Info

Las mentiras de los Zoológicos...



                                                                                              Técnicamente, un zoológico es un establecimiento donde los animales salvajes son mantenidos para exhibirlos al público, y son diferentes de los circos y de las tiendas de animales. Los zoológicos se autodefinen como centros científicos donde se cuida a los animales y se vela por su bienestar y preservación. En Inglaterra -país que tiene más avanzada cultural y legislativamente la protección y bienestar animal- el proyecto "Born Free" (Nacido Libre) publicó en el año 2001 el Official Zoo Health Check, minucioso estudio para desmentir a los zoológicos "en su propio terreno".
El estudio tomó como muestra a los que ley inglesa define y clasifica como zoológicos: los núcleos zoológicos de tamaño grande y pequeño, los parques de vida salvaje (safaris), los parques de atracciones con animales, los santuarios y centros de rescate que tengan animales “exóticos”, los aviarios, las granjas-parque (granjas abiertas que tengan animales exóticos), los terrarios (especializados en anfibios y reptiles), acuarios e insectarios. Éstos eran 200 colecciones diferentes en 430 zoológicos en Inglaterra.
Lo que los zoos afirman, Born Free lo desmiente
  • Los zoológicos conservan las especies en peligro
El 95% de la tasa de animales de los zoológicos (contando especies y subespecies) no estánen peligro de extinción.
  • Los zoológicos forman parte de los programas de nacimiento en cautividad para preservar especies protegidas, y "eventualmente" retornarlas a la naturaleza libre
El 97% de los animales de los zoos de Inglaterra no forman parte del Programa Europeo de Nacimientos en Cautividad (EEP's). Menos del 1% de los animales son especies en peligro de extinción y han sido exitosamente reintroducidos en la naturaleza (fue el caso del caracol Partula, el grillo inglés de campo, el caballo Przewalski y la rata silvestre Dormouse). Muy por el contrario, tigres, elefantes y chimpancés nunca han logrado reintroducirse con éxito en la naturaleza.
  • Los zoológicos financian proyectos de conservación de la naturaleza
El 21% de los zoos de Inglaterra dicen financiar proyectos de conservación in situ en su publicidad. Born Free estimó que sólo un 11% de ellos lo hacía realmente.
Los zoológicos preservan el patrimonio genético de las especies en peligro
Existen tres grupos de trabajo que supervisan y manejan los programas de nacimientos en cautividad para especies en peligro de extinción (el Programa Europeo de Nacimientos en Cautividad, el Programa Europeo de Especies Protegidas y los Grupos Consultivos de Taxonomía). En Inglaterra, estos grupos de trabajo estaban presentes sólo en 43 de los 430 zoos (10%) para asegurar la mantención de la diversidad genética adecuada entre la población cautiva.

  • Los zoológicos protegen a los animales del peligro
Si, los protegen, pero ¿es proveyendo al animal de todas sus necesidades y mantenerlo lejos del peligro bueno para la salud -física y mental- de un animal? Las personas también somos animales, y ¿es la sobreprotección buena para nosotros?
  • Los zoológicos educan al público
La mayoría de los zoos ingleses no tenían programas educativos, o planes y lineamientos de estudio y aprendizaje para el público. Es más, la información en la señalética y los carteles externos a los recintos de los animales estaba a menudo incompleta -cuando no ilegible o inexistente-. Y, pensando en el comportamiento promedio de la gente ¿leen estas señaléticas? Y mejor dicho aún: ¿cuánta gente lee efectivamente (entiende y retiene) esa información?
  • Los zoológicos forman parte de la investigación científica
El 85% de los zoos ingleses nunca han hecho una publicación científica en temas zoológicos entre 1977 y 2001. ¿Podrán los estudios hechos en zoos, donde los animales son mantenidos en condiciones innaturales -cuando no, contra naturales- arrojar resultados científicamente válidos?
  • Los zoológicos aseguran el mayor estándar de bienestar a sus animales
Los hábitats artificiales de los animales en cautividad les generan graves problemas de bienestar: comportamientos anormales (automutilación, zoocósis, desórdenes alimentarios, movimientos estereotípicos como oscilaciones,marcha reiterativavolteo reiterativo, torceduras de cuello), además de desórdenes reproductivos y problemas fisiológicos. Más del 80% de los zoos y parques safaris en Inglaterra exhiben animales con problemas estereotípicos de comportamiento.Frente a los concluyentes hallazgos del estudio de Born Free, sólo quiero añadir un pensamiento para la reflexión: Capturar a los animales y encerrarlos de por vida en un espacio -reducido o no-, exhibirlos al público y atentar contra toda su naturalidad animal ¿es la mejor manera de aprender sobre la vida salvaje?