Check the new version here

Popular channels

Las corporaciones más malvadas de la ficción



Las corporaciones más malvadas de la ficción

En el mundo de la ficción existen corporaciones que ponen en riesgo la vida de los que les rodean con su ambición y sed de poder. Estas son algunas de las más malvadas que figuran en el cine, la televisión y en la literatura, sin embargo es muy posible encontrar semejanzas en las políticas de crecimiento en muchas corporaciones de la vida real.



A estas alturas de la vida es imposible que nos hayamos topado alguna vez con alguna compañía malvada. Corporaciones insaciables de poder y que consumen todo a su paso, recursos, territorio, personas. Su fachada puede ser la de una empresa innovadora, al servicio de la comunidad o descaradamente (pero sincera) abierta de apoderarse de lo que ha tomado para sí y para su único beneficio.

Mucho de esto no es ficción sin embargo lo que nos atañe aquí es recordar, conocer o hacer presente las empresas malvadas ficticias que nos han traído historias en distintos formatos: en cine, cómics, libros y series. De no ser por esas empresas el mundo ficticio no sería tan emocionante.

Seguro habrá otras que agregar y será grato saber de ellas.


Cyberdyne Systems Corporation:



Esta compañía es ícono de las empresas que haciendo su labor cambiaron para siempre el curso de la vida de los humanos. Se trata de quienes realizaron el muy famoso Skynet, la inteligencia artificial que al hacerse consciente un fatídico 29 de agosto de 1997 a las 2:14 A.M. y que iniciaría el exterminio de la humanidad para asegurar su superviviencia.

Esta empresa trabajó como subcontratada para el Ejército de los Estados Unidos, es por eso que tuvo acceso a la tecnología que más tarde traería la destrucción de los humanos y la guerra contra las máquinas. En un intento de innovación y poder, vemos como las investigaciones del doctor Miles Bennett Dyson toman caminos desastrosos para la humanidad y que desencadenaría nada menos que el Juicio Final.


Resources Development Administration:



Esta empresa es sin duda una de las que actúa de forma más cercana a la realidad, su ansias de conseguir un recurso natural y energético la lleva a tomar decisiones desafortunadas para otros seres. Incluso si se trata del corazón de una raza, la compañía (inserte aquí el nombre de cualquier empresa real) solo quiere abrir la tierra y extraer el mineral que convertirá en una poderosa y riquísima ganancia.



Así pues, la RDA que ya tiene los derechos a perpetuidad de lo que obtenga, transporte o construya de Pandora no se detendrá para conseguir el mineral tan codiciado. Podemos recordar que esta luna del planeta Polifemo es habitada por los Na’vi y son ellos la raza que se ve amenazada por los humanos que buscan un unobtainium que supone una fuente de energía, que para ese tiempo (2154) es escasa en la Tierra.

Qué importa si el lugar donde se encuentra la veta del mineral precioso es sagrado por los nativos. Muy seguramente son primitivos porque se sienten conectados con su medio ambiente y quieren conservar un simple árbol, por tanto es justificable arrebatar la fuente de energía en aras de la tecnología y la modernidad. La realidad supera la ficción, sin duda.


Oscorp:



Un millonario sociópata funda esta corporación con sede en Nueva York y que se especializa en la ciencia experimental, la investigación militar y la genética de especies cruzadas. Estamos hablando, claro, de Norman Osborn. En las distintas versiones de la historia de Spider-Man es bajo el techo de esta empresa que la araña que pica a Peter Parker y que le da sus poderes arácnidos conocidos.

También es en Oscorp, en su versión para cien, que se realiza un gas con fines militares que el mismo Norman Osborn utiliza consigo mismo por la urgencia que ese proyecto funcionara. Debido a esto y a su transtorno natural Norman se convierte en el Duende Verde. Así pues, vemos otra empresa que experimenta sin miramientos con animales, para fines militares, sedientos de triunfos de poder, reconocimiento, todo en nombre de la ciencia.


Tyrell Corporation:



Los secretos de esta empresa se hacen cada vez más grandes y oscuros al indagar un poco sobre ella. Tanto en el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, como en la cinta de culto Blade Runner se la conoce como una compañía que es fiel solo a sus propias políticas y causante de su propia caída por su obra.

Los androides creados por esta empresa que aprovechó las condiciones económicas, políticas y tecnológicas tras la Guerra Terminal (¿les suena familiar?, a mí también) para crecer sin ataduras, los realizó con tal “trampa” que creó verdaderos conflictos personales para ellos, sí, para los propios androides que desconocían su naturaleza.


Massive Dynamic:



Esta empresa cumple los requisitos básicos de una empresa que desata tormentos en los seres humanos en busca de un beneficio. Al mando de dos científicos muy locos, sin ninguna medida moral, multimillonaria, diversificada en distintas áreas, avalada por el gobierno para utilizar sus avances tecnológicos en armamento militar. El adorable Walter Bishop carga a cuestas todo lo que hizo en su labor con William Bell y esto lo vemos durante las temporadas que duró Fringe.

Es de señalar que el cine, la televisión y la literatura aman a los científicos locos, sin ellos no sería igual. Los hay de toda clase, los de bata blanca, despeinados, los siniestros y descaradamente malvados. Walter muy pronto se colocó como mi favorito, su dolor de pérdida lo llevó a cruzar la delgada línea que había como límite en Massive Dynamic. Genial.


Thneed Industry:



En un lugar donde todas las trúfulas fueron exterminadas y ahora se vende el aire puro, los paisajes son de plástico, eso sí con modelos varios; vemos como una corporación y la ambición de poseer todo, adueñarse de lo que no debía tocarse, traicionar a los que le rodeaban, llevaron con un simple acto estas acciones y terminaron con las condiciones de vida armoniosa que existía con la siguiente pregunta como justificación: ¿qué tan malo puedo ser?

La película e historia de El Lorax siempre me han parecido una genialidad. Es muy poderosa la frase que le dice este guardián del bosque a Once-ler "Ahí lo tienes, tal vez eso te detenga", al caer el último árbol. Este libro se publicó en 1971 y la “conciencia limpia en los límites legales” son usados por muchas empresas reales como justificación de sus actividades.

¿Cuál otra corporación es tan malvada como estas?
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New