Check the new version here

Popular channels

Las muertes más curiosas de la historia



Muertes curiosas de la historia






Jack Daniel, el fundador de la destilería radicada en Tennessee, que fabrica el famoso whisky que lleva su nombre, murió en 1911 a causa de una contaminación por bacterias en la sangre, seis años después de haberse lastimado un dedo del pie por patear su caja fuerte al olvidarse la combinación.






En 1941, el escritor norteamericano Sherwood Anderson se tragó un palillo de dientes, un mondadientes, en una fiesta y posteriormente murió de peritonitis.





Cass Elliot (Mama Cass), integrante del grupo "The Mamas and the Papas”, fallecida el 29 de julio de 1974. El mito urbano señala que ella murió por asfixia tras comer un sandwich, cosa que incluso fue publicado en un libro de los Top 100 1955-1980 de la revista Billboard.






“El rey que comió hasta morir” fue el apodo del rey Adolfo Federico de Suecia después de ingerir su ultima cena en 1771 el tremendo platillo se componía de langosta, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado, champaña y catorce platos semia, relleno de mazapán y leche.






Crisipo (Soli, 281-¿?, 208 a.C.),el filósofo estoico griego, discípulo de Zenón de Citio y notable dialéctico, murió de un exagerado arrebato de risa que le provocó, según parece, la contemplación de una escena en la que un burro se comía unos higos. Debían ser unos higos chumbos, porque si no, no se entiende que le pareciera tan graciosa la escena. Crisipo escribió más de 700 tratados, de los que se conservan sólo algunos fragmentos.






Hans Steininger era muy conocido por tener el titulo de la barba más larga del mundo, aproximadamente 1.5 metros de longitud, que también fue su desgracia.
En 1567 hubo un incendio en su localidad, en la paranoia de la huida olvido enrollarla, la pisó, tropezó y terminó con el cuello roto.







Francois Vatel, chef de Luis XIV, se suicidó en 1671 porque su orden de mariscos llegó demasiado tarde a la cocina y no pudo soportar la vergüenza de atrasarse con la cena. Su cadáver fue descubierto por un ayudante, que había sido enviado para avisarle acerca de la llegada de los insumos.






En el año 458 AC, el afamado escritor griego Esquilo murió cuando un águila dejó caer sobre él una tortuga de gran tamaño, confundiendo su cabeza calva con una piedra. El ave tenía la intención de romper el caparazón del animal para poder comer su carne.





Victor "Vic" Morrow (14 de febrero de 1929 - 23 de julio de 1982; nacido en el Bronx) fue un actor estadounidense. Murió durante la grabación de Twilight Zone: The Movie, mientras sujetaba a dos niños (Myca Dinh Le y Renee Shin-Yi Chen) filmando una escena de extremo peligro. Un helicóptero usado en el set perdió el control y colisionó, decapitando a Morrow y a uno de los niños con las hélices en medio del río que estaban cruzando. El otro niño murió al ser aplastado por el autogiro. Quienes iban dentro del helicóptero salieron ilesos. El accidente indujo en Estados Unidos, intensas reformas laborales de menores y regulaciones de seguridad en el plató cinematográfico.





Allan Pinkerton, un famoso espía y detective estadounidense, murió en 1884 de gangrena. La enfermedad fatal le sobrevino tras una caída en la vereda, en la que se mordió la lengua.





El Pontífice Adriano IV (1115-1159), el único Papa inglés de la Historia, de camino a su palacio tras haber pronunciado un caluroso sermón contra el Emperador Federico I, al que incluso había amenazado de excomunión, se detuvo a beber agua de una fuente, cuando de manera accidental una mosca entró en su garganta donde se quedó alojada. Los médicos que acudieron con premura nada pudieron hacer. El Papa murió asfixiado.





Isadora Duncam (San Francisco, 1878- Niza,1927), famosa bailarina estadounidense, murió al fracturarse las vértebras cervicales al quedar enganchado su echarpe en la ruedas traseras del coche en el que viajaba





Christine Chubbuck, una periodista estadounidense se suicidó durante una transmisión en vivo el 15 de julio de 1974. Ocho minutos después de que comenzara su programa, sacó un revólver y se disparó en la cabeza.





