintendo (que contó eso si con un apartado gráfico superior a otras adaptaciones, además de mejor sonido) eliminando referencias religiosas y cruentas del título, además de algunas modificaciones en el sistema de juego. La ausencia de sangre y el suavizado de los Fatalities más explícitos favorecieron el éxito y popularidad de la conversión a MegaDrive, que se ganó la fama de "la consola rebelde, para chicos malos".


link: https://www.youtube.com/watch?v=4zRUeinTj2w










MORTAL KOMBAT 2


Mientras en 1993 el primer Mortal Kombat causaba furor en las consolas, ese mismo año los salones recreativos vieron llegar la ansiada continuación de la nueva estrella de la lucha, que un año más tarde en los sistemas domésticos repetiría el bombazo en críticas y ventas. El público había experimentado lo que MK podía ofrecer, pero estaba hambriento de más y mejor, y eso fue exactamente lo que se hizo. En tan sólo un año, la secuela más esperada se materializó en una máquina con más luchadores, más movimientos especiales sorprendentes y mejores gráficos. El merchandising galopaba a marchas forzadas y Mortal Kombat había cumplido efectivamente el deseo de Boon, competir con Street Fighter de tú a tú. Además, los ecos de la película que se estrenaría posteriormente a esta entrega hacía aflorar la "mortalmanía", que daba señales de continuar extendiendo su éxito más allá del mundo del videojuego gracias a muñecos, posters y camisetas.





A excepción de Goro, Kano y Sonya, el resto de personajes de la primera entrega reaparece en MKII de forma jugable. Esto hace que el mismísimo Shang Tsung (con su poder de transformación intacto) o Reptile se sumen a los luchadores. Nuevas incorporaciones como Kung Lao (descendiente del campeón de hace 500 años), Jax (que estuvo a punto de aparecer en la primera entrega), Kitana y Milena (asesinas de Shado Kahn basadas en los mismos sprites con cambios de color) y Baraka (monstruo del Mundo Exterior para el que se usó una careta de Nosferatu). Continuando con la lista de personajes secretos, la secuela incorporaría a Jade (versión verde de Kitana/Milena) y Smoke (versión gris de los ninjas). Noob Saibot (cuyo nombre deriva de invertir Boon-Tobias, apellidos de los creadores de la saga) es una silueta completamente oscura de los ninjas, y al igual que Reptile en el primer MK, tan sólo podremos enfrentarnos a él cuando se cumplen algunas condiciones. Completan la lista de personajes Shao Kahn como enemigo final y Kintaro, que en un principio debía ser un hombre tigre pero se optó por otra vez un shokan (monstruo de cuatro brazos) con manchas en la espalda. Al igual que Goro, se creó por medio de stop motion.





Aunque MKII incorporó pocas novedades a nivel jugable (como la posibilidad de dar un puñetazo bajo) más allá de los ataques especiales de los nuevos personajes y algunos extra para viejos conocidos, potenció todo aquello que los seguidores habían destacado del primer juego. No cabe duda que los Fatality se habían convertido en el sello de la casa y MKII no defraudó, multiplicando por dos los ataques finales violentos por personaje. No quedó ahí la posibilidad de terminar el combate durante los segundos de KO, se incorporaron también los Babality (consistentes en reducir al enemigo en un bebé) y Friendship (un gag en el que ambos contendientes terminan siendo amigos). A modo de curiosidad se introdujo el Fergality (convertir al rival en Fergus McGovern, uno de los programadores de Acclaim) y el número de Fatalities de escenario se amplió, incluyendo caídas a ácido, choques contra un techo de cuchillas y un nuevo puente con un suelo duro contra el que impactar.





Las adaptaciones a consola en 1994 fueron muy esperadas y largamente detalladas por la prensa escrita del año. La secuela del juego de 1993 como todos los medios proclamaban tuvo una cobertura muy detallada con amplios reportajes y avances de decenas de páginas, ocupando portadas y protagonizando anuncios de televisión con actores caracterizados como Reptile y otros combatientes. Las guías cobraron un interés mayor pues cada mes aparecía un nuevo secreto o clave para un juego que guardaba decenas de sorpresas, comenzando por la curiosa aparición de Dan Forden en una esquina de la pantalla como resultado de los uppercut que abría la posibilidad de luchar contra Smoke, para terminar con un minijuego secreto llamado Pong Kombat.





Toda regla tiene su excepción y Mortal Kombat II desmintió la que hace referencia a las secuelas de baja calidad. El derroche de colorido que desprende, más propio del cómic que de una película gore o de artes marciales, se hizo más patente y el avance imparable en popularidad de los ninjas (Sub Zero, Scorpion, Reptile y Smoke) como emblemas de la saga aumentó en detrimento del éxito de los luchadores de aspecto corriente (Liu Kang, Johnny Cage, etc.). El gran número de secretos ocultos en el juego hizo que la leyenda de la entrega se mezclase con rumores que afirmaban que Sonya y Kano podían ser desbloqueados (su presencia se limita a posar en un escenario encadenados), la existencia de Nudalities (que en teoría mostrarían al luchador desnudo).

Rápidamente comenzaron a sonar rumores de una siguiente entrega que visitaría el último año con grandes producciones para la generación 16 bits, aunque al imparable éxito de la saga veía los primeros nubarrones, aún algo lejanos, en los primeros títulos de lucha tridimensionales que empezaban a despuntar de la mano de Sega y Namco.


link: https://www.youtube.com/watch?v=rFIVED6V_f8










MORTAL KOMBAT 3 Y ULTIMATE MORTAL KOMBAT 3


Mortal Kombat había llegado a la cima. Tras el éxito de ventas y reconocimiento tanto de la prensa como de los jugadores que tuvo la saga tras MKII, la primera de las películas basada (con algún cambio) en la historia del primer juego se convirtió en todo un inesperado taquillazo veraniego en Estados Unidos arropando la ya nueva máquina de la saga. Pero si de algo no se puede tachar a Mortal Kombat es de falta de capacidad de reinvención. Tras dos entregas de rotundo éxito, el equipo realizó la primera de las varias revoluciones que hemos visto a lo largo de los últimos 15 años. Convencidos de que dar otra vez lo mismo a los seguidores agotaría la serie (a entrega por año la repetición era un peligro), MK3 se presentó como un nuevo inicio en conceptos básicos, ambientación y personajes.





