Check the new version here

Popular channels

Lanzamiento del satélite argentino Arsat-1



Lanzamiento del satélite argentino Arsat-1

El satélite despegó desde la base Kourou de Guyana Francesa. Le demandará tres jornadas llegar hasta su posición órbital.

Finalmente, se lanzó al espacio el ARSAT – 1, el primer satélite comercial desarrollado en Argentina. La unidad inició un viaje de 36 mil kilómetros hasta su posición orbital, trayecto que insumirá tres jornadas

El Satélite demandó una inversión de más de 250 millones de dólares y fue fabricado por INVAP bajo especificaciones de ARSAT. En septiembre pasado llegó a la base aeroespacial de Kourou, en Guyana Francesa, desde donde fue puesto en órbita. La misión ya comandada desde el centro de operaciones de ARSAT en la ciudad de Benavidez, que dirigirá de ahora en más la misión.

El Centro Espacial de Guayana (CSG) de la compañía Arianspace, fue el escenario ayer para uno de los pasos más importantes de la ciencia argentina, como fue el lanzamiento del ArSat-1, primer satélite geoestacionario realizado en Latinoamérica.

A pesar de la crisis económica y la recesión que causa estragos en todo el territorio nacional, el ingenio de los científicos nacionales mostró que con inteligencia, capacidad y trabajo, se pueden lograr grandes cosas en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

Con un gobierno que se basa más en las palabras que en los hechos, que dice repatriar científicos nacionales del extranjero pero a la vez les suministra condiciones de trabajo que rozan lo paupérrimo, el intelecto y el potencial de las mentes argentinas, lleva a que el país se pueda vanagloriar de ser el primer país de Latinoamérica en incurrir en gran avance.




Distintos especialistas afirman que esto tiene que verse fortalecido con trabajos realizados en las universidades públicas que estén acordes con lo que pide el mundo científico hoy, y dejar de lado planes de estudios que más que con lo educativo, están relacionados a formar en la militancia política oficial a los jóvenes.

La expectativa en el ámbito académico es grande, y se espera que sea el primer paso para el crecimiento de la industria nacional, y que sirva para explotar el talento de investigadores educados en el país y abrir un nuevo camino para la ciencia nacional. Fiel a su costumbre, el kirchnerismo quiso aprovechar esta situación como un gran logro de la gestión K y sacar a relucir que “a través de un presupuesto acorde a sus expectativas, la ciencia nacional se ha puesto de pié con el ArSat-1”.





Esto también sirvió para que la presidenta Cristina Fernández usara por enésima vez la cadena nacional, y hablara de la “profunda emoción” que significó el lanzamiento para la Argentina. Pero la frutilla del postre fue la presencia de Julio De Vido, el cajero del poder oficial, que usufructuando el avance científico, tomó la palabra para efectuarle un “homenaje” a Néstor Kirchner por haber sido “el impulsor” de tamaño progreso.

La Universidad Nacional de La Plata también tuvo participación en este progreso, ya que uno de los ejecutores del ArSat-1 fue José Luis Leopanti, un egresado de la Facultad de Ingeniería.

El satélite es de industria nacional, y para su construcción se invirtieron más de 1.200 millones de pesos, y 867 millones de pesos adicionales en protección de los orbitales, ingeniería de desarrollo, estaciones terrenas, software, seguros y la puesta en órbita. Según datos brindados por la propia empresa estatal, el satélite tendrá una vida útil de 15 años y transmitirá a través de 24 canales en banda Ku. Además, brindará servicios de transmisión de datos y telefonía, acceso a internet por medio de antenas VSAT y transportará señales de video a operadores de cable.

Cristina y una ayudita para sus amigos

La cadena nacional efectuada por la presidenta Cristina Fernández, sorprendió por la presencia de dos de los personajes políticos más rechazados por la población, como lo son Julio De Vido y el gobernador formoseño, Gildo Insfrán.

El lanzamiento del satélite nacional, sirvió para que De Vido vuelva a ocupar luego de mucho tiempo la primera plana de la política nacional, tras haber sido relegado en muchas de sus funciones por el poderoso ministro K, Axel Kicillof.

Pero lo de Gildo Insfrán indignó a muchos argentinos, ya que su aparición en Guayana Francesa para el lanzamiento, sirve para lavar la imagen política de uno de los hombres más desprestigiados a nivel nacional, y que ha sumergido a Formosa en una especie de estado feudal donde domina el terror, el hambre y la miseria.

El mandatario norteño genera rechazo no sólo en las filas opositoras, sino también dentro del “progresismo K”, que ve con malos ojos el acercamiento de la Jefa de Estado con personajes siniestros de la política local, que representan lo peor de una Argentina que nadie quiere para el futuro.

La principal contradicción que muestra el kirchnerismo entre lo dicho y lo hecho, es el apoyo que da a Gildo Insfrán en Formosa, mostrando hasta qué punto el oficialismo practica su pragmatismo para captar votos de todos los sectores, con tal de permanecer en el poder más allá del 2015.



El ARSAT-1 será ubicado a 35.786 kilómetros de altura en la posición 71.8° de longitud Oeste. Cubrirá todo el territorio nacional y también ofrecerá servicios de telecomunicaciones a países de la región como Chile, Uruguay y Paraguay.






El Arsat-1 es el primer satélite geoestacionario fabricado en el país, en la planta de la empresa INVAP

Arsat-1 brindará entre otras prestaciones "televisión directa al hogar, a través de la Televisión Digital Abierta (TDA), conexiones telefónicas a lugares de difícil acceso, conexiones de internet para cajeros automáticos en zonas alejadas, internet para los científicos que están trabajando en la Antártida"










0No comments yet
      GIF
      New