George Plantagenet, duque de Clarence, era un miembro de la familia real británica que pasó a la historia como personaje de la obra Ricardo III de William Shakespeare. Según documentos de la época, para ejecutarlo fue ahogado en un barril de vino, en 1478. Se dice que podría haber sido una broma de los verdugos, que conocían su fama de bebedor.





El novelista inglés Arnold Bennett (1867-1931) murió en París en 1931, tras beber en público un vaso de agua, ya que trataba de demostrar a los incultos ciudadanos parisinos que el agua que bebían no provocaba el contagio de la epidemia de tifus que abatía la ciudad. Murió de tifus pocos días después de su demostración.






El luchador turco Yusuf Ismael murió ahogado en 1898, cuando el barco en el que viajaba de regreso a su patria, tras realizar un gira por los Estados Unidos, zozobró al chocar con otra embarcación. Lo curioso es que casi todos los pasajeros del barco lograron sobrevivir nadando, pero Yusuf se hundió, ya que se negó a deshacerse de los cinturones de oro que había ganado en sus combates en los Estados Unidos.





Cuentan las crónicas del siglo XVII que el médico, orador y poeta Gaspar Balaus, creyó al final de su vida que estaba hecho de mantequilla. Por ello, por temor a morir derretido, evitaba acercarse al fuego y a cualquier otra fuente de calor. Al parecer, un día que paseaba comenzó a hacer mucho calor, por lo que temiendo derretirse, se tiró de cabeza a un pozo, y en lugar de morir fundido, murió ahogado.






Julien Offray de la Mettrie decía que el ser humano debe gozar de los placeres carnales y disfrutar de la repostería trufada hasta la saciedad. Llevada a la práctica su teoría, no pudo resisitir el empacho, enfermó y murió





En 1916, el influente monje ruso Rasputin tomó vino, pasteles envenenados, más tarde recibió cinco balazos mortales y fue golpeado en la cabeza con una barra metálica, sin que nada de eso pudiera terminar con su vida. Su inexplicable vitalidad no se quebrantó hasta que un grupo de personas allegadas le arrojaron, bien atado, por un agujero abierto en el helado río Neva, en 1916. Antes de eso, le fue amputado el pene, del que se dice tenía unas proporciones descomunales (28′5 cm.)





Jacques LeFevrier quiso asegurar bien la manera de suicidarse. Se fue a la cima de un acantilado y se ató un nudo alrededor del cuello con una soga. Anudó la otra extremidad de la soga a una roca grande. Bebió veneno y se incendió la ropa. Hasta trató de dispararse al último momento. Saltó del precipicio y en el mismo momento que caia se disparó . La bala, que no lo tocó, cortó la soga sobre él. Libre de la amenaza de ahorcarse, cayó al mar. El repentino zambullido en el agua extinguió las llamas y le hizo vomitar el veneno. Un pescador que pasaba por ahi lo sacó del agua y lo llevó a un hospital, donde murió… de hipotermia






En 1911, el sastre francés Franz Reichelt decidió probar su invención, una combinación de sobretodo y paracaídas, saltando de la Torre Eiffel. Les dijo a las autoridades que utilizaría un muñeco, pero a último minuto decidió probarlo él mismo. Su invento no funcionó.








En 1991 en Tailandia una mujer de 57 años de nombre Yooket Paen estaba caminando por su granja cuando resbaló en excremento de vaca, se agarró de un cable con tensión y murió electrocutada. Después de su funeral, la hermana de Yooket les estaba mostrando a unos vecinos cómo había sido el accidente, ella también se resbaló, se agarró del mismo cable y también murió.







Bobby Leach no temía cortejar a la muerte: en 1911 fue la segunda persona en el mundo en sobrevivir a una caída en barril por las cataratas del Niágara. Realizó muchas proezas de ese tipo, por lo que su muerte es especialmente irónica. Caminando por una calle de Nueva Zelanda, Leach tropezó con un pedazo de cáscara de naranja. Se rompió la pierna tan mal que debió serle amputada. Murió debido a complicaciones de la cirugía.





Li Po, considerado uno de los dos más grandes poetas de la historia de la literatura china tenia el defecto del alcohol. Cuentan que muchos de sus poemas los escribió mientras estaba alcoholizado. Murió intentado abrazar el reflejo de la luna al caer de su bote al río Yangtzé, obviamente estaba en completo estado etílico.


0
0
0
3
0No comments yet
      GIF
      New