Check the new version here

Popular channels

La última locura de Tom Cruise: atado a un avión a 1.500 met

La última locura de Tom Cruise: atado a un avión a 1.500 metros de altura




A sus 52 años, Tom Cruise sigue empeñado en que no le tiene miedo a nada. En lugar de utilizar dobles, protagoniza él mismo las escenas más arriesgadas de sus películas. Pero nunca había ido tan lejos como en el rodaje de la quinta entrega de «Misión imposible»: atado a la puerta de un avión, con un doble arnés, sobrevoló la campiña inglesa a unos 1.500 metros de altura. Solo el pensarlo pone los pelos de punta.

No es necesario, sin embargo, limitarse a imaginar lo que ocurrió. El diario británico «Daily Mail» publica una generosa ración de imágenes (puedes verlas pinchando en este enlace) que recogen el momento en el que Cruise se sitúa sobre el fuselaje del aparato, un Airbus A400M, agarrado con ambas manos, preparado para el despegue. De esa guisa, vestido para más inri de traje (nada de ropa especializada), llevó a cabo la peligrosa escena, filmada el pasado mes de septiembre, aunque ha sido ahora cuando las fotografías han visto la luz.

No es la primera vez que vemos a Cruise colgar de las alturas para «Misión imposible 5», donde retoma el rol del agente secreto Ethan Hunt. A finales de agosto se dejaba caer por Viena, a las órdenes del director Christopher McQuarrie, y se empleaba a fondo en varias escenas de acción en las que se suspendía mediante cables de seguridad a una altura, en todo caso, que nada tenía que ver con lo que haría en territorio inglés. Marruecos es otra de las localizaciones del filme.






El «número del avión» se suma a la lista de hazañas protagonizadas por Cruise como parte de la franquicia «Misión imposible». En la primera escena de la segunda entrega protagonizó una escalofriante escalada en los riscos escarpados de Dead Horse Point, Utah (Estados Unidos), de la que únicamente debió lamentar una lesión de hombro. Ya en el cuarto filme, desafió nuevamente a la gravedad haciendo equilibrismos en el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo (828 metros), situado en Dubai.

A Cruise le va mejor cuando protagoniza en solitario las escenas de riesgo que cuando se ve obligado a adoptar un papel secundario. Ejemplo de esto último, cierta escena de «Al filo del mañana». Su compañera Emily Blunt conducía un vehículo con él de copiloto. «Estaba muy tranquilo hasta que empezó a decir: "Frena, frena, oh Dios, frena, oh Dios, ¡¡frena el coche!!"», recordaba la actriz. «Lo hice demasiado tarde. Nos estrellamos contra el árbol. ¡Casi mato a Tom Cruise!».

A la espera de que se estrene el quinto capítulo, la saga «Misión imposible» lleva recaudados más de 1.500 millones de euros. Especialmente triunfal fue la cuarta entrega, con más de 530 millones; el mayor éxito en la carrera de un Cruise que, en los últimos años, ha visto menguar su capacidad de convocatoria en las salas de cine. Quizás, por eso, sigue dispuesto a todo. Incluso a desafiar a la muerte.















,
0
0
0
0
0No comments yet