Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Seguimos con nuestra serie de guías dedicadas a uno de los componentes más importantes de cualquier equipo, el procesador, y en esta ocasión nos centraremos en elegir las mejores CPUs para jugar por 140 – 200 euros.

En nuestro especial anterior ya hicimos un pequeño resumen con las principales ventajas que ofrecen los procesadores de AMD y los de Intel, pero ahora saltamos a la gama media y debemos introducir algunos cambios importantes, ya que si bien la mayoría de los puntos anteriores siguen siendo aplicables hay novedades que debemos tener en cuenta.

Antes de lanzarnos un último apunte, y es que dado el presupuesto máximo de 200 euros no podremos acceder a los Core i7 ni tampoco a los Core i5 con multiplicador desbloqueado.

Como siempre os animo a dejar vuestras opiniones en los comentarios y cualquier duda que os surja.



Ventajas y desventajas (actualizado a la gama media):


Intel

Ventajas:

Consumos muy controlados, lo que redunda en una mayor eficiencia y un ahorro energético a largo plazo.
Temperaturas de trabajo más bajas.
Mayor IPC (rendimiento por ciclo de reloj), esto supone un mayor rendimiento por núcleo.
Excelente rendimiento en aplicaciones que aprovechan hasta cuatro núcleos reales.
Modo turbo que aumenta ligeramente las frecuencias de trabajo.

Desventajas:

Precios elevados.
Ausencia de tecnología HyperThreading, reservada a los Core i3 y Core i7.
No tienen el multiplicador desbloqueado, salvo modelos concretos que pasan los 200 euros




AMD

Ventajas:

Precios muy atractivos y contenidos.
Rendimiento bueno en aplicaciones multihilo.
Procesadores de hasta ocho núcleos en la gama media.
Modo turbo que aumenta ligeramente la frecuencia de trabajo.
Multiplicador desbloqueado, permiten hacer overclock con facilidad.
Frecuencias base de trabajo muy elevadas.

Desventajas:

Consumos muy elevados y TDPs más altos que la competencia.
Tienen un IPC inferior, lo que supone un peor rendimiento en juegos que no aprovechan más de uno o dos núcleos.
El disipador de serie es bastante pobre.



Mejores opciones actuales

En este nuevo artículo mantenemos la estructura anterior aunque con una peculiaridad, y es que tras revisar los catálogos de ambos fabricantes y sus precios limitaremos nuestra elección a una CPU de cada marca.

Lo dicho tiene una justificación muy simple, y es que la oferta de procesadores en el rango de precios que nos situamos es limitada y muy parecida, además de que la relación calidad-precio que ofrecen los modelos elegidos hace que no merezca la pena optar por otro diferente.



Mejor opción de Intel

El Core i5 4460 es lo mejor que podemos comprar por menos de 200 euros a día de hoy de todo el catálogo de Intel, ya que por 188,13 euros ofrece el mejor valor precio-prestaciones.

Este procesador se basa en Haswell, lo que se traduce en un IPC altísimo, está fabricado en proceso de 22nm y tiene cuatro núcleos reales corriendo a 3,2 GHz-3,4 GHz, modo normal y turbo, suficiente para garantizar un excelente nivel de rendimiento.

No merece la pena invertir más dinero en ir a por soluciones como el Core i5 4590, ya que la diferencia de rendimiento es inapreciable y podemos invertir lo que nos ahorramos (casi 20 euros) en mejorar un poco otros aspectos de nuestro PC.


Mejor opción de AMD

Con este aumento de presupuesto podemos acceder a la gama FX 8000 de AMD y dentro de la misma nos decantamos por el FX 8350, ya que es la opción más equilibrada y tiene un precio de 166 euros.

Al decir que es la opción más equilibrada nos referimos no sólo al binomio precio-rendimiento, sino también al consumo del procesador, ya que dentro de nuestro presupuesto también podríamos optar por el FX 9370, pero el segundo tiene un TDP de 220W frente a los 125W del primero.

Eso, unido a que es más caro y al hecho de que no marca una diferencia sustancial de rendimiento frente al FX 8350 nos lleva a decantarnos por éste, que cuenta con cuatro módulos completos, ocho núcleos de enteros, multiplicador desbloqueado y unas frecuencias de trabajo de 4 GHz-4,2 GHz, modo normal y turbo.


Conclusiones

Por suerte no es necesario gastar más de 200 euros para tener un procesador con una larga vida útil, aunque en este caso a la hora de decantarnos por uno de los dos modelos elegidos lo tenemos más difícil que en la guía anterior.

El FX 8350 es un procesador muy capaz y parece que podría tener un futuro brillante con la llegada de DirectX 12, pero lo cierto es que hoy por hoy el Core i5 4460 es mejor elección por tres razones muy simples:

Rendimiento superior en prácticamente todos los juegos actuales.
Menor consumo y temperaturas más frescas.
Un valor sólido y una inversión segura desde el primer día.

Dado que la diferencia de precio entre ambos es mínima, unos 22 euros, sólo sería recomendable optar por el FX 8350 en casos muy concretos y bajo presupuestos muy ajustados.

En la galería del final os dejamos un resumen con resultados de rendimiento de diferentes procesadores, ya que os puede resultar de gran utilidad y sirve también de fundamento a esta guía.