Canales populares

"Las tormentas son iguales desde hace 40 años"

A una semana de las fuertes precipitaciones que ocasionaron grandes inundaciones en el país, especialistas en Atmósfera y Climatología explicaron a Infobae los fenómenos de los últimos años en Argentina y en el mundo. ¿Qué generó los últimos desastres naturales?



La madrugada del último lunes llenó de sobresaltos y lágrimas a cientos de bonaerenses y porteños: hubo localidades del sur de la provincia donde el agua entró a las casas y superó el metro de profundidad; Luján aún hoy parece Venecia pero con una triste postal del agua cubriendo por completo su centro turístico, al frente de la Basílica. En la Ciudad, una vez más, los comerciantes del barrio de Belgrano vieron sus inversiones bajo el agua.

A siete días de la última y más poderosa tormenta que azotó a cientos de localidades argentinas, aún hay familias evacuadas y varias ciudades continuan inundadas. En los EEUU y el Caribe, el huracán Sandy arrasó con todo lo que encontró a su paso, dejando 147 muertos. ¿Por qué parece que las tormentas son cada vez más fuertes?
lujan

"Las tormentas son de la misma intensidad que antes pero ahora ocurren donde vive más gente, la población es mayor. Si uno piensa, la población que tenía la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano hace 40 años es muy distinta a la actual. Por eso, son fenómenos que ocurrieron y vienen ocurriendo desde hace años, éstos fenómenos no son distintos de los que ocurrían hace 40 años", aseguró Paola Salio, investigadora del Conicet y profesora del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la UBA.

A su vez explicó: "Al haber mayor cantidad de población en un lugar, esa población se ve mucho más afectada por el fenómeno que hace algunos años atrás. La realidad es que hoy es más noticia cuando ocurre en un lugar que es densamente poblado. Desde mi punto de vista esos fenómenos pasaron antes, no son cosas que no hayan sucedido, pero ahora toda la región de Buenos Aires y del Conurbano está tan densamente poblada y el impacto de cualquier tormenta que ocurre es mucho más grave porque hay más gente afectada porque antes no vivían en ese lugar".

Por su parte, Anthony R. Deane, asesor agroclimático de Weather Waise Argentina, sostuvo que las tormentas como las de la madrugada del lunes se producen como consecuencia del cambio del patrón climático que se observa en diversas partes del mundo.

Además, destacó: "Las lluvias de agosto que se produjeron en las zonas Pampeana y Mesopotámica no fueron debidas al Niño –fenómeno del Pacifico ecuatorial que hace que se genere más vapor y por ello cambia el patrón climático a nivel mundial– y en Brasil debería haber comenzado a llover en septiembre, pero no pasó, entonces llegan los vapores del Brasil”.

Cambio climático: no sería el culpable de todo


"El cambio climático es algo que hoy está muy de moda. Lo que sí está demostrado es que los extremos de precipitación van a ser cada vez más extremos –utilizando modelos de pronóstico–, pero no está claramente comprendido cómo van a ser extremos. Por ejemplo: una estudiante hizo un estudio sobre la variabilidad de hace 60 años de la presencia de granizo y en él muestra que no hay efecto de aumento en la cantidad de granizo en ese lapso", relató Salio, y reflexionó: " Entonces, ¿por qué ahora es tanta noticia? Porque el parque automotor de la Ciudad de Buenos Aires es enorme y ahora son más los parabrisas que se rompen cada vez que cae granizo. Es muy discutido aún el cambio climático".

La investigadora fue más allá de los profesional e hizo una observación del cambio social en cuanto a afectos: "Lo mediático va mucho más allá: hay más autos, casas, más cosas para romper, entonces el impacto es mayor y las redes sociales hace que esto sea más noticia".

Por su parte, Pablo Canziani, investigador del Conicet, aseguró "los estudios de cambio climático indican que se incrementó el número de lluvias extremas y probablemente sigan en aumento. Es una de las señales del cambio climático".

Finalmente, Salio pidió: "No asociar todo al cambio climático, el énfasis debe estar ahí. Está de moda, pero no es el culpable de todo".

Uruguay también sufrió éstos fenómenos


Walter Baethgen, máster y doctor en Ciencias Ambientales por la Universidad de Virginia y director del Programa para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional de Investigación en Clima y Sociedad de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, se refirió al fenómeno meteorológico que se vivió en el país oriental: desde hace un mes sufren "vientos inusualmente fuertes de más de 120 kilómetros por hora", según destacó el periodista Emiliano Cotelo en la publicación online El Espectador.

"Probablemente estos no sean fenómenos nuevos que nunca ocurrieron. Lo que sí está pasando y es lógico esperar por los problemas del cambio climático es que estos eventos extremos sean más frecuentes y más dañinos de lo que eran normalmente hace 50 o 60 años. Eso es lógico, no es un invento, eso tiene una base científica", dijo Baethgen.

En tanto, explicó: "Yo tengo una manera de explicar esto en forma de caricatura. Imaginemos el mundo como un sistema cerrado con masas de agua que se evaporan en los océanos, se transforman en nubes, que son llevadas por el viento a los continentes, donde caen como agua de vuelta y terminan escurriéndose al océano cerrando el ciclo hidrológico. Si a ese ciclo hidrológico uno le agrega calor, es lógico esperar que se intensifique, que todo se haga más rápido, más intenso, y entonces que en lugares donde antes llovía una cierta cantidad de milímetros llueva mucho más y sean episodios mucho más intensos, grandes lluvias en pocos días, y en otros días llueva menos. Es lógico esperar que cuando uno le agrega calor a un ciclo hidrológico eso se intensifique. Y cuando eso se intensifica, también es lógico esperar eventos extremos, ya sea de grandes vientos, de grandes sequías, de grandes lluvias".

Finalmente, destacó: "Precisaríamos cientos de años de observaciones, porque estas cosas pasan –o pasaban– cada relativamente muchos años, entonces para estar seguros de que realmente hay una tendencia se precisarían muchos años. Lo que sí está claro es que uno de los efectos esperados con el cambio climático que ya existe –porque el cambio climático no es un tema de futuro, el clima ya viene cambiando–, del calentamiento global, es que se intensifique el ciclo hidrológico y que haya eventos extremos más frecuentes. Entonces es posible que el aumento de la frecuencia de los eventos extremos esté relacionado con el cambio climático".
0No hay comentarios