Canales populares

Las bien conocidas Supersticiones

Hola queridos taringueros!!!! Estoy de vuelta para hablar de las supersticiones mas populares, aquellas que todos conocemos, como por ejemplo el viernes 13, derramar sal, romper un espejo, etc. En fin si realmente causan buena o mala suerte queda en uds. Besotessss!!!!!

Levantarse con el pie derecho

La tradición dice que, para que el día no se tuerza, hay que apoyar en primer lugar el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores. Durante el siglo XIX, ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor, es decir, el costado izquierdo del barco, aunque resultara incómodo
hacerlo por estribor. Parece ser que la superstición nace de la noción de que cualquier cosa zurda era antinatural una idea que se basa en que la mayoría de los seres humanos son diestros.
Por regla general, todo lo que se refiere a la derecha es calificado de favorable por los supersticiosos, quizás alentados por la tradición bíblica, que dice que la derecha conesponde al camine del Paraíso y es la posición en la que están sentados los elegidos por Dios.
La izquierda representa el reverso de la moneda. Los romanos, por ejemplo, hacían presagios observando el vuelo de los pájaros: los que lo hacían hacia este lado eran de mal agüero. De hecho, en latín, izquierda se dice sinester, que dio origen al adjetivo siniestro.

Tocar madera

Durante muchos siglo antes del cristianismo, lo pueblos célticos de Europa rendían culto a los árboles por considerarlos los templo de la santidad y la principal presentación de los dioses era la Tierra. El árbol servía com medio para enviar la dolencia, o el mal a la tierra.
Se dice que cuando se menciona algo que se desea que suceda hay que tocar madera para qe efectivamente el deseo se realice y no ocurra nada que lo impida.
También se dice que cuando alguien se jacta de algo, por ejemplo "nunca me he roto un hueso", tiene que tocar madera inmediatamente para que continúe la buena suerte que hasta ese momento le ha acompañado. Cuando una persona hace gala de su buena estrella se cree que también debe tocar madera.

Abrir el paraguas dentro de casa

Ningún supersticioso tendría jamás la osadía de abrir un paraguas dentro de una casa. El origen de este temor se remonta a la época en que los reyes orientales y africanos lo usaban sólo a modo de sombrilla para protegerse de los rayos solares. Debido a su conexión con el astro rey y porque también su forma simboliza el disco solar, abrirlo en un lugar sombreado, fuera de los dominios del Sol, era considerado un sacrilegio.
Es probable que la superstición se reforzara cuando los paraguas llegaron a Europa y empezaron a ser empleados casi exclusivamente por los sacerdotes en los oficios de los difuntos, sin otro fin que protegerse de las inclemencias del tiempo.

Cruzar los dedos

No se sabe con certeza, pero muchos atribuyen el gesto de cruzar el dedo medio por encima del índice a las supersticiones de los antiguos pobladores de Europa. Y es que mucho antes del surgimiento del Cristianismo, los paganos hacían una cruz en forma de "X" con sus dedos, pues creían que con ella podían atraer a los espíritus del bien y asi alejar a a los fantasmas y malos espíritus.

Romper un espejo

Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las más citadas en todo el Occidente cristiano, quizás por su uso adivinatorio. La catoptromancia, es decir, el arte de adivinar por el espejo, procede de Persia y, aunque tuvo un relativo éxito durante la antigua Grecia y la Edad Media, fue duramente perseguida por la Iglesia.
Es probable, sin embargo, que estas supersticiones obedezcan a la idea de que nuestro reflejo es otra versión del original y, si causamos desperfectos en el espejo, nos hacemos daño a nosotros mismos. Así, dañar el espejo es hacer lo mismo con el alma, y aquí es donde entra la superstición de que la rotura de un espejo trae mala suerte durante siete años. Este período se debe a la creencia de que el cuerpo experimenta un cambio en la constitución fisiológica cada siete años.

La herradura colgada en la puerta

Considerada el más universal de los encantamientos de buena suerte, la herradura fue durante siglos un poderoso amuleto en toda época y edad donde existieron los caballos y su herradura simbolizaba su fuerza y su utilidad.
Se cree que las herraduras atraen la buena suerte, por ello era muy tenida en cuenta por la gente de los pueblos. Clavada o colgada en una puerta, este objeto atraería las energías del cielo, por eso decian que tenian un poder especial contra el mal.

Derramar sal

Mala suerte si esto ocurre mientras se esta manipulando el salero.
En el caso de que se tenga mala suerte, el echar una pizca de sal por encima del hombro izquierdo ciega al diablo y a los malos espíritus para que el espíritu tenga tiempo de volver a quedar afianzado por la buena suerte.

El gato negro

En el mundo del misticismo, los gatos son portadores de un poder mágico infinitamente superior al del hombre. Con toda probabilidad, esta antigua creencia deriva de la adoración a la diosa egipcia Bubastis, que tenía forma de gato. Los egipcios estaban convencidos de que los gatos poseían alma, y prueba de ello son los restos momificados de estos felinos, que se cuentan por miles, hallados en las excavaciones arqueológicas.
En la Edad Media, las brujas convirtieron al gato negro en un elemento imprescindible para efectuar sus rituales y hechizos. Hoy en día, los supersticiosos temen al gato negro que se cruza en su camino. Este hecho representa con claridad el conflicto que existía entre la Iglesia, la cruz y las prácticas paganas de la brujería.

Pasar por debajo de una escalera

El miedo a pasar por debajo de una escalera viene de antiguo y se ha mantenido y fomentado a lo largo de los siglos por un gran número de culturas.
Los egipcios basaron sus pirámides en planos triangulares y consideraban un sacrilegio que una persona vulgar pasara por una entrada triangular.
Más tarde los cristianos hicieron suya la superstición de la escalera, utilizada en la crucifixión de Cristo, como símbolo de maldad, traición v muerte.
Luego se relacionó con el miedo al patíbulo. Debido a la gran altura que éste solía tener, había que usar una escalera de mano para colocar la soga en la posición correcta. Cualquiera que pasara por debajo de la escalera corría el peligro de encontrarse con el muerto

Trébol de cuatro hojas

Muy conocida es la creencia de que los tréboles de cuatro hojas dan buena suerte siendo su influencia mayor en la noche de S. Juan.
En la Edad Media se le encontró cierta analogía con la cruz, y por ello llegó a considerarse un signo de buena suerte.
Encontar un trébol de cuatro hojas es un símbolo de buena suerte, nos protege y nos ayuda a encontar el amor de nuestra vida.
Sin embargo hay que procurar llevarlo con nosotros, no regalar y no mostar a extraños.


Viernes 13

Los estudiosos de las supersticiones, indican que el temor al viernes 13, se debe principalmente a un hecho histórico en concreto, un evento que con el paso de los años continúa causando polémica por lo oculto de las circunstancias en que fue envuelto.
Remontándonos a datos históricos que puedan dar explicación a esta superstición, podemos remontarnos a un Viernes 13 de octubre de 1307: en este día la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, arrestándoles simultáneamente esa misma noche en toda Europa. La causa de esto fue la suposición de que los caballeros se reunían a hacer celebraciones paganas y practicar la herejía. Por ello fueron asesinados o condenados a la hoguera, en una matanza colectiva. Muchos de los caballeros huyeron y pudieron salvarse, llevando consigo secretos que ha dado margen para muchísimas especulaciones.







Comenten!!!!! no cuesta nada
0No hay comentarios