Check the new version here

Popular channels

Ley de telecomunicaciones.FALSO

Massa: “Copiaron la ley de telecomunicaciones venezolana para influir sobre los contenidos”

FALSO

El líder del Frente Renovador afirmó que el proyecto del oficialismo prevé esa posibilidad. Sin embargo, a diferencia de la ley de ese país, el texto dice lo contrario y los especialistas coincidieron en que sólo regula la infraestructura.


“Lo que hicieron fue copiar la ley de telecomunicaciones venezolana para que el que tiene el control de la Secretaría de Comunicaciones pueda influir sobre los contenidos que tienen que viajar por la infraestructura de redes”, aseguró durante el Congreso del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) el diputado nacional y precandidato a Presidente del Frente Renovador, Sergio Massa, sobre el proyecto “Argentina Digital” que impulsa el Gobierno nacional.

La redacción del proyecto -que se debatirá hoy en el Senado de la Nación- muestra lo contrario, y todos los especialistas consultados para esta nota coincidieron en que no se trata de un texto que regule contenidos sino la infraestructura del transporte de comunicaciones.
“Se declara la presente ley de orden público, excluyendo de su objeto cualquier tipo de regulación de los contenidos, cualquiera fuese su medio de transmisión”, anuncia el proyecto de telecomunicaciones del Gobierno en sus considerandos, y repite esta declaración en el primer artículo. Además, el artículo 2 agrega: “La presente ley tiene como finalidad establecer con claridad la distinción entre los mercados de generación de contenidos y el de transporte de los mismos”.

Consultado por Chequeado, el doctor en Ciencias de la Información y profesor de la Universidad Nacional de Quilmes Martín Becerra explicó que “el texto oficial abarca la infraestructura de las redes telefónicas, de conexiones de banda ancha y de televisión por cable, pero no regula contenidos”.

La legislación venezolana, en cambio, sí regula aquellos mensajes que viajan a través de los “medios de telecomunicaciones”:

- La Ley Orgánica de Telecomunicaciones de Venezuela, modificada el 20 de diciembre de 2010, establece en su artículo 5: “El contenido de las transmisiones o comunicaciones cursadas a través de los distintos medios de telecomunicaciones entre ellos radio, televisión y producción nacional audiovisual podrán someterse a las limitaciones y restricciones que por razones de interés público establezca la ley y la Constitución de la República”.

- Si bien el texto no aclara cuáles son esas restricciones, ese mismo día la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó una reforma a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, texto donde la autoridad de aplicación puede, a partir de su artículo 26, regular contenidos estableciendo distintas tipologías y prohibiendo la difusión de ciertos mensajes (los que “induzcan al homicidio” o “desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas”, por ejemplo). Además, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones puede establecer sanciones económicas o de cesión de espacios de aire.

“No solamente no existe argumento empírico que permita comparar el proyecto con la ley venezolana, sino que tampoco el marco normativo integral de medios audiovisuales es asimilable -puntualizó Becerra y agregó- La ley venezolana sí regula la línea editorial; mientras que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual argentina, no”.

Eduardo Bertoni, director del Centro de Estudios de Libertad de Expresión y Acceso a la Información (CELE) de la Universidad de Palermo, explicó por qué el Estado tiene vedado influir sobre este campo: “Regular contenidos es una manera de violar el derecho humano a la libertad de expresión y abre las puertas a procesos de censura”. Además, recordó que como relator especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció que la Ley de Responsabilidad Social venezolana contravenía el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El ex secretario de Comunicaciones durante la Presidencia de Fernando de la Rúa, Henoch Aguiar, coincidió en que “este proyecto no replica la ley venezolana y no se mete con los contenidos. Ahora, en lo que es telecomunicaciones, le da más poder al Estado que el que se le da en Venezuela”, señaló.

Aguiar, autor del Decreto 764/2000, que rige este mercado actualmente, mencionó en ese sentido que “las atribuciones que tiene la autoridad de aplicación (en la nueva ley que impulsa el Gobierno) para forzar el arrendamiento de redes contra la voluntad de algún operador no tiene límites. En el caso venezolano, en cambio, la propia ley establece límites y criterios a la intervención del regulador”, comparó citando el artículo 127 de la normativa de telecomunicaciones de ese país.

Neutralidad de la red

La no regulación de los contenidos de “Argentina Digital” se da a tal punto que el proyecto del Gobierno plantea de modo impreciso la necesidad de garantizar la “neutralidad de la red” (es decir, la no discriminación de ningún tipo de contenidos), un aspecto que es visto como negativo por los especialistas consultados.

“Este proyecto generalista no permite saber cómo funcionará la neutralidad de la red en la Argentina si es aprobado”, sostuvo Becerra.

Con el texto actual, “algunos proveedores de caño o de conectividad que tengan acuerdos con algún grupo de medios podrán priorizar los contenidos de ese grupo por encima de los demás”, criticó por su parte Beatriz Busaniche, miembro de la Fundación Vía Libre, una institución dedicada entre otros aspectos al estudio de las normativas que regulan Internet.

Busaniche agregó que es necesario que el bloque del oficialismo establezca una clara definición sobre este concepto en el texto de la norma para evitar abusos futuros. Para eso, “se puede tomar como ejemplo el predictamen que hace un año y medio se trabajó en el Senado de la Nación”, recomendó.
0
0
0
0
0No comments yet