Check the new version here

Popular channels

Las mejores posturas sexuales durante el embarazo




Durante los meses de embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios: el estado de ánimo se vuelve inestable, la piel y la circulación sanguínea sufren alteraciones, las náuseas incomodan los días de las premamás, sus pechos aumentan su volumen... Sin embargo el cambio más significativo es el aumento del tamaño del vientre. Esta última alteración en muchas ocasiones se interpone entre los futuros papás, dificultando los encuentros sexuales entre ellos.

Nayara Malnero, psicóloga y sexóloga de la web Sexperimentando explica los aspectos que hay tener en cuenta a la hora de mantener relaciones cuando un bebé viene en camino y qué posturas son las más indicadas para facilitarlas.

Antes de nada hay que dejar claro que relación sexual no es sólo aquella en la que toma protagonismo la penetración, que es la práctica que más dificultades puede ofrecer durante el embarazo. Dicho lo cual, a la hora de mantener relaciones completas durante los meses de gestación se debe de tener en cuenta lo siguiente:

Nunca presionar el vientre de la mujer.
Cuidar los movimientos de la mujer y permitir que ella controle.
Mantener la relajación y la respiración adecuada de la futura madre.
Prestar especial atención y, si es necesario, detener la relación en caso de: irritación o dolor, sangrado o, por supuesto, contracciones.
Con todo esto, la experta cuenta que las mejores posiciones para hacer el amor mientras se está embarazada son las laterales, las posteriores o aquellas en las que la mujer se encuentra encima. Éstas son algunas opciones:

'El perrito'
La mujer se coloca a cuatro patas y el hombre se sitúe detrás. De este modo el vientre que alberga al futuro bebé no sufre ningún tipo de presión.
Variantes de 'el misionero'
El hombre puede doblar sus rodillas o utilizar cualquier otra técnica que le sirva para no apoyarse en el vientre de la mujer. Otra idea es qué ella esté tumbada de espaldas sobre la cama y él se encuentre fuera de ésta.
'La cucharita'
De lado y con cuidado la estimulación puede ser perfecta.
Estando la mujer encima
En este caso, ella controla a la perfección independientemente de la postura del compañero.
De este modo, y siempre que un médico no prescriba abstenerse de mantener relaciones sexuales durante el embarazo, la pareja puede seguir disfrutando de la pasión antes de que llegue el bebé. Natalia Malnero recuerda que existen otras prácticas igualmente placenteras a las que se puede recurrir si las circunstancias del embarazo no permiten un encuentro con penetración.
0
0
0
0No comments yet