Check the new version here

Popular channels

las kachinas






Las antiguas máquinas voladoras han sido por mucho tiempo una tradición de varias culturas en todo el mundo.


Los Hopi pueden haberse establecido en las tres colinas principales de Arizona porque quisieron reflejar su constelación de origen.

Venerables textos hindúes como el Ramayana y el Mahabharata describen aeronaves llamadas Vimanas que hasta fueron utilizadas para la batalla. Entre los jeroglíficos sobre la pared de un templo egipcio de 3.000 años de antigüedad, en Abydos, hay representaciones de lo que parecen ser aviones modernos y helicópteros. Discos de piedra acanalados encontrados en cuevas en la frontera chino-tibetana cuentan de una raza extraterrestre llamada los Dropas cuya nave espacial llegó a la Tierra hace 12.000 años.

Los indios Hopi han habitado tres grandes colinas del norte de Arizona durante más de mil años. Sus leyendas también hacen referencia a vehículos aéreos, quizás de Orión.

Estos mágicos escudos voladores llamados paatuwvota existieron en el Tercer Mundo, una era anterior destruida por un inmenso diluvio. Ésa fue la época en que se construyeron las grandes ciudades y rutas de comercio, y la civilización estaba floreciendo.



En una alocución ante las Naciones Unidas, Thomas Banyacya del clan Hopi Coyote dijo:

El pueblo inventó muchas máquinas y comodidades de alta tecnología, algunas de las cuales no se han visto todavía en esta era

Nosotros, claro, reconocemos esta sorprendente descripción como un eco de la Atlántida.

En una leyenda el escudo volante es asociado con Sotuknang, el dios Hopi del cielo. Al parecer un diluvio devastador había destruido Palatkwapi, “la ciudad roja del sur” situada posiblemente en el territorio de piedra roja cerca de Sedona, Arizona. Poco después, un hermano llamado Tiwahongva y su hermana Tawiayisnima, que fueron olvidados en el caos y dejados atrás por sus padres que iban huyendo, emprendieron un viaje para encontrarlos.

Por la tarde, ellos decidieron acampar. Estaban abriendo un atado para la cena cuando oyeron un gran estruendo sobre sus cabezas. Los niños quedaron muy asustados, preguntándose qué podría ser esa cosa extraña. El hermano sostuvo a su hermana fuerte contra su pecho cuando un fantástico ser descendió desde los cielos. Llevaba un traje que relucía como el hielo (¿un traje espacial metálico?) en tanto que su cabeza y cara brillaban como una estrella.

El ser habló:

No tengan miedo. Mi nombre es Sotuknang. Debido a mi compasión por su difícil situación, he venido a ayudarlos. Suban a mi paatuwvota y permítannos continuar nuestro camino



Dibujo Hopi del dios del cielo Sotuknang.

Él los subió entonces sobre su escudo volador bien alto en el cielo de manera que ellos pudieran ver así por muchas millas alrededor.

Dándoles de comer melones maduros a los niños hambrientos, el ser les dijo que debían tener fe en él y en sus enseñanzas que llegarían después a través de sus sueños. Finalmente, aterrizó a corta distancia del pueblo en que su madre y su padre se habían establecido, y despidiéndose de los jóvenes, voló de nuevo hacia las nubes.

Agradecidos por siempre con el dios del cielo, el hermano y la hermana caminaron hasta el pueblo para reunirse con sus padres.


Máscara de Sotuknang.

Ya que los Hopi no tenían ninguna cosa tal como un platillo, volador o de otra clase, ellos lo denominaron según el atavío cultural más cercano a esa forma, a saber, el escudo del guerrero.

La palabra tuwvota significa este tipo de escudo específicamente. Por extraño que parezca, el concepto de la guerra en la ideología de los Hopi está relacionado con las estrellas. El uso de tuwvota en lugar de la palabra más común para “disco” o “círculo” hace pensar por lo tanto en un origen celestial para el paatuwvota.

Puesto que el término Hopi paa significa “agua”, paatuwvota posiblemente se refiere a los anillos concéntricos que se expanden en el agua. Ésta podría ser una descripción metafórica para el modo en que el peculiar dispositivo de aerotransporte parecía funcionar. La palabra patuka , o “huso”, también puede describir el movimiento de hilado del escudo.

Además, el prefijo pa – denota “maravilla” o “temor”. Para la gente del desierto, “maravilla” equivale a “agua”, pero pa – quizás hace pensar en la reacción ante este extraordinario medio de transporte.

La tradición del escudo volante también aparece en el arte rupestre. La fotografía de abajo es de un petroglifo antiguo, o piedra tallada, encontrado cerca de Winslow, Arizona, que muestra al parecer una nave triangular.



Ahora que se ha resuelto el misterio los dejo seguir su camino, no olvides suscribirte y darle pulgar arriba, eso me ayudaría muchísimo.

+5 si estuvo mal - +7 si estuvo regular - +10 si te gusto

0
0
0
0No comments yet