Check the new version here

Popular channels

Leones comehombres







En marzo de 1898, el Teniente Coronel John Henry Patterson llevó a la construcción de un puente ferroviario sobre el río Tsavo que unía las lineas de Kenia y Uganda, sufragado por la empresa Uganda Rail Way. Durante el período de construcción, muchos trabajadores ferroviarios indios fueron asesinados por una temible pareja asesina que arrastraba a los hombres fuera de sus tiendas de campaña durante la noche para ser devorados; son los apodados Tsavo man-eaters (comehombres de Tsavo).


Teniente Coronel Patterson, al mando de la construcción de las vías y la caza de los leones.

Esta pareja de machos de leones africanos consiguió tener en jaque a miles de trabajadores que renunciaban a trabajar en la zona ante la brutalidad de los hechos, no les bastaba con asesinar a sus victimas para alimentarse de ellas, sino que las destrozaban y las dejaban cerca del campamento intentando demostrar quienes mandaban en el contorno del río Tsavo. Pertenecían a la variedad de leones de Tsavo, característicos por su falta de melena en los machos.



La construcción se llevó a cabo principalmente por trabajadores indios traídos de la India británica, y muchos de estos trabajadores permanecerían en Africa para crear las comunidades minoritarias en Kenia y Uganda.



Los trabajadores atemorizados por la escalada de asesinatos que acontecían durante la noche, decidieron instalar vallas alrededor del campamento pero ni estas conseguían frenar a estos grandes felinos que sigilosamente arrancaban partes de la valla en busca de sus victimas.


Tnte Coronel Patterson junto al primer león abatido.

Ante el terrible aumento de asesinatos, el gobierno británico realizó numerosas batidas infructuosas hasta que fue abatido el primer león el 9 de Diciembre de 1898, En un principio herido por Patterson había huído, para volver a la noche y comenzó a perseguir a su atacante, incluso cuando éste trataba de cazarlo. Le disparó varias veces con un Lee-Enfield calibre .303, y por la mañana se le siguió el rastro, encontrándolo muerto con cinco heridas de bala en el cuerpo.


El segundo león abatido unas semanas después que su compañero.

tres semanas más tarde fue encontrada la segunda fiera muerta. El segundo león recibió otros cinco disparos con un Lee-Enfield calibre .303, y se las arregló para levantarse y contraatacar aún en tan severas condiciones, por lo cual le disparó dos veces más con una carabina Martini-Henry, una vez en el pecho y otra en la cabeza, lo que acabó con su vida. Patterson afirmó que el depredador murió royendo la rama de un árbol caído, tratando de alcanzarlo. Sin embargo es muy probable que los relatos de la cacería estén adornados de exageración.

Estos asesinos en serie consiguieron acabar con la vida de 140 lugareños y trabajadores al mando del Teniente Coronel Patterson, aunque recientemente científicos han establecido mediante el análisis de las pieles que fueron 35 en total (11 uno y 24 el otro) y no la exagerada suma presentada por Patterson para hacer así su hazaña más grande y vender mejor su libro.


Los cráneos de los leones come hombre.

Como máximo, además de los estudios teniendo en cuenta las cifras de la empresa ferroviaria se estima que llegaron a comerse 75 personas, aunque claro que eso no establece que las hayan matado a todas, siendo que había gran cantidad de cadáveres entre los trabajadores que no resistían el esfuerzo más los habitantes de la región que morían tanto de desnutrición como enfermedades.

Patterson decidió hacer unas alfombras para la entrada de su casa con las pieles de éstos, años más tarde fueron donadas al museo Field de historia natural de Chicago donde fueron restauradas. En la actualidad Kenia reclama las piezas para su museo natural, ya que según ellos los Tsavo Maneaters forman parte de la historia y patromonio de Kenia.


Libro escrito por Patterson

Nunca llegó a esclarecerse el por qué de los ataques, pero entre las teorías más aceptadas están:


  • Un brote de peste bovina en 1898 diezmó las presas habituales de los leones, forzándolos a buscar fuentes alternativas de alimento.

  • Los leones pueden haberse acostumbrado a ingerir los cadáveres humanos que encontraban cruzando el río Tsavo. Caravanas de esclavos con destino a Zanzíbar atravesaban habitualmente el río.

  • Los leones fueron atraídos por las cremaciones apresuradas de los trabajadores hindúes.

  • Sus mandíbulas dañadas le hacían dificultosa la caza de sus presas habituales por lo que cazaban humanos al ser más fáciles de consumir





0
0
0
1
0No comments yet