El plantel de luchadores sufrió un lavado de cara que afectó a mitos hasta ahora intocables. Los rumores y posteriormente las confirmaciones de la ausencia de Raiden, Scorpion, Reptile y Johnny Cage (en este caso, por el enfado de la compañía al ver al actor promocionar un título de la competencia caracterizado como el personaje de MK), la aparición de un Sub Zero sin máscara y la introducción de varios robots e incluso una fémina de cuatro brazos controlable de la misma raza que Goro y Kintaro rompieron todos los esquemas de los fans que deseaban abalanzarse ante uno de los acontecimientos del año en el mundo de los videojuegos, que coincidió con el cambio generacional de los 32 bits y la cada vez más fuerte presencia de las 3D.

La historia tras la victoria de Liu Kang y Kung Lao en el anterior torneo lleva a Shao Kahn a la Tierra con la disculpa de resucitar a Sindel, antigua Reina del Mundo Exterior. Este cambio de escenario no es baladí, pues supone que gran parte de los entornos de Mortal Kombat 3 se basan por primera vez en escenarios urbanos, lejos de templos chinos o palacios. De este modo aparecieron estaciones de metro, calles, locales y tejados e iglesias, así como un par de inevitables lugares de diseño retorcido propios de Mortal Kombat. Como curiosidad, varios de estos escenarios estaban conectados físicamente y era posible atravesar techos y acabar el combate en otro lugar.





Las novedades de personajes también mostraron el aspecto más extravagante de la saga, y con la pérdida de los citados luchadores clásicos llegaron otros, de los cuales el éxito dispar hizo que muchos desapareciesen de la saga por la puerta de atrás (algunos de ellos recuperados en posteriores entregas pero sin mucha repercusión). Nos referimos por ejemplo a los marginados por la inmensa mayoría de jugadores, como Stryker (un policía con gorra ladeada), Nightwolf (una mezcla entre macarra pandillero e indio americano), la propia Sindel (con un sospechosa parecido al de la vampiresa y madre de familia de los Monster) o Kabal, un humano con máscara de Morador de las Arenas (Tusken) con sistema de respiración a lo Darth Vader que originalmente se iba a llamar Sandman, o Sheeva que sin la fuerza de Goro rebajó su atractivo.





Algo de mejor suerte corrieron los nuevos ciborgs cuyo aspecto delata que la inspiración con el alienígena de Depredador no es casual (uno de los Fatality de Cyrax consiste en una autodestrucción, muy similar a lo visto en la primera película de Arnold Schwarzenegger). Shang Tsung, Kung Lao, Kano, Sonya, Sub Zero, Jax (con brazos robóticos) más Smoke (esta vez clon de los robots) completan la cuota de personajes jugables, a los que podríamos sumar Motaro (centauro que no dudaba en dar coces, saltos enormes y teletransportación) y Shao Kahn, ambos disponibles en las versiones de consola mediante trucos. Noob Saibot vuelve como enemigo misterioso.

A nivel jugable se impuso la cada vez más potente moda por los combos, ataques encadenados. Esta incorporación tuvo seguidores y detractores entre los fans, puesto que rompía con la jugabilidad clásica. En general hacía los combates más rápidos, más físicos y menos orientado a los movimientos especiales, aunque también en estos se realizaron importantes novedades para los personajes clásicos, aunque nunca excediendo de los cinco ataques. Apareció además una pequeña barra de agotamiento, que limitaba el tiempo en el que el personaje podía correr o realizar un combo.





Pero la historia de Mortal Kombat 3 no terminaría con el lanzamiento del juego. Resistiendo su paso a las 3D junto con Street Fighter (que, a pesar de ello, conocería los polígonos con los títulos EX en 1996) y las sagas de SNK, se realizó una modificación en la recreativa original para ampliar el plantel de personajes y crear nuevos escenarios. Además, esta versión pudo ser lanzada en Saturn, así como en los viejos sistemas de 16 bits.




ntre las características más destacadas se encuentra la incorporación de mitos caídos en la tercera entrega como Reptile, Scorpion, Kitana, Jade y Mileena. Aprovechando la introducción de estos sprite "clónicos", no se escatimó en introducir el aspecto clásico de Sub Zero, añadir a Ermac (ninja rojo), Rain (ninja violeta) y rescatar a Noob Saibot y a Smoke en sus versiones humanas. Estas nuevas animaciones forzaron a que las versiones 16 bits sufrieran aún más recortes en los escenarios (incluso aquellos que habían aparecido en MK3, como las velas de primer plano en el Templo) y los nuevos pecasen de simpleza y poco atractivo.

Por lo demás, esta entrega mantiene los mismos movimientos y apenas se introduce una vuelta de tuerca más a los movimientos finales, en esta ocasión los Brutality, un simple combo automático que termina por explotar al enemigo en una lluvia de huesos y sangre. La entrega pasó ya más desapercibida en el mercado con la progresiva desaparición de MegaDrive y Super Nintendo, y tampoco se convirtió en un éxito de ventas en Saturn.





link: https://www.youtube.com/watch?v=kAZapRnDvsE








0No comments yet
      GIF