Popular channels

Las quintillizas de oro, milagro y explotación







Las 5 hermanas Dionne, son las primeras quintuplets gemelas idénticas conocidas en sobrevivir a su infancia. El 28 de mayo de 1934 en una granja de la aldea de Corbeil, en Ontario cerca del límite de la frontera de Canadá, una madre franco-canadiense Elzire Dionne dio a luz cinco niñas, una serie de cinco idénticas criaturas jamás vista.



Nacidas prematuramente dos meses de antelación, cada bebe era lo suficientemente pequeño para ser abrazado por una mano, apenas superaban los 6 kilos. Pocos esperaban que sobreviviran, incluso los padres se temían lo peor.



Pero sobrevivieron, las mujeres de las aldeas cercanas ofrecieron su leche materna y la Cruz Roja canadiense envió enfermeras y una incubadora, convirtiéndose así en el primer quintuplets de gemelos idénticos en sobrevivir a la infancia del que se tenga conocimiento.




Muy pronto el Mundo erigió a las Dionne como los “bebés milagro“, convirtiéndose en un símbolo de fortaleza y alegría durante los terribles momentos de la Gran Depresión. Todo tipo de productos se comercializaron magnificando a las increíbles bebes milagro. Las chicas se convirtieron en una atracción turística.



En 1937, cerca de 3000 visitantes pasaban a diario a través del Quintland, el hospital que decidió acoger a las hermanas. Con lo que se estima que cerca de 3 millones de turistas realizaron su visita entre 1934 a 1943. Como era de esperar Hollywood también quería explotar la fama, cuatro películas se hicieron sobre ellas en la década de 1930, todas con final feliz.



Pero la “verdadera vida” de las hermanas Dionne era toda una pura infelicidad. El 27 de mayo de 1935, el gobierno provincial de Ontario decidió separar a las cinco hermanas lejos de sus padres. El padre firmó un contrato con unos promotores que iban a exhibir a las niñas, en la Exposición Universal de Chicago. Aunque canceló el contrato un día después de firmarlo, las autoridades intervinieron ante posibles secuestradores y explotadores.



Sin embargo en la custodia a cargo del Estado, las chicas más grandes de Canadá se convirtieron en una atracción turística. En los medios, eran ofrecidas como las niñas de la educación, gozando de una zona privilegiada con piscina y todo tipo de juegos. Pero en realidad era un patio de recreo, rodeado de vidrio que permitía a los visitantes ver a las niñas tres veces al día. Desde el interior, el cristal se cubrió con pantallas de malla fina para ocultar a los espectadores.



Las niñas fueron utilizadas en todo tipo de anuncios, muñecas de Madame Alexander, Palmolive líquidos, jarabe, postales, platos, pasta de dientes y un sinfín de productos que produjeron enormes beneficios. Según algunas estimaciones se obtuvieron alrededor de 500 millones de dolares en menos de una década.


Una de las tantas publicidades en la que las hermanas fueron usadas

Tras una amarga lucha con el gobierno, los Dionne en Noviembre de 1943, consiguen la custodia de sus hijas. Pero lejos de darles una vida normal, continuaron mostrando a las niñas en esta rentable atracción.

ht

Annette, Marie Cécile, Emilie Jeanne, Alma Reina y Ivonne, viajaron con frecuencia para llevar a cabo multitud de funciones, se le negaron privilegios como los demás niños, y aunque acabaron los estudios de secundaria nunca sintieron realmente una educación tierna y familiar.



Una vez cumplida su mayoría de edad, abandonaron el hogar y el contacto con unos padres que utilizaron la asombroso alumbramiento de las quintillizas de Ontario como una suculenta forma de obtener beneficios.



En 1998, tres hermanas sobrevivientes alcanzaron un acuerdo con el gobierno de Ontario para recibir una compensación económica tras reconocer abiertamente su explotación.




0
0
0
0No comments yet